Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

De tanto guiar.

La casualidad hace que en la semana pasada todo me lleve a Dreyer, director  Danés al que le presté mucha atención hace unos años, y que había olvidado algo.

Todo se olvida.

Le recomiendo a Miguel Angel Ordet, y le hablo de ella, y la recuerdo vagamente en la memoria, mala memoria la mía, ya que, la única vez que vi Ordet fue en una copia en VHS con subtítulos en Portugués...cosas de las vida.

A lo del Portugués volveré luego...

Así que como digo, la casualidad de la semana me vuelve a encontrar con Dreyer, esta vez, en forma de colección con cuatro películas y un documental sobre su cine, el cual adquiero. Por supuesto, lo primero que hago es revisitar Ordet, la cual descubro como nueva, porque, lamentándolo mucho, y mal que me pese, es una película compleja que la edad temprana puede jugar la mala pasada de no hacerla entender. Y yo, como joven que se acercó a  ella, no la entendí. Tampoco me arrepiento, aunque ahora intuyo que debería acercarme de nuevo a otras películas...todo a…

Cine familiar.

Qué bien le sienta al cine las familias. Esos entramados tan enraizados y complejos que el más mínimo cambio es capaz de romper una calma inventada que  ha durado generaciones, incluso siglos. Quizá al cine ahora le sientan tan bien estas historias, porque las familias, en muchos sentidos, han perdido el sentido ancestral de unión y la individualidad juega papeles más importantes que antes, enemistándose con el principal ingrediente de estas curiosas uniones que todos compartimos, en menor o mayor  medida.

Puede, además, que porque el germen sea tan fuerte, y que los personajes que dan sean tan extremos, que los Italianos son los que mejor reflejan esta vida familiar tan frágil como el cristal, y que es creadora de arquetipos tan curiosos con los de “la mamma”, esa fuerza de la naturaleza que cuida a ultranza de toda la familia.

Sin duda, la cumbre en el cine sobre tema familiar es la Trilogía del Padrino, fresco sobre la mafia, sobre sus miserias, sobre, al fin y al cabo, el ser h…