Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

El empeño por olvidar.

Veo por algunos foros de series como The Leftovers apenas ha gustado a nadie. Críticas más o menos elaboradas en las que, como norma, se han decepcionado al no encontrar la serie que esperaban, seguramente más cerca de Lost (Damon Lindelof que era creador de esta, también lo es de Leftovers) que de películas como El dulce Porvenir de Atom Egoyan, película que por otra parte adoro. Yo llego a la serie, tanto por Lindelof, como por Tom Perotta, otro de los creadores, y al que en España apenas se le traduce. A Perotta siempre lo recordaré por Little Children, película que pasó bastante desapercibida, y que a mí me gusta mucho.
No sé cómo escribir esta entrada sin desvelar la trama de Leftovers, ya que su primer capítulo resulta muy impactante, y en él se cimenta el resto de la temporada. Digamos que hay un pequeño incidente que cambia la vida de todo el mundo. A partir de ahí, la serie, en lugar de llegar a desentrañar qué ha pasado, cómo se ha producido el incidente, se centra en la vid…

Luego ya vendrán los madremías.

Me recomienda mi amigo Miguel Ángel que vea un capitulo de South Park, serie que no veía hace muchos años, y a la que en “esos años” no le pillé el punto. Ahora, me he vuelto a enganchar: serán esos años de más que cambian la perspectiva. 
En el capitulo que me recomienda a Stan y a su padre les pasa algo raro. Stan empieza a escuchar la música que escuchan sus amigos, y de repente todo le suena a pedos. (literalmente) A su padre le pasa igual, pero finge que le sigue gustando la música porque quiere parecer joven. Lo malo es que a Stan empieza a sonarle todo a pedos, no sólo la música, sino el cine, o la televisión. Sus amigos a los que la música les suena estupendamente, empiezan a darle la espalda, ya que Stan se empieza a volver un cascarrabias, y no les deja disfrutar de la música, y de sus aficiones. Más o menos esto es el capítulo. Luego volveré, imagino. 
Uno nunca sabe qué impulso le atrae para intentar descubrir nueva música, o cine, o novelas, también series. Quizá esto ya se…