Ir al contenido principal

Parejas.

Llevo unos días dándole vueltas a la idea de la pareja, de cómo el cine sobre todo, ha tratado éste tema a lo largo de toda su historia. Sin duda, el tema de la pareja, que no el del amor, ha sido tratado de muy diferente forma, y por supuesto, con diferente suerte según el director que haya sido el encargado de contar la historia. Ya digo, llevo varios días con la idea, y con las películas que me van viniendo como fogonazos a la cabeza. Woody Allen, y su Maridos y Mujeres, o Hannah y sus hermanas, son dos de los títulos que me vinieron pronto, luego, apareció Ingmar Bergman, y sus Secretos de un matrimonio, Cuando Harry encontró a Sally, por poner comedia, Átame, de Almodóvar, Happiness de Solondz, o Amigos y Vecinos de Neil Labute, o El último tango en Paris, de Bertolucci. La verdad es que sólo he puesto unas pocas películas... y la cantidad de historias que han hablado de la pareja, han sido muchas, y lo vuelvo a decir, llevo varios días pensado en las películas con tema "pareja" porque he empezado a ver Tell me you love, una serie de la HBO, que me está haciendo pensar, o al menos plantearme, si gran parte de las películas que he visto durante mi vida y que han hablado sobre éste tema, se han contado bien, o no, porque desde luego, la serie está terriblemente bien contada.
Hacía mucho tiempo que una historia no se me agarraba por dentro como lo está haciendo Tell me you love me.
La serie trata los problemas de diferentes parejas, en una ciudad sin nombre, donde las relaciones, y todo lo que ello conlleva (amor, sexo, odio, reconciliación) son una prioridad para todos los personajes, para encontrar esa "felicidad" que parece que se va a convertir en la gran tragedia griega de la sociedad actual. Celos, sexo desenfrenado, falta de sexo, hijos, el paso del tiempo, la terapia, los deseos y las drogas entre otros muchos más temas, juegan de forma magistral dentro de las tramas que, con una crudeza, y con un realismo casi documental, invitan a una reflexión profunda, analizando cada gesto, cada suspiro, cada mirada y haciéndolo propio, identificándote con cada una de las historias que se están viendo, y dejándote desinflado durante un rato en el sofá sin saber qué hacer, sin saber qué pensar.

Y sí, puede que todo esto lo hayamos visto ya, pero, esta serie, tiene algo más, o algo menos mejor dicho: no tiene pudor. Se enseña todo, no porque sea gratuito, se enseña todo porque en las parejas también se pierde el pudor, se pierde el miedo al estar desnudo, a que la otra persona te vea los defectos, a ser uno mismo por encima de cualquier consecuencia. Hace poco leía una frase de Paul Geraldy, que decía: "Seducimos valiéndonos de mentiras y pretendemos ser amados por nosotros mismos." Necesitamos ser queridos y querer, que nos quieran, y alcanzar los equilibrios con la persona que nosotros elegimos y que nos elige, pero no todo es blanco, ni todo es negro, no todo es feliz, ni todo infeliz, en la vida, al igual que en la serie aparecen los conflictos, pero si, al igual que la serie, se saben llevar, todo puede llegar a buen puerto. Qué es la vida sino conflicto. Qué es la vida sino no buscar la felicidad. Qué es la vida, sino ser lo que uno ha soñado ser.

Qué os guste la serie, o no.

Comentarios

nanuk ha dicho que…
que bién la vendes, otra que me apunto para verla cuando se pueda... ahora ando con el tiempo muy ajustado pero seguramente a partir de la semana que viene tendré largas horas en las que podré disfrutar la serie y la convalecencia será menos dura.
Un besazo con sabor a magdalenas.
Capitán Alatriste ha dicho que…
Últimamente te estás luciendo con los post, en el sentido de hacer pensar y generar debate.

Si me paro a pensar en el concepto de pareja, tengo un grave cacao mental entre:

A) El modelo que culturalmente uno asimila, basado en patrones sociales y en comportamientos cercanos.

B) La experiencia real

C) La experiencia futura, que es esa que todavía no está pero uno espera, y es una mezcla confusa y etérea de los axiomas cada vez más debilitados y temblorosos de A) con las idealizaciones de los recuerdos positivos y las exclusiones de los finales tristes de B)

Conclusión, cacao y soledad.

Y no estoy de acuerdo con Geraldy, creo que seducimos mostrando lo mejor de nosotros mismos, y eso no es mentir.
Amador Aranda ha dicho que…
Espero que te guste Nanuk, a mi me tiene enganchado. Un besote.

Yo tampoco estoy del todo de acuerdo con la frase, no con toda, ya que sí que es verdad, que en el principio de cualquier relación, sólo se ven cosas buenas, a lo mejor también alguna mala(tampoco creo que sea mala la palabra), y cuando va avanzando la relación aflora más eso "malo",y...bueno, el final de la frase, jeje. Un saludo.
Fumandoespero ha dicho que…
Pasame la serie!!!
En cuanto a los modelos de pareja creo que son tantos como criaturas que se unen, a veces el tiempo desgasta y otras enriquece, y otras tantas...vete a saber...prefiero dejar abierta la puerta a la sorpresa de que pasara mañana, y que el cine no me diga que me va a pasar.

Besos
combatientes70 ha dicho que…
amador, que buena artículo, cuanta verdad... es que el cine nos enseña a vivir(por lo menos a ti y a mí, además lo necesitamos)... estoy deseando volver a martos y empezar a ver capitulos... y buscar sin querer conexiones con mi propia vida... un beso desde el sur de europa
Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
vaaaale, cuando acabe con brother and sister, anatomía de Grey, Lworld...seguiré por esta...aunque sea en mi próxima vida...

De acuerdo con alatriste, seducimos con lo mejor de nosotros...ya podíamos conservarlo...en cambio discrepo contigo en lo referente a "perder el miedo a ser uno mismo por encima de cualquier consecuencia". Todo está enfocado desde el idealismo y para llegar al mejor de los finales, ¿qué sucede cuando uno no avandona el miedo a ser uno mismo y pretende vivir la vida del partener, ser el otro?...

Besos para una entrada bonita...buena, muy buena.

TQ.
R.
Amador Aranda ha dicho que…
No creo que el cine te diga nada de qué te va a pasar, pero bueno...ya hemos tenido esta discusión antes, o parecida. Un beso fumando espero.

Sí que es verdad que el cine nos enseña a vivir, eso seguro. Un besote, y a ver si ves la serie y la comentamos.

Las posibilidades de parejas creo que son infinitas, y las elecciones son personales. Cuando decía que elegimos y nos eligen, pues creo que es una gran verdad. Sabemos con quién vamos a estar, y en cierto modo, también tomamos la decisión que qué vamos a ser en la relación. Ser uno mismo puede ser también estar en segundo plano...no sé si me explicado. Resumiendo, que cada uno es cada uno..y dos, además de una piragua, también es una pareja. Besos.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …