Ir al contenido principal

De todo un poco, y más.

Hace unas entradas me asustaba que con la edad la curiosidad mermara en mi, y el tiempo me hiciera interesarme menos en las películas, en la música, en los libros. Y es que, sí que es cierto que como norma esto ocurre, excepto, claro está, cuando en lugar de un hobby se trate más de una forma de vivir, de una forma de ver el mundo, y por consiguiente, la falta dejaría el mundo en que se vive trabado, a medias, sin vida.

En los días, pasa de todo un poco. Termino de montar mi corto, o casi, gano un premio, bien por mí, y veo peliculas, escucho música, y leo, leo mucho.

Sin duda, los Oscars de este año en cuanto a calidad han sido insuperables; no sólo de películas americanas, que había tres obras de arte: La red Social, Cisne Negro, y Toy Story 3. Si no también en las nominadas a mejor película de habla no Inglesa.

Incendies me deja petrificado gracias a su estupenda historia, un melodrama muy bien contado, y con un final de los apoteósicos. En el otro lado, En un mundo mejor, película Danesa que finalmente se llevó el Oscar, me conmueve con sus metáforas de vida, con su estudio sobre la violencia, con su verdad, o con una verdad en la que me veo identificado, en la que creo.

 En los días, también llegan nuevas noticias sobre Radiohead, malas, y menos malas. Las malas, que parece que no sacarán nuevo disco, y que tampoc darán ningún concierto. Las menos malas, que regalan dos canciones a quienes compramos su disco por anticipado, canciones por cierto estupendas, pero que en el fondo me cabrean bastante. ¿Por qué si las canciones son acordes con el disco, no la han metido en él...? ¿No es un poco tocapelotas?

Leo el nuevo libro de Murakami, pero esto me lo guardo para una entrada más larga.

Y veo series nuevas. Mildred Pierce, serie que aún no he acabado, miniserie más bien, dirigida por Todd Haynes, y protagonizada por Kate Winslet. El primer capitulo no me emociona mucho, pero he decidido seguir viéndola. Mildred Pierces trata la vida de una mujer en los años cincuenta en Estados Unidos, que recién divorciada, y con dos hijos, tiene que replantearse su vida en un entorno que es hostil para las mujeres.

Como digo, ya le daré otra oportunidad.


Y poco más, ya que en las próximas semanas, meses, la cosa estará muy caldeada. Festivales, y festivales, el Vértigo, y, todo lo que, poco a poco, nos desparará la vida.

Y nosotros mismos nos depararemos, claro que sí.

Comentarios

Mónica ha dicho que…
Hola!
¿Has terminado de ver la serie? ¿Qué te ha parecido? Es que me llamaba la atención... a ver si puedo verla en unos cuantos ratos :-)
besos
Amador Aranda ha dicho que…
Si, si que la he terminado...me ha gustado mucho. El único fallo es la diferencia de edad entre madre e hija...pero está muy bien..es un melodrama melodrama...jeje. besote.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …