Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Las dos caras de la verdad.

Devoro en tres sentadas una miniserie Australiana llamada The Slap. Tampoco son muchos episodios; 8 estupendos capítulos que ya se está encargando la televisión americana en hacer su propia versión (no sé si la veré, ya que la original es realmente buena) The Slap gira en torno a un incidente ocurrido en el primer capítulo, una bofetada que un personaje da a un niño que no es su hijo y que explota como si de una bomba atómica se tratase. A partir de ahí cada capítulo se centra en un personaje; personas que estuvieron ese día siendo testigos del incidente, y que claro está, tienen algo que opinar sobre el mismo.
Tampoco quiero contar mucho más sobre una serie, que como digo, es muy interesante, ya que trata muchos temas: temas que entroncan con la condición humana; la vejez, la moral, la amistad, la sexualidad, la maternidad, la educación, o la religión, se entretejen con maestría y al terminar, deja un buen sabor de boca, un final feliz para gente que intenta vivir lo mejor que pued…

¿El impostor?

Leo con un mes de diferencia El impostor de Javier Cercas, y Como la sombra que se va, de Antonio Muñoz Molina, libros que tienen una temática parecida y que además han sido publicados casi al mismo tiempo. Tienen muchas más cosas en común: ambos intentan desentrañar el dilema de dos personas totalmente diferentes: Enric Marco, El impostor,  un catalán que pasó gran parte de su vida haciendo creer a todo el mundo que había estado en un campo de concentración, y James Earl Ray, protagonista de Como la Sombra que se va, y que se hizo mundialmente conocido por ser el asesino de Martin Luther King. En realidad los dos libros intentan desentrañar la personalidad de sus personajes reales (a los que convierten en Ficción) de manera diferente, y con diferente suerte, ya que al fin y al cabo, son dos libros distintos y sobre todo, son dos autores muy diferentes, los cuales apenas comparten más que el idioma en su manera de enfrentarse a la literatura.
¿Todo es Ficción?
Descubrí a Muñoz Molina m…

De vuelta a la caverna

Intento hablar desde hace unas semanas de Happy Valley, serie Inglesa que me ha gustado mucho, y que claro está, quiero recomendar desde aquí con una entrada. El problema, o el problema que me pongo yo, es que no encuentro el punto de unión para, como siempre hago en este blog, hacer un reflexión más allá de la ficción. Así que, lo único que se me ocurre, que no es poco, es hablar de la serie, contar algo de su argumento, y decir que es estupenda…o puede que cuente más a medida que vaya escribiendo.
Happy Valley transcurre en un pueblo Inglés donde una Policía vive con su hermana y con su nieto, al cual ha adoptado después de la muerte trágica de su hija. En otra trama, la cual se une a la primera, un hombre intenta chantajear a su jefe con la ayuda de unos exconvictos. En realidad, creo que esto es todo lo que se puede contar de la serie, porque hablar más sería desvelar una estupenda trama que, sinceramente, se disfruta mucho cuando se ve sin ningún tipo de sorpresas.
Es curioso como…

Una pieza inacabada

Me entero de la noticia en Julia en la Onda, de que Anne Perry, conocida escritora de novela negra, es una de las chicas que retrató Peter Jackson en su estupenda película, Criaturas Celestiales, película, claro está, basada en hecho reales. En la película se contaba la historia de dos adolescentes que se hacen muy amigas en el colegio, y que comparten su afición por el cine y por la literatura. Es tanta la compenetración que sienten (además de ser amantes) que ambas se ponen a escribir una novela de aventuras con un mundo mágico donde se dejan llevar, donde se aíslan y viven, donde olvidan que les ha tocado una adolescencia donde no son las más conocidas de la clase. Finalmente una de ella tiene que irse, y la otra quedarse en su ciudad, ya que la madre no la deja ir. Solo tienen quince años. Ambas deciden matar a la madre para que así puedan estar siempre juntas. Un crimen horrible que retrata a la perfección Peter Jackson en una película que después de veinte años sigue fresca e in…