Ir al contenido principal

Amigos de siempre.


A veces y muy de vez en cuando, el cine te sorprende, y descubres que la película que fuiste a ver porque no había otra que ver, te emociona y te gusta más de lo que esperabas. Y un director, al que su momento adoraste con películas como Sexo, mentiras y cintas de video, te vuelve a sorprender, no tanto como antes, pero sí con la ambición del que quiere contar historias de manera más o menos veraz. Che, el Argentino, primera parte de lo que es sólo una película, pero que ha decidido estrenarse en dos mitades, cuenta la revolución Cubana, con Ché Guevara como protagonista, y con un inmenso Benicio del Toro.
Y casi en la misma semana, un director que siempre ha estado te vuelve a sorprender, gratamente, y te hace sacar una sonrisa. Mike Leight y su Happy, son una joyita del cine, que como tal, es una película pequeña, y llena de alegria de vivir la cual está trasmitida de forma magistral por su protagonista, Poppy, una chica que vive, y nada más.
Y si es la semana de la esperanza, de los que siempre han estado, en lo que, no sé sabe muy bien por qué, siempre se ha confiado por su talento, llegan de nuevo con discos estupendos. Y llega Beck, y su Modern Guilt, y piensas que ya era hora que a este muchacho, tan creativo, y con tanto talento, le saliera un disco redondo, con menos canciones a lo que nos tiene acostumbrados, pero redondo.
Y sí, a veces la casualidad puede aparecer en un centro comercial, algo cutre y casi de segunda, pero la casualidad es así, imprevisible y puede aparecer en forma de libro, de autor que te encantó en una novela a la que también llegaste por casualidad, Y amanece la muerte. Y Jim Crace aparece de nuevo, y decides que, es una señal para que vuelvas a comprar un libro de saldo, suyo, Los cuarenta días. Y abres el libro, y como una música conocida, empiezas a ver los primeros acordes de unas palabras que ya te son familiares, y a las que pronto volverás a encontrar.
Y las series vuelven, de golpe, sin respiro, y piensas en como casi todo el mundo ha dejado de ver Mujeres Desesperadas, y de cómo los guionistas lo saben, y se esfuerzan más que nunca en que, sin tener trama, tengan historias, y hagan que te rías, y así, acabar el día donde las vueltas, las casualidades y las esperanzas, se cierran con unas sinceras risas para llegar al día siguiente y descubrir qué te espera detrás de un libro, una película, un disco, una serie, una persona, o una vida, la propia, que es la imprescindible.

Comentarios

Capitán Alatriste ha dicho que…
Joder, que suerte, todo de golpe...

Estoy retomando el tema de las series. Me he visto las 4 temporadas de Lost en tres semanas, y ahora quiero retomar Los Soprano, de la que vi sólo la primera temporada y me encantó.

Un saludo.
Amador Aranda ha dicho que…
Al final has caido en las series, jeje. Si es que no puede ser. Lo de perdidos en tres semanas ha sido una paliza...pero a mi me hubiera pasado igual si no la hubiera vista casi desde el primer capítulo...La siguiente temporada empieza en Enero...que miedo.


Un saludo.

p.d. Te ha lllegado la revista?
unviajealaluna ha dicho que…
Amador lo de las revistas cómo va?

Es sólo para los que son socios del grupo de empresa o para todo el mundo...

Y si es para los socios sólo, ¿te la mandan a casa o tienes que ir a recogerla... o hay que comprarla... o hay que escribir en ella para que te la den... (si es esto último yo escribo un artículo de opinión eh) o hay que comprarla...?

Un abrazo

Pd: lo de Auster ya lo he subsanado, ya que empecé con Brooklyn Folies que no me gustó como ya sabes, leyendo y disfrutando Leviatán...
unviajealaluna ha dicho que…
Sobra un "hay que comprarla..." jaja

Qué sería de la vida si no hubiese sorpresas!!!
RICARDO BATICÓN ha dicho que…
Pues gracias por tus consejos, las dos pelis, discos... les apuntaremos. Los de la serie de Mujeres Desesperadas ya lo dudo más, vi un poco un día y no me gustó mucho (ellas sì pero la serie no mucho).

Saludos
Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
Niño, estás con un subidón...qué intensidad la tuya de estos días...mira yo ahora voy con la 2ª de brother a ver si para la semana que viene la zanjo; de Grey voy con Quatro; y mi Oose, me está bajando la de criando malvas...Eso por ahí. De lectura ando con algo que me recomendaste hace muuuuucho tiempo y hasta hoy no ha tocao, Tokyo blues...y de cine...a lo que traiga maricarmen a la pantalla del teatro...

Un beso pa fuera.
R.

¿cuándo vienes venís al poblacho?
Amador Aranda ha dicho que…
JAja. Cuantas preguntas. Te contesto por correo...pero aclaro que la revista hay que cogerla en el Grupo de empresa, y tienes que ser socio.

Pues tiene mucho punto...pero bueno, esa entiendo que no guste...hay que pillarle otro punto. A mi me divierte mucho.

No sabía que criando malvas era una serie, la vi ayer, bueno, un trozo...ahí me has pillao. Este finde, mañana mismo, estaremos por ahí, hasta el lunes. El Domingo boda. Vamos a vernos o algo...pero imagino que os iréis a Madrid al cumple del niño...en fin.

Besos a todos.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …