Ir al contenido principal

La vida en un libro de Murakami.

Había perdido un poco la esperanza con Murakami, ya que, sus últimas novelas me estaban pareciendo malos espejismos de lo que a Murakami le había hecho famoso: Tokyo Blue, Kafka en la Orilla...

Así que, con algo de cautela, me puse a leer 1Q84, última novela rota en tres partes. (En España el primer libro contiene las dos primeras)

Si hay algo de lo que puede presumir Murakami es de crear universos en los que la realidad y la fantasía se mezclan tan perfectamente, que el lector no piensa ni por un momento que ha pasado de un género literario a otro, sino que el género es un todo en el que transcurre su peculiar mundo.

En 1Q84, título con reminiscencias Orwellianas, crea un universo particular a través de dos personajes, uno femenino, Aoemame, y otro mas masculino, Tengo, en los cuales los capítulos se van resolviendo cada vez en uno de los protagonistas, dando al libro una peculiar estructura. Religión, sectas, mundos paralelos, y amores que perviven en el tiempo forman parte de los temas que trata Murakami en su novela, temas, por otra parte, en los Murakami no se posiciona, dejando al lector que saque sus propias conclusiones y se decante en alguno de los dados morales que él mismo plantea.

Y es que, 1Q84 es una delicia para cultivar la imaginación del que lee, haciendo una novela llena de interrogantes (en esto me recuerda un poco a la serie Perdidos, serie, por otro lado, de la que Murakami era un autentico fan. Llego a comprarse una casa en Hawai cerca de donde la rodaban.)

Y no, no es una novela donde los personajes muestran una complejidad que haga pensar al lector, es, una novela de aventuras, donde con cada capítulo crece la intriga de la trama, como en los mejores seriales, enganchando al que lee, y proponiendo nuevos retos, retos que intenta descubrir hacia donde nos llevará.

Y creedme, es francamente complicado saber hacia donde va todo esto.

Por eso, sin duda, estoy de lo más intrigado, a la espera de que en España se publique el tercer libro, que sin duda, volveré a leer en mi Kindle, por mucho que penséis que es una herramienta con poco futuro...desde aquí os lo digo.

 Es un invento estupendo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …