Ir al contenido principal

Fundido en negro.

No sé si era de Mostequieu una pequeña historia sobre el origen de la propiedad, la cual hablaba de que ésta surgió cuando “alguien” le dijo a otro “alguien”, que un trozo de terreno era suyo y el segundo “alguien”, en lugar de decir que el mundo no era de nadie, le siguió la corriente y le dijo que de acuerdo. Seguramente la mafia nació cuando un tercer “alguien” llegó al lugar y le dijo al propietario que si quería que su terreno siguiera siendo seguro y que nadie le robara, tenía que entregarle un quince por cierto de la producción. Es posible que el propietario se negara, pero el tercer alguien no se rendiría, e iría a buscar a algunos amigos para que le dieran una paliza, y así, provocarle un miedo que ha hecho la Mafia sea un negocio próspero e incluso en Italia, una de las mayores fuentes de ingreso. No todo el mundo vale para mafioso; los requisitos van desde tener una moral y una ética algo perdida, unos antepasados rusos, chinos o italianos (o de donde sean, hay mafiosos por todo el mundo), y una familia en la que integrarse, y ser bien recibido, porque, ¿què sería de la mafia sin la familia?
Si no supiéramos que la Mafia es algo casi innato al hombre, podríamos decir que qué fue antes, La Mafia o el Cine. Y es que si la Mafia ha existido desde siempre, el cine la ha encumbrado, la ha mostrado al mundo, y le ha dado historias y personajes con entidad, carisma y una personalidad moral y ética, que seguramente en la realidad mafiosa nunca encontraríamos. Y es que, es un hecho, el binomio MAFIA/CINE funciona tan bien, que no sólo ha habido una o dos película de calidad, sino que puede que falten dedos para contar las películas que con tema central de mafia, forman ya parte de la historia del cine. La Trilogía del Padrino como buque insignia de todas ellas, pero con gran calidad también, Érase una vez América, Uno de los nuestros, El Funeral, Los Intocables, Con Faldas y a lo loco, Muerte entre las Flores, Scarface, Donnie Brasco, Infiltrados...mucho cine, muchas muertes, muchas extorsiones, y muchas familias, que, como ya digo han funcionado en el cine, y no sólo como películas, sino que el público ha respondido a ella, y ha pagado por ver ésta violencia en el cine…y es que, es raro, pero a muchos nos encanta sufrir en el cine.
Por todo éstas películas no lo tenía nada fácil una serie como Los Soprano, que además apareció hace siete años, cuando las series no estaban tan en alza como en la actualidad. Es más, los guionistas, imagino que sabiendo que de la Mafia ya se ha hablado mucho, asumieron otro riesgo y fue el de presentar a un Mafioso con problemas mentales, el cual, por la culpa, por el pasado, o por su profesión, tenía ataques de ansiedad y de pánico que lo hacían derrumbarse y caer al suelo en momentos en los que debería estar lúcido y ser fuerte por la situación que tenía delante. Y así empezamos a conocer a Tony Soprano, personaje lleno de dudas, y de principios, pero que los guionistas, no sé a cuento de qué, han decidido en la última temporada, mostrarlo como un demonio ( a lo mejor lo era desde el principio y todos los que hemos visto la serie hemos sufrido un síndrome de Estocolmo televisivo). También conocimos a Carmela, mujer de Tony, capaz de hacer lo que sea por su familia. Y a Conrado, tío de Tony, a su madre, culpable en gran parte del malestar de su hijo, y bueno, a muchos mafiosos que durante seis temporadas nos han hecho sufrir malestar, reírnos con sus ocurrencias a lo Paco el Pocero, y hacernos conocer un mundo al que, sinceramente, espero siempre estar muy alejado de el.
Se han acabado los Soprano, bueno, acabaron con polémica hace unos meses, ya que el final no ha gustado a casi nadie, un Fundido en negro que deja muchas cosas abiertas, pero que, sinceramente creo que va acorde con la serie, una vida sigue como de película francesa. Y es que, para todo el mundo, para los buenos, y para los malos, para los que intenta vivir la vida con principios y para los que no, para los que insultan, y para los que respetan, para los que viven en igualdad, y para los que no, irremediablemente, la vida sigue, siempre, la vida sigue. Menos mal. Mal menor.

Comentarios

unviajealaluna ha dicho que…
ja! sublime esa comparacion y paralelismo entre Tony Soprano y Paco el Pocero...
Amador Aranda ha dicho que…
Jaja. La verdad, es que la comparación no es con Tony Soprano, éste, aunque mafioso, tiene clase, y principios, al menos en las primeras temporadas. Lo de la comparación me refería a otro mafioso, como Polly, o incluso el sobrino de Tony, que son tremendos. Saludos.
combatientes70 ha dicho que…
leer todo lo que te ha inspirado los sopranos resulta revelador y me da gana de pillar desde la cuarta temporada y encerrarme a cal y canto y disfrutar y sufrir con todos ellos, espero que el tiempo reaparezca alguna vez en mi vida... mi besos desde un lluvioso y plomizo madrid
Amador Aranda ha dicho que…
Ve los Soprano, pero no te encierres, ni en Madrid, ni en ningún sitio...aunque a veces, si te digo la verdad, la Ficción es más satisfactoria que la realidad, de la que, nos avergonzamos en muchos momentos. En fin. Muchos besos desde Granada, lluviosa, pero que con La Wii, un par de libros, y el Imac, se hace más llevadera.
Ricardo Baticón ha dicho que…
Bueno... qué decir de este artículo... que me ha gustado mogollón. Es que has tocado un tema... la mafia y el cine, el cine y la mafia... que es mucho tema. Sólo con las pelis que has citado (Érase una vez América, Uno de los nuestros, El Funeral, Los Intocables, Con Faldas y a lo loco, Muerte entre las Flores, Scarface, Donnie Brasco, Infiltrados...)... qué más decir?. Buen cine 100%.

Respecto al actor de Los Soprano el otro día vi una película curiosa compuesta de 8 historias (más bien cortos) llamada Almas perdidas y en la historia protagonizada por él, llamada "Un nuevo día" quizás sea la meejor de las 7 historias urbanas de las que consta la peli. Muy original.
Amador Aranda ha dicho que…
Es que las pelis de mafias...son muy grandes, en fin, la miseria de las bandas, pues se luce mucho en el cine, jeje.
Con respecto a la peli me hablas, me suena, pero no la he visto...¿está bien?,. Bueno, ya me dices. Un abrazo.
David ha dicho que…
Las familias normales dan para poco, o no. Pero la violencia, la corrupción y todo lo asociado a la mafia es muy cinematográfico.
Espero poder ver la serie, sin muchas incertidumbres sobre lo que pasará al final, los fans de Los Soprano no paran de desvelarlo.... Para los que no hayan visto Damages, el novio de la protagonista muere...
Amador Aranda ha dicho que…
Yo espero no haber contado mucho de la serie...por ahí hay gente que le cabrea mucho que le cuenten series....a mi después de que me contaran el final de Los otros, y el del sexto sentido el mismo día, creo que me curé de espantos. En fin, eso...qué tal va la ciudad Condal
Ricardo Baticón ha dicho que…
La peli que te digo de Almas perdidas son 7 historias, no 8 como te dije. Qué si está bien?... psss, hay de todo. Como son 7 historias, pues las hay buenas y otras no tanto. Se salva la que te comento y alguna más, como la primeta de todas, un supermercado donde se juntan famosos de hollywood, la última de todas también está bien sobre una persona enana y una doncella... No sé si me animo un día a lo mejor la comento en mi blog. Un saludo!
Capitán Alatriste ha dicho que…
Las películas de mafiosos son mis favoritas. Siempre lo han sido.

Yo de adolescente quería ser Vito Corleone, incluso Michael. Afortunadamente el entorno no era propicio...

Por eso yo sabía de antemano que casi seguro Los soprano me iba a encantar. Y aunque por problemas logístico-emocionales sólo pude ver la primera temporada, es una de las asignaturas que tengo pendientes.
Amador Aranda ha dicho que…
La verdad es que las películas de muchas historias, hace un tiempo estuvieron muy de moda...Robert Altman, el culpable, y le seguía Paul Thomas Anderson con la maravillosa Magnolia. 9 Vidas, de Rodrigo García fue de las últimas de muchas historias que vi, me gustó mucho, pero pasó totalmente desapercibida, por cierto, algún día voy a tener que hacer una entrada sólo par hablar de Rodrigo García, el hijo de García Márquez, que como siga así, le van a dar también el nobel, una pena que no escriba novelas, al menos, no sé yo que tenga ninguna.

Tienes que seguir con los Soprano Alatriste, es una pena que la dejes, en fin, cada uno tiene también su momento con ésta serie, yo, acostumbrado a verla en Español, no he acabado hasta hace unos dias, y normalmente acabo casi todas las series con Estados unidos...en fin. cosas que pasan. Por cierto, no se lo digas a nadie, pero las series...se pueden descargar de internet y todo, jeje. www.tusseries.com es una página estupenda, y casi siempre gente que la comparte.
Saludos a los dos.
mc ha dicho que…
Enorme post Amador. Y como dices por ahí la comparación es más bien con Polly. Tony es un hijo de puta pero con clase y estilo, lo de los principios es algo más discutible, el Poceros no pasa de vulgar ladrón. A ver que inventa ahora que "Poceroland" se viene abajo.
Saludos desde la muy plomiza Madrid.
Amador Aranda ha dicho que…
La verdad es que el personaje de Tony está lleno de matices, y a lo largo de 6 temporadas, pues eso, muchas historias, y muchos parte de la personalidad que han salido a la luz.
Martos no creo que esté mejor que Madrid...al menos tienes cines,, y teatro, y ...la fnac, jeje. Saludos.
mc ha dicho que…
Hablando de la FNAC... ¡¡¡Han confirmado aperturas en Málaga y Granada para 2008 y 2009 respectivamente!!!
Amador Aranda ha dicho que…
ah, pues mira...qué bien. a ver si nos lo ponen cerquita de casa.
Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
...tranquilo. Nadie sospechará, parecerá un accidente...

Ama, que si algo me ocurre....ya sabes quién ha sido...no lo dejes impune. Vendetta

Un beso...negro, negro, mi género favorito.

R.
Amador Aranda ha dicho que…
Vale, lo mismo te digo, jaja.Besos guapa.
mykelangelo ha dicho que…
Si te das cuenta, en lo que cuentas al principio, se puede sustituir perfectamente la palabra MAFIA por ESTADO. La mafia no deja de ser el reflejo alternativo del estado. Su hermano gemelo en la esfera de la ilegalidad. A veces nos creemos que la delincuencia es sólo de unos cuantos yonkis sin mente, pero no, se pueden organizar como lo hacemos los que estamos a este lado de la ley y aparece toda una burocracia que gestiona y administra el crimen.

Cabría preguntarse si es posible uno sin el otro. ¿Es posible el estado sin su opuesto, por ejemplo, la mafia? Sin crimen no se necesitaría un estado que nos protegiese. Si nuestro civismo fuera tal que resolvieramos dos a dos y personalmente los conflictos, no necesitaríamos más. La utopía anarquista no es más que eso.
Amador Aranda ha dicho que…
Sí...pero nunca funcionará...todos somos tan distintos, no hay esperanza para las utopias...desde luego, nosotros no creo que las veamos. Besos.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …