Ir al contenido principal

Historias por contar.

Releo “El Guión”, libro del genial Robert McKee, seguramente buscando ideas para contar una historia, o una de las varias que pululan por mi cabeza y que no encuentro la forma de intentar darles vida. Sé que no voy a hacer un guión, me aburre mucho la escritura de guiones, quizá por eso admiro tanto a los guionistas, porque sé de esa dificultad para contar con imágenes. Como ya digo a mí, no me divierte, pero sí que me divierte mucho la narración, o la prosa, como decíamos en el colegio.

Todas las historias están contadas.

¿Cómo llega una historia a la cabeza?. McKee da muchas respuestas, pero ninguna habla de la originalidad del que escribe, ya que mucha de las veces las historias vienen de otras historias, vividas por nosotros, o por algún conocido, o leídas, o visionadas en una gran pantalla. Nada es original, y por eso, McKee advierte de que hay que tener cuidado con las historias que escribimos ya que puede que copiemos sin saberlo.

Al final somos plagiadores de emociones ajenas.

A mí me ayuda sentarme delante del ordenador, y empezar a escribir, a veces, con una escritura automática que no me indica muy bien a donde quiero ir. Eso sí, siempre que hago esto no tengo historia pensada, dejo que fluya lo que creo que puede haber. Pero hoy, quiero contar una historia pensada, muy pensada en mi cabeza, con principio y con final. A veces las historias hay que empezarlas, y continuarlas, sin más, aunque no se sepa muy bien donde llegan.

A veces la vida es sólo continuar.

Sé que tengo que salir a la calle, y me pongo la excusa que además es obligación de enviarle a Alatriste la revista FARO, ya que es de Córdoba, y no puedo verlo por Martos. ¿Cuándo se envía una revista se envía también una carta aparte?. Decido no escribir carta, y decirle algo en un papel pequeño, arrancado con poco cuidado de una libreta en la que suelo escribir ideas. Sin darme cuenta, releyendo lo escrito en el un pasado sin nombre, encuentro unas frases que se ajustan a la historia que quiero contar.

A veces la escritura es sólo mirar.

Gracias.

Llego a casa y empiezo a escribir a partir de las tres frases que escribí en un pasado que no logro situar. Y todo fluye, como si siempre hubiera sido así. Y el mundo donde la historia tiene sentido empieza a crecer. Y todo lo que debería ser, es. Y Robert McKee firma libros y da conferencias. Y yo escribo, con la única certeza de que, mañana, cuando me siente en frente del ordenador, me costará volver a escribir, y buscaré las ideas que me guíen a la hora de contar una historia que crea que puede ser contada dentro del mundo de las historias donde todos somos plagiadores, donde todo está contado, donde la única justificación para contar historias es la vida debe continuar. Todo lo que se escribe no tiene que quedar.

Amanecer de un verano inconsciente,
de terrazas apacibles,
de piscinas rebosadas de incertidumbre.

Comentarios

Mucho ánimo¡¡¡Esto es así guapito....un día y otro y otro, como una partitura....Besos
David ha dicho que…
Ahora a seguir...
¿dónde están estas piscinas? ¿quién se baña en ellas?
Un beso
Amador Aranda ha dicho que…
Lo sé Vigia, por cierto, cuando te vere tocar algo...lo que sea. Te escondes demasiado.

Pues todo está ya resuelto, las piscinas, y los bañistas, y más cosas, jeje.

Besos a los dos.
Unos zarcillos pa mi luna ha dicho que…
alguien tiene un aero-red?
Amador Aranda ha dicho que…
Por Diol Lunares, explìcame pa qué quires un aero red a la 1 y media de la madrugá...Besos sin gas.
Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
Alguien me plagia el link... Algún/a hijoputa aburrid@ se dedica a escribir gilipolleces falsificando mi identidad...ahora no necesito aero red, anda tan bien mi aerofagia que hasta me cago en su puta madre.

A lo que vamos, efectivamente todo está escrito, pero como dice mi amiga I. Bonilla, lo importante no es contar cosas sino como se cuentan.

Un beso grande y llenito de ganas de que me cuentes como tú sabes hacer, todos los cuentos.
TQ.

R.
Amador Aranda ha dicho que…
En fin, ya plagian hasta los nicks...Pues sí, tú amiga I. Bonilla tiene mucha razón, el que crea el mundo es el que da la visión de la historia, en el caso de tu amiga, con la pintura, que además, me gusta mucho lo que hace.
Un besote guapa, y a ver si nos vemos cuando vaya por el pueblo.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …