Ir al contenido principal

Tres días con la familia.


Quizá, sin duda, sin duda lo creo, una de las pelis más curiosas del cine Español de este año sea Tres días con la familia, de Mar Coll, película, por otra parte, con un estreno minoritario, quiero decir, dos salas en toda España...o menos, y que, claro está, su salida en DVD tampoco ha sido mucho mejor. Tres días con la familia, en el sentido comercial, me recuerda  un poco a lo que pasó con La Soledad de Jaime Rosales, que, sino llega a ser por los Goya, no la hubiera visto apenas nadie.
En la temática, no tiene demasiado que ver, más allá de un espíritu de cine independiente, y de dramas personales. Tres días con la familia cuenta la historia de una chica joven, que vuelve a su casa para el entierro de su abuelo, y en donde volverá a ver a sus primos, y a sus tíos, y claro está a sus padres. No cuento más de la trama, aunque, aparentemente secilla,  está llena de detalles que la hacen realmente interesante. Destacaría, sobretodo, la veracidad a la hora de contar el entierro, sin grandes dramas, y en fin, muy español, ya que termina siendo una reunión social, más o menos triste, pero social.
Película recomendable, que además guarda un parecido con la última y magnífica película de Olivier Assayas, Las horas del Verano.
No dejéis de verla, al menos, para entrar en el pequeño círculo de gente que se ha acercado a ella, y que la ha disfrutado. Ah, y ni se os ocurra verla doblada al Castellano, una versión original en Catalán, Francés, y Castellano, le da mucha más credibilidad.

Comentarios

Ricardo Baticón ha dicho que…
Hola Amador... no la había ni oído... y me gusta tu propuesta!... ahora el reto será conseguirla porque me temo que será hasta difícil de conseguir verla, no?... Ya te contaré. Saludos!
combatientes70 ha dicho que…
Fue una peli que me dejó bastante helado en su día... no me gusta esa forma tan fría de narrar, de no implicarse... había algo que me distanciaba en demasía... salvo el momento del entierro cuando llega la amante y el de los gin tonic... el resto no me intereso y lo que menos la historia familiar de la prota... bueno... eso que pa gustos colores... que tengo ganas de verte pa discutir de series y cine... me he visto hung y ahora estoy reconociendo la valía de the wire...
Clara ha dicho que…
Gracias de nuevo por tus recomendaciones... intentaré conseguirlas aunque por lo que parece no es fácil.

Un abrazo,
Amador Aranda ha dicho que…
Seguro que te gusta Ricardo, y también la de francesa de Assayas...un saludo.

A mi me pasa lo contrario, la frialdad me gusta, creo que es una forma de gente que existe...o que por lo menos, yo hace unos años no crei que existiera, pero que sí que me encuentro cada día más...y lo veo identificado en la película. En fin, me emociona, una emoción contenida que no me hace llorar ni nada...pero que me gusta...Un besote.

De nadad Clara, seguro que te gusta también la peli. Un abrazo.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …