Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2009

Herencia Familiar

Publico otro relato, publicado en Aldaba. Sigo además, con el tema familiar, ahora sobre las herencias, no las monetarias...jeje. Espero que os guste. Las ilustraciones son de David, preciosas por cierto.

Herencia familiar

1

Siempre recordaré las manos frías en pleno verano, los pies helados, a punto de congelarse, que hacían que todo mi cuerpo tiritara de un frío desconocido en un país inaccesible para mi temprana y tramposa memoria. La cara de mi madre, tapada hasta la nariz con su abrigo de astracán y las palabras desconocidas de mis primos, rubios, altos, príncipes azules, que nos recibían con sonrisas de incertidumbre en un país diferente, extraño, y para mí por siempre, inhóspito; criado en leyendas y maldiciones, en mitos que pintaban de tragedia el lugar, que me hacían tener miedo, que justificaban con mentiras la innecesaria muerte de mi padre, mi futura vida, mi presente. (Que me hacían prisionero de mi propio odio) Todo pasó, todo ocurrió en el verano de 1970, en un día carga…

Febrero inalterable

Todo se olvida. Se olvida lo que se pensó, de repente, en el mismo momento en que se le iba a dar forma para que no muriera, millones de pensamientos. Se olvida, sin querer, lo que fuimos, y lo que somos, dónde estamos, y con quién. Se olvida a quién se quiso, y quién nos quiso, quién nos odio, o apartó de su vida con indiferencia. Se olvidan las cosas que prestamos y que fueron nuestras, aunque ahora se pierdan en casas ajenas, sin dar uso, al igual que haríamos nosotros. Se olvidan los libros que se leyeron, y las obras de teatro que se vieron, las películas, y la música que nos erizo el corazón. Se olvida que hay que olvidar, el dolor, el producido, y el que hicimos, queriendo, sin querer, dolor del cuerpo, joven, o viejo, dolor en la cabeza, y en las manos, dolor de muelas, de corazón incesante. Se olvida que fuimos felices e infelices, que quisimos a personas que ya no están, muertas o vivas, y que pasamos por la vida con las mejores intenciones. Se olvida el pasado, en forma de …

Llega la noche

La noche. La noche atrapa al día. Lo retuerce con los ojos atentos y complices de la luna. Asesinato en primer grado. La noche, de conversaciones y de tiempos muertos. De tiempo perdidos y ganado. En la noche el tiempo corre más despacio, se marca de otra manera. Drogas en la noche. Buscando un beso a medianoche; película triste y divertida, amena, y fácil, sencilla y recurrente. Me recuerda En la cama. ¿Era de noche En en la cama?. Me encanta esa película. La noche duerme sobre el cadáver todavía caliente que es el día. Calienta el asfalto y las luces , que lo iluminan todo de noche. En la noche se habla en Japonés. Y en chino. ¿Hay un género que sea La noche?. En la noche siempre hay historias de parejas, de gente que se encuentra, de noctámbulos que salen a tomar café a un Sturbucks, de risas, y de líos. Jo, qué noche. Haruki Murakami escribe After Dark, y transcurre en la noche. La noche de una chica Japonesa que habla Chino. La de un amigo, y la hermana de la chica Japonesa. La …

Periodistas contra políticos

Uno decide un día, con razón o no, que un cantante, o un cineasta o un escritor al cabo del tiempo, y quiza despues de haber seguido con pasion sus obras, que ya no le gusta más, que ya, lamentablemente, ha dejado de interesarle.Ya puede ser porque su última obra le ofendió o le pareció pobre, o simplemente no le intereso, y por lo tanto, seguir la carrera sería más que nada, una perdida de tiempo. A mí, como casi a todo el mundo, esto me pasa muy a menudo. Encuentro absurdo seguir viendo películas, o leyendo libros, o escuchando discos de gente que ya me ha decepcionado, o, caso especial, han hecho que crezcan en mi terceras personas, prejuicios y juicios sin motivos. Me paso esto último hace algunos años con el segundo disco de Antony and The Johnsons, I´m a bird now. Una frase con muy mala leche que se refería a Antony hizo que dejara de escuchar el disco, ya que siempre que lo ponía, me acordaba de la maldita frase (frase que me guardo, para no prejuiciar).
Seguramente, si esto me …

Las dudas

Quizá la duda sea innata en nosotros, y por eso, a cada paso y con cada decisión, con cada palabra y frase, dudemos de nosotros y sintamos que la equivocación está a la vuelta de la esquina, esperando con su espada para clavarla en nuestro inmaduro orgullo. Por eso, porque me considero como decía Drexler, hermano de la duda, puede que el otro día en la entrada de los Oscars me precipitara al decir que no se arriesgan, ya que los acontecimientos cinematográficos de los último días, me han dado una visión más amplia de las películas, y de las historias que se tratan en ellas. The reader no plantea dudas, pero sí una gran historia a través de los años, de una mujer madura con un adolescente. Pensé, que la historia estaba mil veces vista, pero me equivoqué. Es una estupenda historia, quizá no tan buena como la anterior película de Stephen Daldry, Las horas, pero sí que se aleja de sí mismo, y empieza a caminar en una carrera llena de valentía y de historias diferentes. Parece que David Ha…