Ir al contenido principal

Nominaciones y riesgos.


Me pregunto cual será la fórmula mágica para gustar a todo el mundo. Cual será o cómo tiene que ser la película, o el libro, o el disco perfecto que a la hora de escucharlo a todo el mundo guste y emocione. Si hay fórmulas, que seguramente hay muchas, no creo que funcionen. Uno tiene que tener siempre presente que no va a gustar a todo el mundo, y que, como hay millones de gustos, a todos esos gustos no se va a poder llegar. Las críticas, las constructivas y las destructivas, no creo que tengan muchas veces que ver con los gustos. Los prejuicios juegan malas pasadas a muchos autores, y en fin, imagino que todo el mundo tiene que seguir, porque seguir es lo que toca. Queda claro: nunca se gustará a todos, nunca.

Imagino que los académicos de Hollywood cuando votan esperan agradar a todo el mundo, o por el contrario, intentan que las películas se hagan más famosas y promocionar y vender más, porque en Hollywood, no nos equivoquemos, no se venden coches, ni ordenadores, ni sueños, se venden películas. Y como la cosa es vender, arriesgar en tiempo de crisis puede resultar complicado, y los riesgos o los peligros futuros, mejor evitarlos.

Las nominaciones aparecieron ayer, y el riesgo brilla por su ausencia. Revolutionary Road apenas está nominada a premios secundarios, y The Werstler igualmente. Se olvidaron, seguramente por la polémica que tenía detrás, nominar a la estupenda Gomorra, imagino que la mafia está en todas partes, y cuando no está vestida de traje, luce menos. Y se han olvidado, no sé si es que será del año anterior, de la estupenda Antes que el diablo sepa que han muerto. En el otro lado, la peor película de todas, El curioso caso de Benjamín Button, ostenta once nominaciones; película tópica y ya vista, y que, imagino que llevará a mucha gente al cine.

En fin, tampoco los Goya han estado sembrados, claro que el año Español ha sido bastante pobre, excepto la estupenda Camino.

Pese a todo, intentaré (o no) quedarme despierto y ver la ceremonia. Al fin y al cabo, qué sería del cine sin los premios, y sin los oscars, y sin el glamour. Solo un producto, y eso no se vende bien.


Por cierto, empiezan a salir las críticas de Revolutionary Road. David me mandó una ayer...con la que me reí mucho, pero ésta es la de Boyero.

Comentarios

Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
...la del diablo era 2008...estupenda, guapo mío, para mi gusto, la mejor del año pasao.

Un beso potente.
R.
David ha dicho que…
Creo que no he visto ninguna de las películas candidatas, pero esto es como las listas del Rockdelux... aleatorias.
Puede ocurrir que un académico piense: voy a votar a esta película porque otros votarán por la favorita.
O puede pasar lo que tú dices, que al final es un premio de la industria. Pero aunque sean premios de la industria del cine, al final hay mucha gente de todo tipo votando y no sé hasta qué punto se puede controlar eso.
Tampoco sé si las candidaturas se eligen entre unos pocos y luego todos deciden entre las que están dentro de la selección.
En fin, por lo menos tenían donde elegir, no como en los Goya.
Amador Aranda ha dicho que…
Pues sí, era la mejor del año pasado...pero parece ser que no lo lo han considerado así...en fin, esto es lo de siempre. Besos guapa.

Si, yo tampoco entiendo muy bien como va el tema de las nominaciones, ni cómo se vota...creo además, que hace unos años, nadie certificaba si habían visto las películas o no...en fin, creo que eso, en lo que se refiera a película de habla no inglesa, ha cambiado. Los que votan las películas las han visto porque se proyectan en pases para los académicos. Es raro también lo de Kate Winslet, porque, estaba nominado como secundaria en los globos de oro por The reader, y en los oscars como principal...qué sé yo. Besos.
combatientes70 ha dicho que…
Desde hace años me aburren los oscar e incluso he dejado de verlos... pero siempre entro en la polémica que puede levantar... ya que una polémica me pone... mil besos desde madrid... pa mi lo mejor del año es: "al otro lado" y el diablo... pero no pasa na porque no estén...
mykelangelo ha dicho que…
De acuerdo totalmente con la crítica de Boyero, da en el clavo. Ayer vi la peli y es realmente ejemplar para darse cuenta de como funciona la sociedad actual en esos niveles. De como nos podemos sepultar en vida cuando entramos en ese punto sin retorno que supone la cotidianidad de la clase media. Sin embargo, hay otra visión de la película, la que explica la dinámica de las relaciones de pareja, la que describe lo que pasa cuando fallan, cuando el amor se acaba o cuando las circunstancias nos hacen ver que el sueño se acabó y, entonces, nos podemos volver malos y dañinos... Ejemplar y multifacética.

Acabo de ver las nominaciones y claro, como no he visto la mayoría, pues no se que decir. En cualquier caso algunos de los directores me parecen interesantes, como pe, David Fincher, has visto ya la peli esta? En fin, lo de que no esté Revolutionary Road me huele a que no creo que esta cruda imagen de ellos mismos les guste que sea promocionada a tales niveles, porque claro, los oscars son básicamente eso, promoción e imagen, algo que mantiene el sueño de hollywood vivo. Para que negarlo, a todos nos gusta el rollo este del glamour...
mykelangelo ha dicho que…
por cierto, totalmente de acuerdo con el deivid sobre lo de las listas aleatorias. JUAS JUAS JUAS !!!

ps: sigo opinando que el disco de portishead es muy radiohead... acaso están expiando sus pecados de alguna forma indirecta y encubierta??? jajaja :P
Ricardo Baticón ha dicho que…
Hola Amador,

yo creo que este año con las nominaciones de los Oscar pasa un poco lo mismo que con los Goya... es decir, que sí, que bien... pero falta una gran película. Ojo, las hay, pero falta una gran peli tipo BABEL.

El sábado pasado vi en el cine Revolutionary Road... muy bonita, reflexiva... me hizo pensar mucho. Yo creo que hace pensar mucho a todos que pasamos de los 30 años... "¿estaré haciendo las cosas bien?"... pero tampoco la pongo un 10, un 7 y raspado. Grandes interpretaciones, eso sí.

Me gusta lo que dice Boyero de "Yo, al menos, me quedo pegado en la butaca hasta que terminan los títulos de crédito, con la sensación de que lo que te han contado sobre esa gente es de verdad, hipnotizado por el sombrío olor de la depresión que renuncia al llanto, una depresión que se ha hecho muda".

Un saludo.
Amador Aranda ha dicho que…
En fin Miguel Angel, qué mas te puedo decir, llevamos varios días hablando de la peli, y eso....jeje Besos.

Yo creo que siempre hay buenas películas americanas, casi todos los años hay, pero, luego, las cosas que pasan, pues eso. Todavía recuerdo el año de Una mente maravillosa, que era una película regular, y mírala, se llevó el oscar a la mejor película...en fin. Cada año es diferente. Pero especialmente éste estaba antes que el diablo sepa que has muerto, y the whestler...y me reitero en que benjamin button es muy floja. Pero bueno...sobre gustos. Saludos.
Ana ha dicho que…
La verdad es que como todo en esta vida el cine es otro negocio que supongo que tambien se rige por las categorias y el dinero.. pero habra que ver las peiculas que veamos mas interesantes.. yo, en mi caso, me gustaria ver (cuando salga en DVD y si tengo tiempo) la de Los Girasoles Ciegos, Camino y Fuera de Carta (esta última ya creo que esta en este formato).. y sobre los Goya.. pues quizás me quede un rato.. según el sueño :)
Un saludo!
Capitán Alatriste ha dicho que…
que bien escrita la crítica de Boyero!
Amador Aranda ha dicho que…
Camino es estupenda Ana, no te la pierdas. Los girasoeles ciegos, si puedes leer el libro, mucho mejor. Es maravilloso y la pelí, no lo es tanto. Y fuera de carta...para pasar el rato, entre amigos...no da pa más, jeje. Aunque para gustos, ya sabes, jeje. Un saludo.

El Boyero es que es una máquina. Saludos.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …