Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Enamorarse.

A veces pasa, muy pocas veces. Pasa que, la espera del disco de un grupo que te gusta, hace que el nuevo material se escuche con intensidad, con paciencia, con dedicación. Y lo mejor, siempre lo mejor, es que cuando el disco te gusta todo se vuelve maravilloso, y durante los días en que las canciones empiezan a escucharse, y se tararean las letras, y los ritmos empiezan a acomodarse en tu cabeza, lo vives todo con intensidad, como si, en el fondo, fuera la primera vez que escucharas música. No encuentro una sensación mejor que la de estar enamorado. Te enamoras de las canciones, que como amantes, necesitas escuchar una y otra vez. Buscando excusas para salir a la calle y darte una vuelta con el i pod. Bailando por la calle sin bailar, y contándole a todo el mundo lo enamorado que estás, y que si quieren ellos, también pueden estarlo. Escucharlo. Sentirlo al igual que lo sientes tu.

Tenía algo de temor con el segundo disco de Klaus & Kinski. Su primer disco, Tu hoguera está ardie…

Un personaje Shakespiriano.

Sin duda uno de los grandes placeres que tiene la literatura es, de vez en cuando, disfrutar de la lectura de alguna obra de teatro de Shakespeare. Ya sé, ya sé, no descubro nada a nadie, William Shakespeare es el mejor dramaturgo de la historia, y el más famoso, pero uno siempre se sorprende al acercarse a sus obras, por mucho que se hable de él, y se comente la calidad de su literatura.

Lo malo de Shakespeare, sin duda, es su dificultad a la hora de ser montado, dificultad que hace que por ejemplo en España apenas se le represente, excepto en raras ocasiones. En Inglaterra, afortunadamente, existe la Royal Shakespeare Company, compañía con dinero público que hace que los Ingleses puedan disfrutar muy a menudo de las obras del dramaturgo. Quizá por eso, porque la Royal Shakespeare sabe de la dificultad para representar a Shakespeare, han empezado a editar algunas de sus obras en formato Cine-Teatro, algo así como el Estudio 1 que, por cierto, empieza a recuperar Televisión Española.…

Ceremonia de los Oscar. 2009.

A las seis de la madrugada, cuando la ceremonia de los Oscars acaba de terminar, uno se pregunta, ¿y qué hago yo aquí, y porque otro año más me he vuelto a quedar despierto? Está claro que uno no aprende de una año para otro, porque sigo quedándome despierto cada Marzo.

Este año, además, hay que sumarle que la Gala ha sido muy aburrida, y que Steve Martin y Alec Baldwing no han sido los mejores presentadores, es más, no ha sido una buena elección desde el principio. Pero, ¿Quién es bueno para presentar una gala de este tipo?.

También hay poco que reseñar; no hubo mucha emoción, ni ninguna sorpresa, más allá de la de mejor película de habla no inglesa, que se lo llevó la estupenda El secreto de sus ojos. Ya era hora de que tuviera suerte en los premios esa película.

Lo demás, más o menos cantado, teniendo en cuenta el correo electrónico que el productor de En Tierra Hostil envió hace unas semanas a los académicos pidiéndoles el voto, y por lo cual se enfrenta a una demanda, y, claro…