Ir al contenido principal

Amigos



Si hay algo de lo que he sido un fan durante muchos años ha sido de la teleserie americana Friends, serie de series, sin la menor duda, la cual de vez en cuando me parece muy sano recuperar. Al fin y al cabo, qué hay mejor que la risa.
Y es que yo, al igual que mucha gente, la seguí casi desde el mismo día que empezó, y como mucha gente, quedé impresionado con sus diálogos y sus tramas, con sus personajes, y con sus historias. Es más, creo que Friends, además de ser una serie de series, marcó a una generación que ahora, está muy enganchada a todos tipo de series, y que en cierto modo, busca otra vez las sensaciones que tuvo con la telecomedia americana, como una droga dura, de la que jamás volveremos a tener el mismo efecto que nos dio la primera vez.
Y es que Friends nos acompañó muchos años, primero en las tardes, y luego en las sobremesas (hasta que los capullos del plus la codificarón), e hizo que aprendiéramos términos como Temporada, o traspositor, y supimos qué era la vida de un actor en paro, y de una cocinera obsesiva, o de un Chandler con un trabajo raro, y una Phoebe, con una vida más rara todavía, y por supuesto, seguimos a Ross y a Rachel a través de su romance, que imagino con mucho trabajo, llevaron los guionistas a buen puerto al final de su maravillosa décima temporada.
Hace unas semanas, por consejo de Nacho y Miguel Ángel empecé a ver una telecomedia nueva, The Big Bang Theory, o Big Bang como se le ha llamado en España. En muchos aspectos, se parece a Friends, ya que son un grupo de amigos jóvenes que viven en dos pisos, y además, al igual que Friends, uno de los protagonistas está enamorado de su vecina. En realidad, Big Bang no es friends, pero tiene ese punto de valentía a la hora de trazar algunos de sus personajes, sobre todo Sheldon, un genio del la Física, con dificultades para relacionarse con la gente y mostrar sentimientos.

Puede que sí, que siempre esté buscando Friends de nuevo, y que espere algo tan bueno alguna vez en televisión, por ahora, me conformo con Big Bang, y con Little Britain U.S.A, serie totalmente diferente, pero con un humor Inglés ácido y más provocador de lo que cualquier americano se puede imaginar. Os dejo las recomendaciones, y un capítulo de Big Bang, que se puede ver casi completa en Megavideo. Que os guste Amigos.





Comentarios

Nacho ha dicho que…
Geniales series, las dos (Friends y The Big Bang Theory).

La verdad es que todos los personajes son maravillosos, cada uno a su manera. Incluso la neurótica fría de Leslie Winkle.
David ha dicho que…
No se si ha habido una serie que me haya marcado tanto como Friends.
Recuerdo comentar con los amigos los capítulos como cuando era pequeño comentaba los de Oliver y Benji.
Amador Aranda ha dicho que…
La Leslie Winkle es fantástica...jaja. Call me!!!Jeje. qué buena es.

Sí que marcó una época la serie, y es que, sinceramente, era perfecta en muchos sentido, inteligente, divertida, y en fin, Friends....

Besos a los dos.
Capitán Alatriste ha dicho que…
Mi historia con Friends es muy larga y emotiva. Tanto que no puedo pararme a contarla.

Pero fíjate que cosas que ahora estoy viéndola de nuevo. Ayer vi dos capitulitos de la cuarta temporada, que es por donde voy:

"The one with the free porn"
y "The one with the new Rachel's dress"

Seguro que los recordáis.
RaqeL =P ha dicho que…
Es muy buena la serie... la veo tambien..
Amador Aranda ha dicho que…
Uno sí se cual es El del porno...que es superbueno....la burbuja del porno, el otro no caigo con el título en Inglés....de esa temporada, el del intercambio de pisos es memorable...

Un saludo.

La verdad es que es una serie espectacular, Raqel...un saludo desde España-
RICARDO BATICÓN ha dicho que…
Ya sabes Amador que no soy de series y de Friends todo el mundo me habló maravillas. Conozco a gente que son verdaderos fans, como es mi cuñado que creo que tiene toda la serie en mp3. Pero yo no se si he llegado a ver alguna vez un episodio entero.

Todos los actores han tenido luego carreras cinematográficas más o menos decentillas, discretas.

Un saludo.
Amador Aranda ha dicho que…
Yo creo Ricardo, que tienes que intentar ver alguna, en serio, el mejor cine, es televisión, de verdad. Prueba con alguna que no sea muy larga, como Generation Kill, o Roma,...hay más, pero de verdad, tienes que empezar, si te gusta de verdad la Ficción. Un saludo.
imc ha dicho que…
Friends es La Serie. Describes muy bien de qué manera nos marcó, y que es posible que defina nuestros gustos a la hora de buscar otras.. que inevitablemente nos sabrán a menos, ya que las circunstancias en torno a Friends no volverán (la primera serie, la edad y los sueños o vivencias que se tienen en esa época...) en fin... creo que es un proyecto que se mantuvo muchos años vivo y cuando acabó lo hizo en el momento justo, para no cansar a nadie ni dejar un mal sabor de boca con historias absurbas.
Habrá que echar un vistazo a la que recomiendas... besos!!
David ha dicho que…
Tienes razón Inma. Friends fue la serie. Por todo lo que dices: por ser la primera, por la edad, por los asuntos que trataba. Y por la calidad de las tramas, de los guiones.
Porque los capítulos duraban 20 minutos y los podías ver 20 veces y no cansarte.
Amador Aranda ha dicho que…
Échale un vistazo a The big bang, realmente merece la pena Inma.

Si, eso es lo mejor de Friends, que gana incluso cuando ya sabes las tramas. Qué buenos son.

Un besote a los dos
blas ha dicho que…
Friends ha sido la serie de las series. La que convirtió la sobremesa en un momento increible y divertido tras años de culebrones que poco a poco se fueron apoderando de la televisión y del cerebor de nuestras madres. Estoy contigo Amador en todo lo que hablas de ella, los diálogos geniales, los personjes tan bien definidos, esa historia interminable de amor entre Ross y Rachel. sin embargo, lo más sorprendente es la capacidad de seguir viéndola capítulo tras capítulo repetido. Desde el segundo uno de capítulo sabías de memoria qué iba a pasar y sin embargo no cambiabas de canal. Era y es como una droga.
De the Big Bang Theory tan solo diré que llevo dos meses viéndola en Neox y me encanta. Me alegra que hayas hecho alusión a ella en tu blog, le das un toque de distinción. Un abrazo.
Anónimo ha dicho que…
gran serie, me encantaban Mónica y Chenler.

saludos
combatientes70 ha dicho que…
desde luego, las series están unidas a nuestros momentos vitales... recuerdo el último capítulo de friends... cuando cada uno iba dejando la llave y miraban en silencio el piso... por unos breves segundos recordabas los mejores momentos de la serie, cada uno los suyos, y a la vez pasaba por delante de ti... los días vividos y crecidos con ellos... fue emocionante... y esas cosas son las que hacen una serie única... mil besos... ama
Amador Aranda ha dicho que…
Me alegro de que te hayas animado a escribir Blas, siempre es interesante conocer tu opinión por aquí. Y lo de the bin bang...a mi es que me parece cada vez mejor, no llegará ser friends, pero es una buena saciadora de la serie. Un beso grande.

Hola Anónimo...qué tal?

Es cierto lo que dices, que vivimos la series, y se fusionan casi con nuestros momentos personales...y con friends nos pasó, recuerdo también vivirla muchas veces cerca de ti, y comentarla mucho. Muchos besos Combatientes. Cuídate mucho.
Anónimo ha dicho que…
muy bien gracias.
Amador Aranda ha dicho que…
me alegro, y de nada.
javi ha dicho que…
Es que yo creo que con esto para como con la cocaína: por muchas rayas que te metas nunca conseguirás el subidón de la primera vez. Y justamente en ese punto está la adicción.

Besos guapo.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …