Ir al contenido principal

Haneke y la Violencia.


No sé si he hablado alguna vez de Michael Haneke. Seguramente haré una entrada con el estreno Español de Funny Games, su último trabajo y primero en Estados Unidos, que a la vez es un remake de su película alemana con la que realmente se dió a conocer en Europa. Os dejo una reflexión que ha hecho hoy en El Pais, dentro de una entrevista más amplia...Me ha parecido interesante.

P. El filme toca el tema de la tortura y usted lo estrena en un país cuyo Gobierno está torturando presos abiertamente. ¿Le interesaba también llamar la atención sobre eso?

R. Sí, puede ser, pero no olvides que el Gobierno de un país es el resultado de una sociedad. Es como Alemania en los años treinta. No sólo es que Hitler fuera el malo, es que millones de personas le habían elegido. En todos los sistemas políticos los ciudadanos tienen que hacer examen de conciencia y asumir sus responsabilidades aunque no sea fácil. La gente llega al poder porque alguien les pone ahí.

entrevista completa.

Comentarios

Vértigo ha dicho que…
Nunca olvidaré lo mal que lo pasé cuando vi esta peli. Me gustó, es conmovedora, no hay sangre, pero es muy violenta...no sé si veré la nueva versión...

moli
Amador Aranda ha dicho que…
La verdad es lo que pasamos mal con la película...también con La Pianista...de todas formas, creo que volveré a verla, tengo ganas de ver como ha copiado plano por plano la película, jeje. Qué masoca soy. Besos.
Ricardo Baticón ha dicho que…
Respecto a la entrevista, cuando dice "La gente llega al poder porque alguien les pone ahí"... bueno, es una verdad a media, porque eso es suponiendo que esos dictadores les ha votado el pueblo... y normalmente no es así sino por un golpe de estado. Muy interesante la entrevista.
Amador Aranda ha dicho que…
Sí, bueno, creo que se refiere a Hitler, que...fue elegido democráticamente, aunque parezca que no. En fin.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …