Ir al contenido principal

Reflejos (primera parte)



Resulta interesante comprobar como los libros, las películas y las fotografías, además de contar historias propias, se terminan convirtiendo en retratos de la época en la que fueron escritos, o filmados. Retratos a menudos inconscientes, pero que, vistos con los años, trasmiten información sobre la sociedad de la época, sobre las modas y la arquitectura de las ciudades, y con esos inconscientes retratos, fabrican reflejos en los que poder entender el pasado, y así, entendernos a nosotros un poco más.
Son como las cajas del tiempo que se entierran para luego encontrarlas, sólo que éstas están visibles para todo aquel que quiera echar un vistazo al pasado común de la humanidad.
Por supuesto, encontrar esto en la literatura o en el cine de nuestros días, resulta poco interesante, ya que, la época en que vivimos nos interesa para vivirla, no para recordarla. Están los casos en los que el cine, o la literatura te puede trasportar a otros lugares en los que nunca has estado, y aprender así costumbres de sociedades y de pueblos en los uno mismo no vive. Sacaría de todas formas de este saco al cine social, que sí que retrata de forma valiente, las sociedades a las que quiere denunciar, en la mayoría de los casos por culpa de sus políticas sociales, como ha hecho tantos años Ken Loach. Al fin y al cabo, el cine y la literatura, son grades sitio donde las normas a veces, con mucho esfuerzo, se pueden romper.
Hace unos días Rosana en su blog, hacía una entrada acerca de las cosas que le aburrían. Una entrada como siempre, divertida y amena, que nos servía como catarsis a más de uno, ya que, respondimos con nuestros propios aburrimientos en los comentarios de la misma. Uno de los comentarios que más me llamó la atención fue de mi amigo Antonio, que decía que le aburría la página Martos al día, ya que últimamente sólo estaba llena de religión, cofradías, y catas de cerveza para las mismas cofradías. No le quito razón, Martos al día, desde hace un tiempo, es eso, sobre todo, desde que Luis Luque, su autor, o su creador, como las grandes cosas en la vida, ha perdido sin darse cuenta el dominio o la autoría de la página, dándosela a los usuarios de la misma, y por consiguiente, a los ciudadanos de Martos. Recuerdo los primeros días de Martos al día, cuanto la página servía para denunciar injusticias, muy propio de su autor, ya que, la página en los meses de creación era cien por cien Luis.
No creo que Martos al día sea una mala página, quizá todo lo contrario, se ha convertido de forma fiel, y sin apenas darse cuenta, en un reflejo perfecto del pueblo de Martos, en las cosas que les gustan, y en las que cree. (desafortunadamente es la religión en su mayoría, que como dije otra vez, vuelve a ser el opio de los pueblos)Seguramente, lo que debería cambiarse no sería la página, al fin y al cabo, es sólo una web de Internet, lo que debería cambiar es el pueblo en sí, que vive cada vez más anclado en sí mismo, aunque para que esto pase, habría que dar imposibles pasos de gigante, que la sociedad Marteña no creo que esté dispuesta a dar. Y es que, al fin y al cabo, los pueblos son pueblos, aunque nos duela que sea el propio, y en ellos, hay que buscar a la gente que creemos que sea capaz de dar pasos, pequeños o de gigantes, y que piensen que los cambios “son posibles”.

También en los pueblos existen los oasis, y muchos de ellos, en personas que reflejan sus vidas en Internet, en sus blogs, y que con sus palabras, cada día nos contaminan con historias, con denuncias, con intimidades, con artículos, con fotografías y con poesías, con relatos, y con arquitecturas, con países a los que visitar, y con restaurantes italianos a los que ir a comer, con amigos y con enemigos, con películas que ver, y libros por leer, y cuadros que comprar, y con las posibilidades de que los reflejos, cuando se saben mirar con sabiduría, nos hagan avanzar sin darnos cuenta hacia el lugar donde nosotros mismos nos hayamos puesto meta para llegar.
Un beso a Luis, y a todos los Blogger marteños.

Comentarios

Luisma ha dicho que…
Sí, algo me dijo ya antonio de que había mucha religión.. pero no se, la he reducido muchísimo, de todas formas es verdad que no sigue martos al dia ahora mismo una dirección clara.. por ahora es un poco un amasijo de información sin una "política editorial" clara. Lo que sí es verdad que lo que aparece ahí es lo que piden los visitantes. A mi tampoco me gusta su situación actual, yo siempre he defendido más los artículos de opinión y denuncia... pero la libertad de expresión no es tan real como parece, no sé.. No obstante se agradecen las propuestas!!!

Bxotes!
Amador Aranda ha dicho que…
Críticas aparte, me parece que lo que has conseguido con Martos al día es un gran logro. Hacer que la gente se interese por un medio en internet, y que además, las críticas tenga respuesta en el pueblo, y no en la red, es admirable. Y además es la página más visitada de martos con diferencia. Suerte Luis, y llévala donde a ti te apetezca y creas que debe estar.

Un besote.
combatientes70 ha dicho que…
Primero, Ama, maravilloso artículo, maravillosa reflexión... estupendas fotos... todo bien relacionado y con una reflexión en la que coincido al cien por cien... Tal vez nuestro reino no sea de este mundo... creo que lo dijo un tal Jesús, poco antes de morir... Lo que ocurre es que al ser la ventana que más se ve de Martos... tanto fuera como dentro de nuestro pueblo... se piense que Martos es sólo eso... y luego lo pienso y la vergüenza se convierte en algo real... Sí, Martos es eso... y la gran mayoría de marteños están orgullosos de ser así... y lo defienden y han encontrado una pagina donde exponer sus gustos y lo que le mueve por dentro... yo no entro en esa mayoría y no pasa nada... estoy confundido, perdido... pero también soy marteño y tú y todos los que nombras al final de tu artículo... y somos capaces de crear espacios paralelos donde expresarnos... como hace el propio Luisma... su hijo se le ha hecho mayor... y camina solo... que le va a a hacer... quererlo como un padre quiere a un hijo y dejarlo desarrollarse en libertad...
Luisma le dio voz a la mayoría de este pueblo... y Martos al día es esa voz, nos guste o no...
Mil besos pa Luisma y pa ti
combatientes70 ha dicho que…
¿qué te has guardado pa la segunda parte?
Amador Aranda ha dicho que…
...para la segunda parte me he guardado el mundo...jeje. ya lo verás. besos.
javi ha dicho que…
Buena entrada y entiendo el comentario de combatientes70 cuando dijo que la página le aburre. Lo que ha conseguido Luisma tiene mucho mérito en un sitio en el que prácticamente no existía comunidad online, pero la inercia del pueblo no te puede arrastrar de esa manera.
RICARDO BATICÓN ha dicho que…
Hola Amador

Respecto a lo que comentas en la primera parte de tu post... pues sí, la cultura, y en concreto sobre todo el cine y la literatura son reflejos de la historia, de épocas, de situaciones injustas... En este sentido pelis recientes como 13 rosas o Los girasoles al sol recuerdan épocas grises de la historia más reciente (no han pasado aún ni 100 años de aquello)... O el cine de cine social, que sí que retrata de forma valiente, las sociedades a las que quiere denunciar, en la mayoría de los casos por culpa de sus políticas sociales, como ha hecho tantos años Ken Loach que comentas. Hace poco volví a ver una película suya, ya con añitos, que siempre me ha encantado Riff-Raff... sobre obreros de la construcción, medidas de prevención... muy de acutalidad también.

Un saludo!
David ha dicho que…
Creemos que todo el mundo tiene nuestros intereses y gustos y no es así.
Martos al día es una gran página, me parece impensable en otros pueblos, y aunque no cumpla con su finalidad inicial, es muy positivo que en la red aparezcan actividades del pueblo y que, como dice Amador, tenga reflejo en la sociedad, que se hable de la página, de los comentarios que en ella se hacen.
Amador Aranda ha dicho que…
De todas formas Javi, esa inercia...es lo que hace el reflejo perfecto. Puede que a nosotros nos interese menos,pero desde luego en sí, es interesante. Un besote.

La segunda entrada Ricardo, tiene que ver un poco con lo que cuentas, jeje...ya me la has chafado...jeje. es broma. Una abrazo.

La verdad es que es un problema pensar que todos tenemos el mismo gusto, y además, pensamos que el nuestro es el mejor...en fin, creo que de ésto se ha hablado ya en éste blog bastante...y no vamosa a llegar a ninguna conclusión, claro está, para gustos...pues eso.
Un besote.
Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
Pero con cuidaíto, que "A veces confundimos los espacios que hemos habitado y se convierten en un reflejo sobre la piel"...

Me ha hecho gracia Luisma con su "lo que aparece ahí es lo que piden los visitantes"...es el mismo argumento en el que se ampara la basura televisiva para alimentar la miseria humana (ej. Violeta santander, niño pajares...)

pero bueno -sin menospreciar al cerdo- ¿Es que tenemos que engordar a costa de lo que sea??...que no me lo creo. Que yo seré positiva en exceso, pero que me niego a creer que ese reflejo sea el certero. Aquí tenemos un problema o poema y grande, Houston...De este puto pueblo salen, pensadores, escritores, músicos, pintores, artistas en general, no vamos a decir políticos, científicos....Personas que creen y confían en una evolución. Transformación. Prosperidad...Personas que sin ser nada de esto, sólo con su espíritu crítico y constructivo, de una forma u otra enriquecerían esta espesura. Pero ya lo he dicho...SALEN. Se escapan.

Hace muchos años, un día en "la cueva" me tomaba una cerveza con una buena amiga...yo estaba rendida. Hasta el mismísimo coño de toparme siempre con la casposa dinámica social y local de la que casi muchos nos desvinculamos...recuerdo que ella por darme ánimos, supongo, me decía -sigue. Sigue y no pares. Que tu si eres una valiente, te quedas y peleas desde dentro para que esos cambios se produzcan. Los demás nos fuimos, y además creo que nunca regresaremos... A veces pienso que no. Que a mí que coño se me a perdido en esta merienda de negros…Estos romanos están locos...y por una u otra cuestión, siempre que determino pirarme igual que los demás hicieron, vuelvo a quedarme anclada. Por tanto, otras tantas pienso que soy una cobarde de mierda y que lo único que me queda es el derecho a pataleo…y eso es lo que procuro desde mi inconformismo. Eso y proyectar cualquier inquietud, fuera de aquí, fuera del reducto.

LOS DEJAIS ESCAPAR!!...me cago en la hostia puta, y en días raros como este acabo sintiéndome sola.
Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
...efectivamente David, esto no quiere decir, ni que todos pensemos lo mismo, ni que el pensar contrario sea atinado...Pero debería tener cabida, y no la tiene...deberíamos facilitar los medios para que quepa más, y nuevo, y fresco, y tampoco es así. Porque Martos casposo, es por naturaleza conservador y por ende cobarde. Porque se caga, de pensar que algo se pueda mover.

Lo siento, pero esta mañana me dejé los filtros encima de la mesita de noche.

Un Abrazo, de lo más enervado.
R.
Amador Aranda ha dicho que…
El problema de los cambios Lunares, es que, creemos que la gente está cambiando con nosotros, avanzando como nosotros lo hacemos, pero nada de eso pasa, es sólo una ilusión inventada por nosotros mismo. En fin, me parece que, pese a todos, nosotros seguiremos cambiando y siendo inquietos, y pensado que llevamos razón, y que a la vez no la llevamos, porque, principalmente, no nos dá miedo avanzar. Ya lo hemos probado.

Un besote guapa, y déjate los filtros.
Amador Aranda ha dicho que…
Con lo de Déjate, digo, que no hace falta que te los pongas...eso.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …