Ir al contenido principal

Reedición


Bueno, pues finalmente se ha reeditado Revolutionary Road, de Richard Yates. Seguramente hay que agradecerselo a Sam Mendes, que se ha atrevido con la adaptación, que por lo que parece llegará el año que viene. Qué ganas de verla. En fin, me ha hecho mucha ilusión ver el libro hoy en un centro comercial, y me lo he llevado, claro está.

Comentarios

Capitán Alatriste ha dicho que…
Guau!
Por fin...
Creo que voy a comprar unos cuantos ejemplares para regalar y amargarle así la navidad a más de uno, jaja.
Amador Aranda ha dicho que…
Jajaj. Yo mo creo que compre ninguno, pero, espero con ansia la película. Por cierto, que está nominada a los globos de oro.
Por cierto, que ya vi ayer Blindness, la adaptación de ensayo sobre la ceguera de Saramago...me pareció estupenda, imposible adaptar algo mejor...no la han nominado a nada...pero es que además, la peli no es americana, es canadiense, japonesa, brasileña. En fin, eso. Tan buena como la novela. Saludos.
David ha dicho que…
Vía revolucionaria, ese desconocido.
Y sale en un momento en el que a lo mejor es más fácil situarse en esa época, tras el éxito de Mad Men. Y aunque tenga poco que ver, o sí, espero que sea tan buena como Little Children.
Y la de Blindness, pues espero verla.
combatientes70 ha dicho que…
la veré y lo leeré... libro pa las navidades... navidades marteñas... me apetece... un reencuentro con el pueblo y pasar las horas leyendo... bonitas navidades revolucionarias... y deseando ver la de ensayo sobre la ceguera...

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …