Ir al contenido principal

Etiquetando el Arte.


En estos días que corren, a veces convulsos, a veces tranquilos, me da la impresión, o mejor dicho, llego a la conclusión que entre todos hemos estandarizado el arte, que por fin le hemos puesto nombre a cada forma artística, y la hemos marcado con su etiqueta: esto es bueno, esto es malo, esto es regular, esto es vanguardia, esto es provocación, esto es una mierda, infumable, y esto, no sé qué es, pero me gusta…imagino.

En realidad, creo que todo esto nace de una necesidad por explicarnos a nosotros que lo que hemos visto lo hemos entendido, y que no nos están engañando, ni tomando el pelo, cosa que, la mayoría de las veces odiamos.

Yo también me he subido y me subo a éste carro de las etiquetas artísticas, sobretodo porque es cómodo y muchas de la veces tampoco el mundo del arte, cine, música y literatura, da para más.

Lo que hay es lo que hay, y así vamos entreteniéndonos sin muchos cambios; en el fondo, hay una linealidad que últimamente me molesta, porque si bien hay mucha calidad, hay pocas veces que el arte me revuelva, y a mi, sinceramente, me gusta mucho revolverme, para bien o para mal.

La última película de Almodóvar, La piel que habito, me gustó. (lo escribo y me posiciono, sin juicios) Si le pusiera etiqueta, diría que no es mi favorita del director Manchego, pero que hay cosas que me gustan mucho, y otras menos, y que excepto el principio que me desconcierta y que no entiendo, el resto de la película me entretiene, creo que la comprendo, y su final me parece soberbio, en un límite cerca del ridículo que adoro.

Digamos que esta sería mi crítica normal de la película, la que hubiera hecho si la acabara de ver, porque la vi cuando se estrenó, y no he vuelto a revisarla. Sin embargo, ahora, después de los meses me doy cuenta de que la película tiene algo más, y es que abre un camino hacia otros lados; no sólo es que pueda gustar o no, es que los que NO les gusta la película se muestran como estandartes para convencerte que la película es mala. Varios meses después sigo hablando sobre la película, una y otra vez, sobretodo con gente que me intenta sumar a gente a los que no les gusta la misma. Y no sólo eso, añadiría que pasarán muchos meses más, pasarán muchas películas de calidad de las que no hablaré más de una vez o dos con alguien, y la película de Almodóvar seguirá generando conversación.

Y vuelvo a mi pregunta ¿Se habla tanto de la película de Almodóvar porque no sabemos etiquetarla, y eso molesta, o porque es mala? ¿Y si es tan mala, por qué sigue viva después de muchos meses de estreno?

Está claro, o esta vez es más claro, que la opinión de la misma está dividida: que le entreguen el Bafta a la mejor película extranjera quiere decir que hay mucha gente, al menos en Inglaterra, a los que les gusta la película.

Por eso, desde aquí, defiendo la película, porque buena o mala, se ha convertido en un producto ajeno a la historia, se ha convertido en Arte, sin normas, y sin final.

Sin etiquetas.

Comentarios

Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
...¿Qué te digo?, pues lo que henos hablado esta mañana...que a mí me parece estupenda y no contada. No me ha gustado, me ha encantado TODO, absolutamente todo. Nada me parece ridículo ni gratuíto. El final es valiente como él mismo, porque hay que echarle cojones, andar esa linde y quedar de puta madre...
Beso
Ricardo Baticón ha dicho que…
Yo también la defiendo... a mí me parece muy origina y sobre todo DISTINTA a todo lo que habíamos visto hasta ahora y eso tiene su mérito. Muy guapa la imagen de la carátula de la peli que has elegido, no la había visto todavía.

Saludos!
Amador Aranda ha dicho que…
...me gusta y me trae buenos recuerdos ese nick tuyo Rosana, Unos zarcillos pa mi luna... a ver si lo vemos más. Besos.

Lo del cartel es raro Ricardo, porque éste fue el primero que salió poco antes de que saliera el trailer...diría que es de Juan Gati, el que suele hacerle los carteles a Almodóvar, pero no estoy seguro. El que finalmente ha quedado no me desagradaba, pero este es magnífico. Saludos.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …