Ir al contenido principal

Marías y los anónimos.

Finalmente he quitado la opción de hablar en Anónimo en el blog. Sinceramente, no creo que se pueda producir comunicación cuando alguien insulta a través de un anónimo. Ya hablé de los anónimos en una entrada hace unos meses, El poder de criticar, y ser criticado.
Casualmente, Javier Marías, en su artículo de El País de hoy, habla de esto. Os dejo el principio del artículo, y siento mucho a aquellos que sí escribían en anónimo, sin ánimo de ofender a nadie. Registrarse en Blogger es bastante fácil. Si alguien no sabe, que me lo diga y se lo explico.

Una Historia de Vilezas. Javier Marías.
Si hay algo que me parece despreciable son los anónimos y pseudónimos, y esa es una de las razones por las que nunca navegaré mucho por Internet. No dudo de su incomparable utilidad para hallar datos, pero siempre que he caído en algún foro, chat, blog o como se llamen esas tertulias –en mis muy escasas incursiones, de prestado–, me he topado con tal cantidad de pseudónimos soltando sandeces o brutalidades, que la impresión que he tenido es que meterse ahí equivale a entrar en contacto con demasiada gente a la que uno jamás trataría. Gente a menudo cobarde, como lo es toda aquella que a lo largo de mi vida me ha enviado anónimos, insultantes o en los que se me acusaba de delitos atroces sin que yo pudiera responder. Hace años, por tanto, que no abro un sobre sin remite claro. Van todos a la basura, tan cerrados como llegaron.
Seguir leyendo.

Comentarios

Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
Entendemos que siempre es mejor ser demandado que demandante, porque partimos de la presunción de inocencia como bien expone Javier Marías....Si bien es cierto, este no es el caso, que a veces incluso analizando los restos de cianuro de la mano que lo sirvió, una defensa potente consigue eximir la responsabilidad… En definitiva casi todo movimiento jurista queda, de un modo u otro, sujeto a “una moral”…a la del que enfrente determinará el fallo…por indecente que sea. ¿cómo reparar daños?
Amador Aranda ha dicho que…
Lunares, no te he entendido ná, pero, vamos, na de ná. Creo que estás algo espesa. Lo de quitar los anónimos, sinceramente, lo pensé ya hace tiempo. No creo que haya tenido ningún problema yo con ninguno, pero me pidieron que quitara uno el otro día...poco más. Besos entendibles.. (muerto me he quedado)
Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
maricarmen, llevas razón, espesisísísíma...y resulta que me ha encantao el artículo de JM...pero que mucho y absolutamente de acuerdo con él, solo que me ha hecho navegar en experiencias propias, ¿sabes?, de las que no tienen na que ver con el asunto y que a veces me rebelo contra er mundo...muertecica yo, desde que lo he repasao. Que estoy encabroná con los representantes de la justicia.

besos nublaos.
R.
Ricardo Baticón ha dicho que…
Pues estoy muy de acuerdo con Javier Marías pero con cierto matices... y es que hay personas que sólo nos dejarían comentarios en nuestros blogs bajo la fómula de Anónimos, y no por nada ni para insultar ni nada de eso... SINO PORQUE LA BARRERA del internet, que esté ahí abierto para todo el mundo... es una barrera aún para mucha gente difícil de superar... Las personas que tenemos blogs ya hemos superado esa barrera o miedo. Por eso yo a esa gente si la respeto bajo la fórmula de Anónimo. PERO NO a los que lo hacen por insultar o cobardía de no dar la cara.
combatientes70 ha dicho que…
abajo los anonimos que sólo sirven para hacer daño desde la cobardía... viva el Marías... pedazo artículo... y gracias por publicarlo que este domingo no compre el país y no pude leerlo
Amador Aranda ha dicho que…
Sí, lo sé Ricardo, pero, bueno, es una decisión, que tiene su parte mala, pero..que me parece que es mejor tomar. Creo que da libertad también para el que escribe...porque, insultar por insultar, también duele. Un abrazo.

Si es que el Marías es una máquina...jeje. Besos.
David ha dicho que…
Muy bueno Marías.
Respecto a los anónimos, es una lacra de los blogs, pero peor es que una administración actúe ante una denuncia anónima.
mykelangelo ha dicho que…
estoy escandalizado!
puagman ha dicho que…
tan importante es lo q diga un tio q no conoces y al q solo le mueve el aburrimiento o la estulticia?

no es algo melodramatico hablar d "cobardia" en un caso como este?

q clase d "anonimato" se puede tener en la red?

q cambia si, en lugar d ser "anonimo", usas una cuenta q no revela nada d ti?

no es algo inocente creer q la sacrosanta libertad d expresion depende d lo q uno haga con su minusculo blog?

es un problema d EGO del torquemada d turno. por exceso o por defecto.
Amador Aranda ha dicho que…
Me importa un pimiento lo que mueva a Marías para escribir, pero lo escrito, me interesa, tanto por la forma como por el fondo, que siempre me resulta inteligente, e interesante...cada uno, lee lo que le da la gana,y se deja influir por también, las partes que le da la gana de lo leído.

Usted sabrá lo que entiende por Cobardía, yo en el caso de alguién que se mete a insultar en un blog, pues, sencillamente, sí que me lo parece..

Por si no lo sabes, en el momento que tienes una cuenta blog, y no te escriben desde anónimo y, te sientes humillado, ultrajado, o injuriado, y, por supuesto, se quiere denunciar, se puede hacer una denuncia más fácilmente...nada queda impune ya. Hay una cosa que se llaman Ip, y que es un número con el que te conectas y dejas mensaje...en caso extremos...y bajo orden judicial, puede averiguarse el usario que ha hecho el mensaje, o los mensajes. También, por otro lado, se puede denegar la entrada a alguién averiguando la hora en que entro, y sabiendo cual es su número de ip...son truqillos, que fomenta la libertad de poder escribir...sin que te insulten...al menos, sin que te insulten en anónimo.

La libertad de expresión, hay que usarla, en todos lados, y hay que hacerla ver, en cada uno y en cada centímetro de los minúsuclos lugares de la tierra para no olvidarnos que la tenemos, al menos, los que la tengamos. Nunca te averguences de ella...es un bien preciado. Saludos.
puagman ha dicho que…
me sigue pareciendo d una debilidad pasmosa dejarse afectar por segun q cosas.

y es muy peligroso, ademas, emplear la libertad d expresion para censurar comentarios q no t gusta escuchar.

por ultimo, como muy bien dices tu mismo... si todo lo q hacemos deja rastro en la red, q mas da llamarse anonimo, amador aranda o periquito d los palotes?

saludos a todos.
Amador Aranda ha dicho que…
Lo de la debilidad, pues, qué quieres que te diga, allá cada uno. Me parece que generalizas. De todas formas, si un mensaje, ya sea anónimo o no, te dice, no sé, que le gusta el blog, y como escribes, y clro está, te alegra, un anónimo o no, que te insulte, pues cuanto menos te entristece. De todas formas, allá cada uno.
Con respecto a lo de la libertad de expresión, para bien, o para mal, nunca he borrado mensajes, ya fueran anónimos o no, ya fueran insultates, o no. Sólo una vez borre y no iba a mi, si no a otra persona por rencillas personales, y el insultado me pidió que lo borrara.
Y en fin, que sí, que puede que dé igual quien insulta, pero que...yo hago éste blog para divertirme, y sencillamente, si alguién me tiene que insultar, que lo haga dando la mínima cara...Acepto las críticas la mar de bien...siempre que ésta sean hechas desde el respeto. Un saludo.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …