Ir al contenido principal

Kafka, prejuicios, y mundo oriental.

Desde que me escapé de casa
he estado escuchando
reiteradamente
la misma música. Kid A de Radiohead;
Greatest Hits
de Prince.
Y, de vez en cuando,
My Favorite Th
ings, de John Coltrane.

Haruki
Murakami. “Kafka en la orilla”.

No sé si habréis visto el anuncio que Martin Scorsese ha dirigido éste año para Freixenet. A mí, sinceramente, me parece un anuncio maravilloso, porque, ya era hora de que el anuncio más caro o más famoso en España, por fin, sea bueno. Si os cuento un poco de qué va el anuncio imagino que no desvelo nada, porque, en nueve minutos, lo que menos importa es lo que se cuenta, sino, cómo Scorsese lo cuenta. O cómo Scorsese copia, y homenaje el estilo que Alfred Hichtcock uso en muchas de sus películas. Y se reconoce el estilo, nada más verlo, ver unos planos, unos movimientos de cámara que ya se han visto antes en cualquier película del director Inglés. Al menos yo, las veo, pero claro, durante años he intentado ver el mayor número de películas de Hichtcock, y eso, pues marca, claro está. Intuyo que, por lo general, el gran público también ha visto películas del director, ya que, después de su muerte, Hichtcock se ha convertido en un clásico, y no sólo un clásico, películas como los “Pájaros” o “Psicosis” lo han convertido en un icono de la cultura popular actual. Y es que, hay películas que todo el mundo o casi todo el mundo ha visto, aunque sean clásicos: Lo que el viento se llevó, Los diez Mandamientos, Una noche en la ópera, Casablanca. ¿Me pregunto si hay mucha gente que sigue más allá de los dos o tres películas de Hichtcock? ¿Se ha atrevido el gran público a ver Vértigo, Marnie la Ladrona, 39 Escalones, o El hombre que sabía demasiado?. Habrá gente que sí, y gente que no, pero, lo que sí es cierto, de lo que sí goza Hichtcock y no otros directores, es de un sabor que lo hace popular, y ésa popularidad, lo lleva al mundo donde la gente deja de tener prejuicios, donde, su cine, se entienda o no, se ve como cine interesante, cine que no va a aburrir, un cine, que a la gente le gusta ver. No le ocurren a otros grandes genios, desafortunadamente.
En el lado opuesto de los prejuicios de los que Hitchtcock ya hemos dicho no goza, se encuentra la cultura Oriental. El cine, la música, y la literatura Oriental, para la mayoría de el público, tiene un tufillo a pedantería que tira para atrás.
El cine oriental: lento y complicado. La música: ¿en chino, en japonés?, cómo va a gustar eso. La literatura: Espesa, e interminable. ¿Alguna razón para pensar esto?. Os contaré una anécdota.
Hace unos años, cuando estaba estudiando Filología en Jaén, hicimos un viaje conjunto con la gente de Humanidades a Salamanca. Mi amiga Paz, me dijo que me llevara una película, y yo, por supuesto, le hice caso. En realidad, no sabía qué llevar, pero dado que el autobús estaría lleno de profesores y alumnos de Humanidades y de Filología, qué mejor que llevar una película que a mi parecía interesante: In the mood for love, de Wong Kar Wai, película, que dicho sea de paso, se está convirtiendo en un gran clásico. El resultado fue extraño, cuanto menos. Excepto a mi amiga Paz y a mí, a todo el autobús, incluyendo profesorado y alumnado, la película le pareció una mierda ( opiniones hay para todo). Lo peor fue cuando me echaron la culpa a mi de que la película no les gustó, ni que la hubiera hecho yo (que ya me hubiera gustado). Ahora, después de unos años me viene una pregunta ¿Qué hubiera pasado si, en lugar de actores Orientales la película hubiera sido interpretada por actores Americanos?. ¿Hubiera pasado lo mismo?. No. Sin lugar a dudas.
El cine, la música, la literatura, siempre es lo mismo. Son historias que contar, y sólo hay dos formas de contar historias: bien y mal. Si una historia está bien contada, se entiende en España, en Inglaterra, y en último rincón del mundo. Si la historia está contada con talento, se podrá ver, en un colegio, y en un festival de cine. ¿Tiene Hitchtcok más talento que Akira Kurosawa?. ¿Es mejor Psicosis que Los Siete Samurais, o que Ran, o que Rashomon? ¿Es más fácil entender la literatura de Haruki Murakami que la de Philips Roth? ¿Es mejor Madonna que Pizzicato Five?. Sinceramente, nada es mejor ni peor, sólo diferente, porque, en las diferencias, se encuentra los grandes autores. Y puede que, como me pasó a mi el otro día mientras leía Kafka en la Orilla, me vea identificado con un personaje, porque escucha la misma música que yo, y de repente, me acuerde del artículo de Amos Oz, y piense, que, un japonés, que vive en un libro, sea más parecido de lo que pensaba a mí, que mi vecino de enfrente, que no tengo ni idea de si lee, o escucha música, o ve cine de autor, o cine comercial. Ver cine, escuchar música, y leer novelas de otras nacionalidades que no sean las que nos inculcan desde la cultura mayoritaria, enriquece, sí, pero además, fomenta el pensamiento de que uno no es tan raro, y que sí, le gusta ver lo Siete Samurais en versión original subtitulada, pero, a mucha más gente le gusta. Y no, no es ninguna excusa. Claro que no. Basta ya de enorgullecerse de prejuicios hacia lo que se cree que es pedante. La pedantería no es más que el acto de desprestigiar y avergonzar con conocimientos al que sabe menos de algún tema, ya sea cine, literatura, informática, o ciencia. Y la pedantería cuando se hace en cine, o en literatura, cae por su propio peso. Escuchad música, leed libros, id al cine, a ver lo que sea, sin mirar de dónde está hecho, porque ese acto, nos convierte, sin darnos cuenta, en ciudadanos del mundo, en personas a las que nos importan visitar a otras personas, abrazar a otras personas, y mirar sus casas, probar su comida, acariciar a su perro, y hablar con su abuela del tiempo tan malo o tan bueno que hace hoy. Ésta es una de las grades asignaturas pendientes de todo aquel que le gusta hablar de cine, de música, de libros: hacerlo sin prejuicios, y sin favoritismos que desvirtuen a los contadores de historias. Yo, voy a intentar seguir haciéndolo lo mejor que pueda.

Por eso os invito, a daros un abrazo, a visitar vuestra casa, y a hablar con vuestra abuela del tiempo que hace hoy. Que a mí, sí que me gusta hacerlo.

Comentarios

Nacho ha dicho que…
Me gusta tu reflexión sobre lo que la gente tilda de "pedantería". Y coincido plenamente con ella. Por otro lado, los que tachan de "pedante" a un "entendido" en algún tema suelen hacerlo movidos por un inconsciente sentimiento de envidia hacia los que poseen conocimientos que ellos no.
Anónimo ha dicho que…
pedantes son por ejemplo sanchez dragó, bernabé tierno, o los nuevos psicólogos que escriben libros de "autoayuda"
Kinush ha dicho que…
Que bueno Akira Kurosawa!! hace bastante tiempo vi su película "Los sueños de Akira Kurosawa" y es una de las películas que más me han impactado.
Estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que tenemos que estar abiertos a cualquier manifestación artística o cultural sea de la nacionalidad que sea, pues nos enriqueze. La cultura no tiene ni fronteras ni límites, solo los que la imaginación del autor proponga.
En relacion a las artes plásticas hay una joven artísta japonesa que se llama Erina Matsui,que me encanta, al ver su obra reflexiono sobre todo lo que aun tenemos que aprender de las culturas orientales.
un saludo!!
Fumandoespero ha dicho que…
M4en encanta el corto, desde las burbujitas han cambiado los tiempos y que bien que se note, menuda sorpresa...
En cuanto al cine de otros paises me gustaria que me ayudaseis a decidir una pelicula para unas Jornadas de Interculturalidad, asitirán a la proyección personas de distintas nacionalidades y estaría bien que tratara el respeto a la diferencia.
En cuanto al tema de la pedanteria, no voy a entrar tu y yo hemos hablado demasiado sobre ese tema, lo molesto no es que alguien sepa o aprenda y lo comparta sino la superioridad con que se haga.
Besos nene, nos vemos pronto, y la serie pues cuando esté. Mil gracias
combatientes70 ha dicho que…
bellisima entrada ama, la pedantería es un invento de los que no o no queremos seguir aprendiendo... miles de veces he acusado a otro de pedante sólo porque no quería esforzarme por seguir creciendo culturalmente... por supuesto cada cual crece cuando puede o quiere... pero debe existir esa posibilidad y dejarnos llevar por los pedantes que nos pueden abrir miles de puertas... babelia es pedante, rock de lux más... los cines en VO tb pero cuanto buen cine o buena música o buena literatura me hubiera perdido sino les hubiera hecho caso... y lo bueno siempre empieza por una minoría pedante que lo hace despegar y volar hasta el resto del mundo...
Amador Aranda ha dicho que…
Me alegro que te guste la entrada Nacho, y que coincidamos en opiniones. Un besote.

No sé si son pedantes o no los libros de autoayuda, pero ploliferan demasiado últimamente. Imagino que no estamos los humanos en nuestro mejor momento,pero tampoco creo que sea la solución.Un saludo Anónimo.

Pues voy a ver si encuentro algún cuadro en internet de Erina Matsui, a ver qué hace. Si lo recomiendas tu, seguro que hace cosas estupendas. Un abrazo Kinush.

Pues películas que puedan tocar temas sociales, hay una maravillosa, hablando de cine chino, Ni uno menos, de Zhang Yimou (futuro director de la inauguración de los juegos olímpicos de china, por cierto), que es preciosa. Trata de una adolescente que se hace cargo de la educación de unos niños en un pequeño colegio. Es muy divertida, y a la vez, dura. No sé me ocurre muchas más, Sólo un beso, de Ken Loach...si se le ocurre más a la gente, seguro que te lo dicen. Un besote.

La verdad es que sí, que gente que sabía más que nosotros, como tu has nombrado, rockdelux...etc, nos ha hecho ir al cine, y escuchar cosas, que seguro no hubiéramos escuchado nosotros. Lo hablábamos hace unos días, que estoy escuchando ahora más que cuando salieron los disco de Bjork, y es que claro, Bjork se adelanta mucho, y choca cuando salen sus discos, pero luego...cuando todo el mundo lo está usando, nos acostumbramos más a ellos. Un besote.
mykelangelo ha dicho que…
uysssssss, menuda entrada!!!

lo primero, este pájaro tb escucha lo mismo que yo :D

lo segundo, lo primero y más importante para que una película sea buena es que no aburra. y no me malinterpretéis, que no aburra no significa que sea 'hot shots'.

en cuanto al tema de la pedantería mi opinión es que es algo parecido al tema de la 'modernidad', yo le digo 'pedante' o 'moderno' a quien toma como bandera sus exquisitos o posmodernos gustos en música, cine, literatura, etc. hace uso de ellos para conseguir una determinada imagen delante de los demás. de hecho en muchos casos ni siquiera asimilan lo que leen o escuchan... es un tópico que todos sabemos que los verdaderos 'sabios' no presumen de serlo, y yo diría más, es casi una condición necesaria para serlo.

por supuesto que tb está la otra parte, los que quieren ser y no pueden y envídian, codician y minusvaloran a los pedantes porque en realidad les gustaría ser como ellos... creo que hay que tener una actitud más humilde, de 'aprendiz' en esta vida y ser más abierto.

en cuanto a las distancias culturales he de decir que yo he tenído más sintonía con una persona de otro país, aunque europeo, que con muchos de mi misma ciudad. me da a mi que lo de la aldea global nos está marcando realmente. además, en el fondo lo seres humanos no somos demasiado distintos, creo yo...

bs.
David ha dicho que…
No he visto el anuncio de Scorsese, pero dicen que es muy bueno.
Pero, ¿nos hubiéramos fijado en él si no nos dicen que es de Scorsese?
Sobre la pedantería, hay una diferencia entre Babelia y Rockdelux.
Uno muestra novedades, pero existen unos referentes fijos, y el otro muestra novedades constantemente, cambiando de referentes o tomando referentes muy oscuros, casi a propósito, para decir: se más que tú. Solo hay que ver las listas de lo mejor del año. ¿Cómo pudo ganar la chica del arpa? No se abalancen sobre mí, es broma...
Los dos se parecen cada vez más en el hecho de que solo hablan de "su libro", promocionan su producto de manera brutal, tanto que empiezas a dudar de la opinión que muestran sobre lo que les atañe.
mykelangelo ha dicho que…
es verdad, estoy de acuerdo contigo deivid, los magazines y los críticos tienen que mantener su propio estatus a costa de los demás, encumbrando y hundiendo a quien más les conviene en cada momento según las modas, el impacto mediático o el snobismo.

hay poca honestidad en este tipo de gente, yo dudaría de las personas o publicaciones con demasiada 'personalidad'.
Amador Aranda ha dicho que…
Bueno, seguimos con el rockdeluxe...yo sólo digo, que, el disco de la del arpa, lo he escuchado mucho éste año, y que, la reedición de Via Revolucionaria, fue elegido el mejor libro del año hace un tiempo, y yo, en su momento no lo leí, pero ellos sí...
Un besote a los dos ¿Y si son tan pedante, por qué seguimos comprándolo?
Amador Aranda ha dicho que…
Ah, y lo del anuncio. Yo creo que es bueno, pero lo hace bueno, el mismo Scorsese con su presencia...lo otro, el tema de Hitckock, está también bien, pero, eso, lo podría haber hecho casi cualquiera. Intenta verlo, y ya cuentas. Un besote.

PD;Ya tengo CD2 de In rainbows
David ha dicho que…
Tienes razón, quizá tengo fijación por meterme con el rockdelux...
Lo compro, por lo que dice Antonio y lo que dices tú, dan buenas pistas.
Lo de Joanna Newsom era broma, yo he descubierto muy buenos discos gracias a ellos.
Ya ví el anuncio, y me gusta mucho.
No sé si cualquiera hubiera podido hacerlo, porque el estilo está clavado. Claro, ayuda mucho la música y el diseño gráfico tipo Saul Bass. No sé hasta qué punto ha intervenido ahí Scorsese... aunque a él le diseñó los títulos de crédito de Uno de los nuestros y de Casino.
Y cuando sale Scorsese no sé si es él o Joe Pesci disfrazado...

PD: ¿Cómo está el CD2? A mí del CD1 no me entra una de las que más le gusta a la gente, Bodysnatchers.

Nos vemos en el teatro.
Lalirio ha dicho que…
¿Que te ha parecido la obra de Atalaya?
Amador Aranda ha dicho que…
Pues me ha gustado mucho...y a ti, ¿te ha gustado?.Besos.
David ha dicho que…
A mí de la obra me gustaron mucho los actores y el montaje.
Sobre el texto, me cuesta opinar. No había visto ni leído nada de Brecht, y cuando oyes hablar tanto de un autor cuesta apreciarlo en su justa medida.
En su momento sería un shock, pero no soy capaz de verla sin todos los musicales que han venido después...
No sé si me explico, pero no termino de pillarle el punto a algunas obras fundacionales.
Dejo al descubierto mis limitaciones, no siempre se puede ser pedante...
Amador Aranda ha dicho que…
A mi me pasa igual con el autor, vi la representación de Madre Coraje, y bueno, no me gustó mucho la que yo vi. Es malo también para los autores que las primeras veces no te lleguen, por eso, quizá, no me he acercado a él de nuevo. Sin embargo, la representación de ayer sí que me gustó mucho, quizá la duración, pero creo que tuvieron recursos. También hay otros peros, y es que Atalaya, visualmente siempre han sido espectaculares, pero se olvidaban de los textos. Ayer hubo todo se unió muy bien, la imagen, y el texto, que se entendió. Y sí, está muy bien dejar cosas al descubierto, yo en teatro tengo muchas asignaturas pendientes también, Strinberg, Bretch, y Chejov, caerán pronto entre mis manos, sea pedante, o no. Besos.
lalirio ha dicho que…
Aún no lo sé, esta obra supuso en su momento una catarsis en el teatro y el cabaret del siglo xx, para su momento debió ser lo más, pero me pareció larga. Me gustó la música pero no la vocalización ni la afectación de los actores...
A mí sí me gusta el autor, Atalaya no tanto: no me gusta el teatro que se hace sólo para gente de teatro.
La lirio.
Capitán Alatriste ha dicho que…
joder Amador, te marcas unas reflexiones....

Me encanta porque estoy muy muy de acuerdo con todo lo que dices.
Amador Aranda ha dicho que…
Me alegro que te guste, y que estés de acuerdo, pero que también me gusta cuando estás en desacuerdo. Un abrazo.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …