Ir al contenido principal

Los días.

Puede que sean los días, o porque por momentos, yo mismo, dentro del los melodramas que me invento, me crea viviendo en una canción de Mina, o puede que sea porque pronto visitaré el país o algunas de las ciudades que más ganas tengo de ver en el mundo, o puede que no, que es que realmente ahora algo esté pasando, más allá de las barrabasadas de su presidente, al cual, estoy seguro, todos lo han votado porque se quieren parecer a él. No sé qué será, pero Italia aparece en esto días raros, claro, que todo el año está siéndolo, raro, y más bien extraño.
Pensando en hacer una entrada, revisé mentalmente cual había sido mi relación con el cine, con la música, o con la literatura italiana. Rara relación la mía con Italia, porque, me sorprende poco. Sin duda hay títulos de películas en su filmografía, que me han parecido obras de arte, sobre todo "el Neorrealismo italiano", y dos de sus mejores películas, Roma ciudad abierta, y El ladrón de bicicletas, que me conmocionó en la adolescencia. También ha habido autores o dramaturgos que me gustan, como Dario Fó, pero debo reconocer que parte del mejor cine Italiano, a mi me deja algo frío. Passolini me parece insoportable, y a Fellini, excepto en la Strada, no lo he entendido del todo, en fin, seré yo, que incluso no entiendo su música, que salvo alguna excepción, como Mina, o la Carrá petarda, no me hace mucha gracia.
Sin embargo, los último años del cine italiano han empezado a despertar en mí un interés mayor que el que le había prestado a su tan famoso cine clásico. Hace unos años me emocionaba hasta la médula con La habitación del Hijo, de Nanni Moretti, y hace unos días, también veía Caos Calmo, y también me gustaba mucho, también con Moretti, pero ésta vez sólo actuando. La mejor Juventud ha sido una serie, que aquí en España se estrenó como película en dos partes, que me gustó mucho, y que con pocos medios, recreaba la historia de dos hermanos totalmente distintos en una Italia con los cambios políticos y sociales a flor de piel. También ha habido películas de temática que me han gustado, como No basta una vida, y la mejor película que he visto últimamente, la casi documental Gomorra, retrato espeluznante sobre la Camorra Italiana. Espero ver pronto Il Divo, que también parece una buena película, dada la cantidad de premios y nominaciones que está teniendo.
Puede que sean los días, no lo sé, o puede que sea yo, que ahora me gusta el melodrama italiano, o que yo me estoy volviendo melodramático en sí, qué sé yo, to puede ser. Pero espero con ganas el viaje, y que la ciudad me guste o me decepcione, y equivocarme o no, o ser por momentos italiano, o no. Al menos me implicaré, e iré sin prejuicios, sólo recordando, los buenos momentos que me ha podido dar el cine italiano, aunque no sean muchos, siempre se agradecen.

Comentarios

Capitán Alatriste ha dicho que…
¿Vas a Pisa?

Italia, para mí, es un país fascinante. Lo intuí desde la primera vez que lo vi, en un paso marcado y fugaz por Roma y Sicilia.

Y fue hace dos años cuando quedé maravillado por la Toscana, por Venezia. Volví estudiando arte e italiano, con el cual ya me defiendo bastante bien.

Es uno de esos lugares al que siempre se está deseando volver.
Amador Aranda ha dicho que…
Sí, nos vamos a Pisa, poquitos días, pero, me hace mucha ilusión. Ya mea anoto las recomendaciones...jeje

Un saludo.
Capitán Alatriste ha dicho que…
Pisa es lo que menos me gustó, así que imagínate...Pero es un buen lugar porque estás a una hora de tren de casi todo. Florencia, ohhh Florencia...Florencia es una ciudad para vivir una vida entera. Lucca me encantó también. Barga, un pícolo paese en las montañas cercanas a Lucca...

Cuidado, cuando volví de Italia traía una pequeña depresión porque me mostró mi gran ignorancia, mi gran incultura en contra de lo que uno se cree y traje unas enfermizas ganas de aprender cosas.
Amador Aranda ha dicho que…
Visitaremos Florencia, claro está. Además con muchas ganas...espero que no me dé el síndrome de Sthendal ni nada, jejej. En fin, ya contaré a la vuelta.
combatientes70 ha dicho que…
Nene, Lucca... no te pierdas Lucca es emocinante y está a media hora en tren de Pisa... y San Giminiano y Siena... todo muy cerca... pero este finde te lo cuento en persona... Italia me enamoró... me dejó sin palabras... la recorrí de arriba a abajo... y no defrauda... siempre te sorprende... yo tengo muchos de sus rincones y plazoletas guardados en mi memoria y a ellos me escapo cuando huyo de la realidad...
Amador Aranda ha dicho que…
Intentaré ir a lo que pueda...en fin, va a ser difícil, porque son pocos días, pero intentaré ir.

Besos.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …