Ir al contenido principal

Series acabadas, de siempre, y nuevas.


Es curioso como, al menos en mi caso, imagino que hay más casos, siempre hay más, las series ya forman parte del consumo diario de historias, a las que ya pertenecían los libros, y las películas, y el teatro. Lo peor, o lo mejor, ahí cada uno, es que el abanico de series se ha multiplicado por tres en los últimos años, y, de tener una o dos series a las que se seguir, algunos hemos pasado a tener diez, u once, o más. Ni que decir tiene, que esto de las series es una elección, y cada uno se puede enganchar o desenganchar cuando buenamente quiera o pueda, según el grado de adicción a la misma.

Septiembre y Octubre son meses fatales para las series, porque es cuando hay que tomar la decisión de cuales dejar, cuales seguir, y a cuales engancharse. Las que dejar, después de ver algo de los primeros episodios, ya las tengo más que claras: Anatomía de Grey, serie que me ha dado muy buenos momentos, pero que, ya no me creo, y que me aburre. No pude acabar su capítulo doble de hace dos semanas. Heroes, después de una temporada pasada bastante mala, acaba también en el cajón de las serie acabadas. Sigo, claro está, con Brothers and Sisters, que me hace reír y llorar a parte iguales, al igual que la muy recuperada, Mujeres Desesperadas, serie que ha sabido reírse de ella misma, y reinventarse de la mejor de las maneras. Todavía quedan por llegar algunas ya empezadas, pero, claro está, no he podido resistirme a ver otras.

Hung es nueva, de la HBO, y acaba de terminar su primera temporada...así que, imagino, que entraría en el grupo de las series que seguiré viendo, ésta, en su etapa Estival, al igual que Weeds, o True Blood. Hung trata una historia de lo más curiosa, la de un hombre que pierde casi todo, a su mujer, hijos, y casa, y casi el trabajo, y que la casualidad, o el azar, y una gran polla, le hacen convertirse en Gigoló en sus horas libres. Hung, es curiosa, ha tenido una primera temporada irregular, pero, pese a todo, es una serie interesante, y que promete muy buenos momentos en sus siguientes temporadas; ya los ha habido también en la primera. Además, el creador de la serie en el estupendo director Alexander Payne, capaz como nadie de crear personajes de perdedores, cosa que también hace en Hung con el personaje de “la Proxeneta”.

Y llega otro momento raro, y es, el de encontrar series nuevas. No sé por qué, pero Bored To Death, serie también de la HBO, me ha sorprendido muy gratamente, sobre todo porque me ha parecido una serie muy POP, en el buen sentido de la palabra. Muy buenos chistes, personajes muy perdidos, y una música estupenda, Andrew Bird y TV on the Radio suenan en su primer capitulo, han hecho que tenga ganas de seguir a ese Detective casual, que no escribe novelas, pero que investiga casos extraños.

¿Y vosotros qué series veis, cuales habéis dejado, y a cuales os enganchasteis ya?



Comentarios

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …