Ir al contenido principal

Fiesta del Vinilo 2010

 
Fue en la navidad del 2007, cuando, después de una etapa de incertidumbre vital, decidí que lo mejor para alejar mi cabeza de problemas, de dudas, y en definitiva, de mi mismo sería arreglar la tercera planta de la casa de mis padres, una planta que a mi siempre me dio miedo, y donde creí que había fantasmas, como mínimo, pero que en el fondo, solo estaba llena de suciedad y de polvo.

Así que, cuando todo estuvo limpio, y yo había eliminado a los fantasmas, también a los interiores, una buena forma de celebrarlo, pensé, sería invitar a todo el mundo a una fiesta donde el Vino, y los Vinilos, fueran los protagonistas.

En realidad, lo de los Vinilos fue raro, porque no estaban todavía tan de moda como sí que lo están ahora.

Después de tres fiestas, y después de profundizar un poco en lo que fue la primera, me doy cuenta de que además la fiesta abrió un nuevo camino vital, camino que yo buscaba, y que, sin querer, abrí en compañía de los que estaban a mi lado ese día...algunos siguen acompañándome, y yo acompañándoles a ellos, y otros decidieron abrir también sus propios caminos.

Este año mi vida está más cambiada que nunca, y siento que cambiará aún más, espero que para mejor. Y claro está, el tiempo para preparar, adornar, limpiar, y cocinar, es mucho menor que otros años. Sin embargo, no quiero dejar de hacer una fiesta que me marcó tanto: es como si le debiera a la misma fiesta lo que ahora creo que soy, y sobretodo, a los que a ella acudieron.

Por eso, os invito a mi fiesta del Vinilo. Será el sábado día 25 de Diciembre, en esa tercera planta que a partir de ser limpiada, y pintada, también nos ha servido para grabar, y para experimentar con esa cosa tan difícil que es el arte, pero a la que le tenemos un cariño más que especial, yo diría, que nos mueve de manera vital.

La hora, sobre las 21:30. Traed comida, lo que se pueda o quiera, algo de beber, Vino, o lo que os apetezca, y sobretodo, traed Vinilos (si no tenéis no pasa nada, algunos nos hemos gastado el sueldo en ellos en éstos años), y claro está, ganas después de un día como Nochebuena. Yo intentaré que otra vez parezca todo nuevo, aunque, todo siga estando igual.

Os espero.

Comentarios

combatientes70 ha dicho que…
allí estaré para que celebremos esta forma tan especial de vivir y sentir la vida... supongo que iré con algun vinilo... aunque no creo que caiga en sus redes... más que nada porque he decidido que vivo en 30 metros cuadrados... besos
Amador Aranda ha dicho que…
Si lo del piso está muy bien, pero tb tiene una pared estupenda, en la que se pueden poner unas estanterías preciosas, donde colocar, películas, cds, vinilos, y lo que te de la gana...besos.
Inmaculada Pedrosa ha dicho que…
Fue un placer disfrutarte un año más en esa tercera planta, pequeño cacho de ti, que con la excusa de Fiesta Vinilo sirve de reencuentro para tantos que nos queremos.

Sigue contando conmigo....
Ricardo Baticón ha dicho que…
Buenas Amador!!

yo vinilos aún conservo unos cuantos en casa de mis padres, incluso un tocadiscos que sigue sonando bien... qué tiempos aquellos!

Por cierto, aunque con bastante retraso… Feliz año 2011!!!!

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …