Ir al contenido principal

Televisión Elaborada.

Si hay un arma poderosa de la que podamos hacer uso, capaz de aunar la provocación al mismo tiempo que surgen sentimientos de odio hacia quién usa el arma, es sin duda, la infravalorada y menospreciada Indiferencia. Y digo menospreciada porque ahora todo el mundo replica, y habla y escupe sin sentido para no quedarse sin el uso de una palabra que parece que aunque mal dicha, o mal usada, también hay que decirla. Será para no perderla.
Se nota que la Indeferencia no está de moda, por ejemplo, en los programas de televisión, algunos de muy mala calidad y con una necesidad extrema de menosprecio a la también infravalorada, dignidad del ser humano. Ayer mismo David me mandaba un artículo publicado en El País por Enric González, en el que hablaba del vergonzoso espectáculo que la semana pasada daban en la Noria. Todo los programas de este tipo acabarían con esta Indiferencia, pero, ahora, después de un tiempo, parecen que los malos periodistas nos están haciendo creer que están dando un servicio público y que la “gente” tiene que conocer todos y cada uno de los detalles macabros que ocurren a personas cuyas desgracias van a irles acompañando, seguramente, gran parte de su vida.
Y lo peor de todo es que los programas de este tipo van en aumento, y se han convertido en una lucha por la audiencia, cosa que es lo único que vale, y por la que se puede mentir y desacreditar a todo aquel que se ponga por delante.
Me pregunto como un medio tan interesante como es la televisión, capaz de llevar la información a través del sonido y de la imagen, ha terminado por convertirse en el opio de un pueblo cotilla que lo único que busca para satisfacer su apetitito es la desgracia ajena, haciendo de éste dolor una forma de risa fácil de consumir. Me pregunto como una parte de la profesión periodista entra en este juego sin sentido, además siendo conciente del mismo y justificándolo con que es lo que el público quiere.
En fin, yo, sinceramente, haré uso de ese bien tan preciado y tan en desuso que es la Indiferencia. Y rezaré al menos para que la televisión Americana siga programando series, y yo aquí, pueda verlas y seguir pensado, dentro de mi humilde opinión, que la tele en mi país es una elaborada, pretenciosa, y populista mierda.

Comentarios

Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
Una de las posibles respuestas pudiéramos encontrarla, justo en esa "profesionalidad" periodística, o mejor, en su ausencia...cualquier personaje, y harto disfunciones, presume de hacer periodismo o de tener un puto programa..."Amos"!!, a ver si se dejan de amparar ya en que la audiencia es lo que pide, y "de a poquito a poco" vamos educando nuestra sensibilidad...que estoy segura que teniendo una programación interesante, el populacho también sabemos apreciarlo...al menos la pública, coño...Eso si, costará más su producción porque además de saber hacer, la profesionalidad, la calidad hay que pagarla.

Sensibilidad, educación...vuelve la burra al trigo.

Bueno guapo, que por aquí ando de nuevo...en cuantico tenga 0,2 pongo la cuenta al corriente...maldita la gana de recuperar la normalidad...quiero continuar siendo anormaaaaaal
:((

Besos con salitre.
R.

T.E.D -
Nacho ha dicho que…
Y me pregunto yo: ¿qué pensarán las asociaciones contra la violencia doméstica, de género y de la mujer que haya en las inmediaciones de la localidad de esta "señora"?.

Seguramente pondrían el grito en el cielo por la agresión, aplaudirían el heroico acto del profesor y llorarían su estado actual. ¿Y ahora?... ¿cuando alguien, que en vez de unirse a su colectivo, se une al colectivo de esos "especímenes" que cobran por las desgracias que provocan o las que les han provocado?. Hombre, yo creo que es triste que alguien que debería entender tus padecimientos (pasados o presentes) se una a tu enemigo y te pise la cabeza.

Entiendo a esas víctimas de violencia de género que, amparándose en el amor (aunque muchas de las veces sería más apropiado decir "subyugados por el miedo"), defienden a su amado/a-castigador/a a capa y espada. Pero que cobren por su consentido (u obligado) sufrimiento quita un poco de mérito a la causa de otros sufrientes, aunque este sea un caso aislado.

En fin, la esperanza es lo último que se pierde... salvo en lo que respecta a la Raza Humana.
Anónimo ha dicho que…
AMEN!
David ha dicho que…
Creo que esto cada vez va a peor. Quitan un programa polémico (Tómbola, Tomate,...) para llenar toda la programación con los contenidos de ese programa.
Pero es que ni con las series de calidad son benévolas: te gustan los Simpson, te los repito continuamente sin orden; lo mismo ocurre con House y otras muchas...
Maldecimos la televisión, pero también hay radio basura, prensa basura... Es la sociedad que la que está enferma, y creo que cada vez va a peor.
David ha dicho que…
Por cierto, enhorabuena por la revista, y a los colaboradores que pasen por aquí.
Amador Aranda ha dicho que…
Hola Lunares...ya andamos por aquí otra vez...jeje. Yo por Graná...¿Nos veremos el sábado,no?. Besos de vuelta al coleblog.

Yo espero Nacho que lo de esta mujer sean un caso puntual, en fin...Un besote.

En fin, David, esto es así...¿Tendremos también la tele que nos merecemos?. Yo quiero la HBO en España, que la ponga ya quieen sea. Besos.
Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
...si, pero por Graná....que llevo a las niñas a ver los Loris...que la Celia lleva to el verano erre que erre, y este (concierto) le toca...también la maestra, el yoyo, la mamen...en fin, otra de groupies.

Un beso con neones.
R.

David, ya te contaré la aventura "Casa guerrero"...un cuarto de hora me faltó pa que el Gaspar me la hubiera enseñao...y la historia que solica me he montao...por aquello de dar rienda suelta a la imaginación. Recuerdame la canción de Paul Weller que le regalé en la playa (la mangueta)para que este continuara bailando tangos con su chica, antes de marchar a lisboa donde da clases....el mundo se toca, amigo, y si no es así yo hago que al menos el mío se toque.

Otro beso.
Amador Aranda ha dicho que…
En graná, sí...yo soy más de los Planetas...pero vamos, que al mismo sitio vamos. Besos planetarios.
imc ha dicho que…
Acabo de leer el artículo en cuestión, que impotencia!! creo que cosas como esta quitan la esperanza al mas pintado.
Por otro lado, creo que lo de la tv basura va para largo. Imagino que en el mundo del famoseo pasa un poco como en los pueblos pero a otra escala, basta que pase algo para ser la comidilla del vecindario, sólo que éstos son profesionales y tiran a matar, y encima cobrando. Siendo un poco cruel (nunca tanto como ellos) puedo identificar esos rostros televisivos con los que a veces nos encontramos aquí, comprando el pan, sentados en la puerta de casa, o asomados a la ventana. En fin, es para volverse loco, así que mejor te hago caso.
Indiferencia.
imc ha dicho que…
besooooss!!
RICARDO BATICÓN ha dicho que…
Respecto a tu primer plantemiento sobre "como un medio tan interesante como es la televisión... ha terminado por convertirse en el opio de un pueblo cotilla que lo único que busca para satisfacer su apetitito es la desgracia ajena, haciendo de éste dolor una forma de risa fácil de consumir"... sí, efectivamente es así. Pero es que yo empiezo a pensar que va con la forma de ser del propio país. Al final va a ser cierto eso que dicen que en España el 1er deporte nacional es el fútbol y el segundo la envidia... y al final reírse de la desgracia ajena... tiene un poco de eso. Y que los algunos periodistas entren al trapo... el dinero, el dinero... hace maravillas!

Un saludo!
combatientes70 ha dicho que…
ante la monstruosidad del asunto lo que no llego a entender es como telecinco da cabida a una tipa como esa... dejé de ver la tele nacional hace ya mas de dos años... no la utilizo para nada... es algo que ha muerto para mí... no aporta nada en mi vida... me aburre... me provoca o me duerme... hay muchas cosas mejores que hacer en la vida...
Amador Aranda ha dicho que…
Pues sí, Imc, hagamos más uso de la indeferencia, pero, a quién se la merezca, claro está, jeje. ¿Nos veremos en el concierto, no?. Besos.

En fin Ricardo, creo que España tiene muchos deportes nacionales...y los seguirá teniendo. Un saludo.

Pues sí, hay mejores cosas que hacer antes que ver la tele, y cada uno de los tipejos que salen en ella. ¿Habrá concierto en Graná el sábado, o estarás por Madrid, Portugal, Fuengirola, jejej. ? Besos.
dasty-d ha dicho que…
Amador iba a escribir, sobre esta niña (no tiene otro nombre) en mi blog, ya que por desgracia la vi mientras esperaba a que llegara mis amigos a mi casa.

Solo lo describo con la palabra de VERGONZOSO. Mal la Noria y mal yo por verla.

Cada vez hay más basura, eso se nota cada vez más. Por ejemplo a mi me encantaba el programa No disparen al pianista, música en directo y poco comercial.

Gracias a este programa conocí a Sidonie.

Desgraciadamente ha desaparecido, la audiencia manda.
Amador Aranda ha dicho que…
Pues sí Dasty, esto es así. Pero, también sigue habiendo cosas buenas....imagino. Jeje. Un abrazo.
Capitán Alatriste ha dicho que…
A los que no conocieran a Enric González se lo recomiendo ENCARECIDAMENTE. Es de los periodistas que gusta leer, que escriben bien. Oasis en el desierto.

El artículo es devastador. La realidad es devastadora.
unviajealaluna ha dicho que…
Hola Amador, cuánto tiempo sin escribir, eso si, leerte te leo, es a lo poco que me da tiempo desde el trabajo.

Alguna vez he escuchado una frase acerca del periodismo que dice que las buenas noticias nunca son noticias..., desafortunadamente esto que puede parecer un tópico, tiene bastante de cierto en muchísimas ocasiones.

He visto muchas veces, por qué voy a decir que no... entrevistas-espectáculo en programas tipo La noria, Salsa rosa y todos los sucedáneos que ha habido en los últimos años desde que el Tómbola, desde que tengo uso de razon, abriera la caja de los truenos..., y no puedo tener otro sentimiento que el de culpabilidad y vergüenza...

Estoy totalmente de acuerdo con el artículo de Enric González y no descubro nada nuevo si digo que antiguamente, y no hace mucho de esto, (durante el franquismo) una mujer iba a denunciar a su marido por maltrato ante la guardia civil y no recibía mas que burla e ignorancia... y han tenido que morir muchas mujeres, ya no para que la guardia civil las tomasen en serio, ni para que las leyes las protegieran, que también, sino para que todo el mundo aprendiera que el maltrato a una mujer atenta contra la dignidad de la misma. Esa misma, que la novia esta de Puerta... no conoce.

En estos tiempos en los que el valor de cualquier cosa lo da el dinero, nos olvidamos a menudo que el de la dignidad no lo puede dar...

Y también esa dignidad, que por otra parte, no tienen tampoco los pseudoperiodistas que se sientan o han sentado en esos programas a lapidar y ajusticiar a cualquier infeliz que decide vender sus miserias hasta conseguir dar ese espectaculo que los que luego sentimos culpabilidad y vergüenza vemos.

En este pais me temo que hay pocos, dentro del círculo radio-prensa escrita-televisión, con autoridad moral ya no para dar lecciones sobre dignidad... sino para tan siquiera acercarse a ella.

Que le pregunten a Almodovar lo que es la dignidad, que tan maravillosamente bién trató el tema en Volver.

Perdona por el pestiñazo Amador, pero es que como hacía tanto tiempo que no escribía por aquí...

Un abrazo.

Pd: voy a estar una semana por Martos, ya que me han dado algunos días de vacaciones, a ver si nos vemos y te devuelvo el libro de Marina.
Amador Aranda ha dicho que…
Jejeje. No hay nada que perdonar. Siempre son muy interesantes tus opiniones, y las leo con especial interés. Perdona también porque no contestarte antes, pero la semana pasada estuve en Oviedo, y claro está, algo más incomunicado de la cuenta, jeje. No estaré en Martos hasta el viernes, así que si estás el finde, pues quedamos, para echar un café o lo que sea. Un abrazo.
mykelangelo ha dicho que…
está tan claro como el agua. aunque no creo que estén haciendo un servicio público, si que es verdad es los responsables de que existan estos programas somos nosotros, los ESPECTADORES. la televisión, como el gobierno, jeje, no es más que un reflejo de lo que la gente quiere CONSUMIR. como producto se atiene a las normas y funcionamiento de cualquier otro. La oferta depende de la demanda.

En mi humilde opinión creo que como el capitalismo en general, este tipo de mercado, el televisivo, debería de tener restricciones como cualquier otro. Porque hay cosas que no se puende comprar, por ejemplo, las personas, los órganos, muchas drogas, las armas... aunque a más de uno le gustaría. por qué el la tele todo vale?

(y por supuesto lo de la calidad y gustos no es regulable, aunque a algunos nos gustaría :D)
Amador Aranda ha dicho que…
No habia pensado eso...pero vamos, debería haber unos límites ¿es que de verdad, no tiene absolutamente ninguna ética del trabajo?. en fin. besos.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …