Ir al contenido principal

Devendra Banhart. What will we be.

Entre discos que no me acaban de convencer, y música, que me suena otra vez a lo mismo, además de, claro está, los discos y los discos, y más discos que se van acumulando, y escuchando poco a poco, tanto en el maravilloso Spotify, como en el Ipod, descubro, o, simplemente, por fin me quito los prejuicios y escucho a Devendra Banhart, icono indie, que, yo, al igual que mucha gente, le tenía su poquito de prejuicios. What Will we be, su último disco, me resulta fresco, divertido, y original, calificativos que en los último meses pocas veces encuentro en ningún disco. Por si acaso, reviso los anteriores discos de Banhart...pero no me gusta. Este es una excepción, pues...eso, me gusta, y pa mi que quede, o para quién quiera escucharlo. Os dejo enlace de Spotify.

Devendra Banhart – What Will We Be

Comentarios

David ha dicho que…
Como me siento aludido, qué grima me da el aspecto de este pájaro.
Escucharé el disco, pero en general me parece bastante disperso.
Amador Aranda ha dicho que…
El disco está bien, y tiene dos canciones que me gustan mucho más de lo normal, la primera y la tercera...en fin. A mi me da más grima todavía...en fin....ains
ma ha dicho que…
tomo nota... a mi hubo uno suyo que no me disgustó del todo, pero ni recuerdo cual era, jajaja

bs.

pe: a ver si me vuelve el interneeeeeeeeeeeeeeeeeeee!
combatientes70 ha dicho que…
la verdad es que me pasa como un poco a todos... luego he escuchado canciones por ahí... en pelis, en reportajes, en recopilatorios que me han gustado, pero siempre me ha dado pereza... pero una recomendación de mi ama no la dejo pasar a abrir el spotify, besos

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …