Ir al contenido principal

Apreciaciones.


Sin duda, el libro con el que realmente caí rendido a los pies de Javier Marías fue, Negra espalda del tiempo, novela autobiográfica, y algo atípica dentro de la literatura de Marías. Vuelvo a decirlo, caí rendido, no sólo por lo bien escrita que está, que eso, después de cuatro libros, ya uno se había dado cuenta de que lo iba a estar, si no porque algunas de las historias me emocionaron mucho. Las historias de su hermano muerto, y que él nunca conoció fueron estremecedoras. También los consejos de su padre que, alguno de ellos, lo aplico yo para mi mismo, sobre todo el de “Y qué más…”. Sin duda, no descubro nada para los que leen éste blog, Marías es uno de mis escritores favoritos y su literatura además de que me gusta mucho, me parece inspiradora.
La verdad es que en los últimos meses se están descubriendo muchos admiradores del escritor Madrileño. En un principio los únicos fans que conocía éran Noelia y David, pero poco a poco se han ido uniendo al club de mis conocidos; por obligación de nuestras recomendaciones, Alatriste, y por ser ella también fan, Verónica. La verdad es que no sabría decir quién es más fan de Marías, cada uno imagino que tendrá su momento de intimidad en su casa leyendo al autor, y adentrándose a su manera en sus historias. Porque, sinceramente, no creo que el gusto por algo se pueda medir.
Desde hace un tiempo estoy teniendo una, digamos, apreciación. A la gente le encanta medir las cosas: ya lo sabía. Desde siempre medimos la inteligencia, la rapidez, la estupidez, y seguramente toda cosa, o cosas que tengan la capacidad de ser medidas, porque, nos hemos puesto premios al final de esas mediciones, de esos recorridos. Si eres el más guapo, te darán una corona, y un ramos de flores, si eres el que mejor escribe, te darán dinero en efectivo, y si apruebas una oposición, te darán un trabajo, imagino. Para nada estoy criticando esto: es una forma de ver la valía de las personas que la sociedad ha creado, y que por supuesto, da buenos resultados(no sé si se podría mejorar o no). Mi apreciación se refiere a cuando se intenta demostrar que se es más fan de un grupo de música o de un escritor, o de un actor o director de cine; mi apreciación viene a cuando se intenta medir la emoción, el gusto, el placer que normalmente se siente en la intimidad de una casa, o en la sala de un cine. Y sí, hay seguramente muchos fans que viven su vida alrededor de un escritor, o de un actor, o de un músico, pero no por ellos tienen que llevar más razón que otro que sólo ha escuchado un disco, o que por casualidad, acaba de conocer la obra en cuestión de un escritor, como por ejemplo le está pasando ahora a Alatriste.
La literatura, el cine, la música, el teatro, el arte, es libre, es atemporal, y en el gusto, el disfrute de una obra, es algo personal e intransferible, y el hecho de medirlo, lo convierte en un acto de mal gusto, de carrera por llegar a un sitio, que si acaso se ha llegado, nadie tiene que saber que se ha ido. Lean, escuchen música, vean películas, obras de teatro, y compartan sus opiniones, que es algo maravilloso, pero no lo hagan para desprestigiar a los que también se divierten haciéndolo, sólo para disfrutar con el hecho de hacerlo.
Un saludo a todos que disfrutamos compartiendo.



Comentarios

David ha dicho que…
Es absurdo entrar en comparaciones...
Admirar a un autor no debe implicar, creo yo, una adhesión incondicional, aunque esta etapa crítica en la que estoy desde hace tiempo, en la que no me gusta nada del todo, en la que a toda obra le quitaría algo, tampoco sé si es muy buena.
Espero que estos comentarios no sean tan "cultísimos" como en entradas anteriores...

PD:Lo que yo sí sé es que Miguel Angel es más fan de Radiohead que yo.
Amador Aranda ha dicho que…
Lo de Miguel Angel es que es tremendo. De todas formas, yo, o los dos, hemos sido también muy fans, pero creo que la bajada de ritmo en sus discos, a nosotros sí que nos hirió un poco. A mi ahora Kid A me parece maravilloso, también cuando lo escuché, pero digamos que me empecé a poner más crítico con Radiohead...a perderles un poco el fanatismo. Ahora estoy volviendo a recobrarlo, porque In Raimbows me encanta...de todas formas, el otro día, discutía con Miguel Ángel, y tambien en su fanatismo está demasiado centrado. La discusión versaba en si Thom Yorke tenía una gran voz o no..y tiene buena voz, más que buena voz, era mi postura, sabe usarla muy bien, y llenarla de detalles. Él, opinaba, que no, que tenía una gran voz, y pero que era muy perro...en fin. Pa gustos los colores. Un besote..y esperamos la opinión de Miguel Ángel, claro que sí, jeje.
Verónica ha dicho que…
Pues, me toca, por alusiones:

No me considero "fan" de nadie, nunca he tenido idolo alguno. Me gusta Marías como me gusta Lluis Llach y sería capaz de cualquier cosa por tener en mis manos un nuevo libro suyo igual que fui capaz, en su momento, de remover cielo y tierra para conseguir unas entradas para el último concierto de Llach.

Me parece una total estupidez establecer comparaciones sobre gustos y aficiones. Uno disfruta lo que disfruta y punto. Si además es capaz de transmitirlo, pues, mejor que mejor. Pero ... ¿quién es nadie para afirmar que disfuta más con algo que otra persona concreta? Ilusos somos los humanos.

Rosana tenía una canción en la que decía: "No habrá nadie que te quiera más que yo" ... Y recuerdo que siempre discutí que la frase era incorrecta, que debería ser "No habrá nadie que te quiera como yo" .... Es imposible pesar los sentimientos, medirlos, catalogarlos ... Es imposible.

Un beso
Amador Aranda ha dicho que…
Perdón si te ha molestado que te llamara Fan...sin conocerte realmente, de nuevo, te ruego que en ése sentido me disculpes. Puede que el artículo, desprestigie un poco la palabra Fan, pero desde luego no es mi intención, principalmente porque yo sí que me considero Fan de muchas, cosas, o de muchas personas, películas, discos. Para mi ser Fan es sólo la elección de una palabra que va un poco más allá de la "Admiración". Me gustan muchos escritores, admiro a muchos escritores, pero a Marías, por ejemplo en mi caso, le tengo unos grados más allá de la admiración, que sería ese Fan. Que no Fanatismo: en el Fanatismo se pierde la perspectiva, y se deja de criticar. Seguramente Fan es sólo una palabra, pero como decía Javier Cercas(creo que criticando a Marías en un artículo, al darle el pésame por su padre, y el escritor decirle, que eso era un tópico), a veces necesitamos las palabras, porque, aunque sean tópicos, son simplemente herramientas para la comunicación, y están instauradas, para bien o para mal en la sociedad, y si están ahí, también deben de usarse, para que los demás nos entiendan. En fin.
Ahora no sé si tú me has entendido a mi.
Un besote, de un más que admirador de Marías.
combatientes70 ha dicho que…
Ni soy admirador de Marías ni de radiohead... por cierto la voz del cantante me recuerda a la de Julio Iglesias... y no es una percepción mía, sino de nacho canut y yo la asumo y la bendigo... pero reconozco que soy admirador de mil y una cosa... no sé en que grado... algunas veces me paso y soy compulsivo... incluso me pasa de grupos que en principio no me terminan de convencer y luego los santifico, como me ha pasado con arcade fire... no sé creo que los gustos son cambientes y dependen de tu propia experiencia vital, sensorial, cultural, emocional... todo te predispone... pero sin duda, creo que hay cosas de calidad (y no dudo que Marías es uno de los grandes y los radiohead tb) y yo por lo que sea(pereza, negación, llevar la contra, poca afinidad sensorial...) no conecto y no pasa na... tal vez alguna vez esa conexión se produzca y entre en el milagro que supone que algo te guste... porque cuando algo te gusta... la emoción es única... yo ahora estoy como un tonto con el disco de la casa azul ¡Viva la revolución sexual!
unviajealaluna ha dicho que…
Hola Amador! creo que ser fan no es malo como dices... pero ser fanatico si lo es...

La semana pasada estuve leyendo Historia universal de la infamia de Borges y en el prologo decia esto "Barroco es aquel estilo que deliberadamente agota o quiere agotar sus posibilidades y que linda con su propia caricatura".

Y ahora digo yo... una admiración "barroca" por algo o alguien puede hacer de ella (la admiracion), su propia caricatura...

No se si se me entiende...

Me gustó tambien tu ultimo relato, un abrazo.

Pd: he cambiado la direccion de mi blog, aunque sigue siendo el mismo... http://www.undulceviaje.blogspot.com/
Amador Aranda ha dicho que…
No sé si me he enterado muy bien de todo ese barroco, jeje. Estoy espeso yo hoy...
Descubrí ésta tarde lo de tu blog...pensé que lo habías cerrado. Ya te he cambiado en los contactos. Me alegro que te gustara el relato.
Un abrazo fuerte.
Verónica ha dicho que…
Amador:

Debí ser yo la que no me expliqué, de cuando en cuando, resulto un poco excesiva. Precisamente, lo que yo quería decir es que estaba de acuerdo con tu razonamiento. Eso sí, utilizamos el término fan de manera distinta, pero ... a fin de cuentas sólo es eso, un término.

Espero que, ahora sí, nos hayamos entendido. Reenvio el beso.
Amador Aranda ha dicho que…
Creo que yo me excedí también un poco en la respuesta, iba a echarle la culpa a que internet es un arma que provoca equívocos, pero al fin y al cabo, en todos sitios los hay...
En fin. Un besote, sin equivocos, y con entendimiento.
Fumandoespero ha dicho que…
Amos a ver, ¿pa que me borras la opinon de tu cuento si te dije que me gustaba?, so chalao...
En cuanto al respeto a lo "cultisimo" yo solo dije que no entraba, no que me parezca bien o mal..., yo ya se que pa entrar en tu blog hay que ponerse el diccionario enciclopedico al lao y lo hago, y entro y ya está
Lo de los fan a mi me da miedo, puede gustarte, apasionarte, fascinarte una obra cualquiera pero me da miedo que eso genere categorizaciones entre lo mejor y peor (como soy eclectica...ya lo he buscao en el diccionario), pero es verdad que nos perdemos un monton de matices cuando somos fan, otras posibilidades y sesgamos lo demas que nos llega porque lo medimos en comparación a nuestro fascinante "idolo".
Lo de medir las emociones es una locura, ni siquiera la misma persona en distinto momento siente igual el mismo estímulo...
Besos
David ha dicho que…
Creo que no te ha borrado el comentario, sino que está en el blog de los relatos, que te lo explique Amador, es una cuestión técnica.
Tampoco hace falta entrar con un diccionario enciclopédico, con el de la RAE es suficiente...
Fumandoespero ha dicho que…
Perdona David, me he pasao...
ea, quesque estoy fumá
David ha dicho que…
No pasa nada.
Lo mío también era ironía, es difícil expresarla sin vernos la cara.
Espero que estés bien.
David ha dicho que…
Un artículo sobre la dificultad de captar la ironía:

http://www.lapetiteclaudine.com/archives/007667.html

Perdona Amador si me repito, creo que ya puse este enlace en otra ocasión.
Fumandoespero ha dicho que…
Voy a leerlo, pero...se entiende?
Amador Aranda ha dicho que…
Lo de los relatos es otro blog, por eso los comentarios no salen en éste, pero yo no borro comentarios, a no ser que sean anónimos, e insultantes(no ha habído todavía ninguno, afortunadamente para mí).
Relájate conmigo Fumandoespero, y con el blog. En este blog se han aceptado opiniones de todo tipo siempre que sean respuetosas, y ha dado siempre igual a quień por quién y para quién fueran dirigidas, siempre que fueran hechas con respeto. También yo respeto a los usuarios, y sus opiones, las cuales, respeto, seal cuales sean. Seguramente el que nos conozcamos personalmente desde hace tiempo fomente según qué tipo de palabras (chalaó, será ironía), pero como ésta entrada está dejando clara, aquí, se debe de usar otro tipo de lenguaje, porque el coloquial, el que usamos en la calle, no sirve del todo.
Y lo del diccionario...cada uno de los que tenemos blog hacen lo que quieren, hablan de sus vidas algunos, de sus amores, de sus trabajos, de sus parejas, de sus inquietud, yo hablo de cine, de música, de libros y de teatro, porque quiero, y porque estoy como en mi casa...seguramente podría hablar de otras cosas, pero, como tú me has dicho alguna vez, hay que ser lo que uno quiere ser en la vida. Y ésto soy yo.
Un besote.
Capitán Alatriste ha dicho que…
Vamos a ver, lo que pasa es que la palabra fan está un poco depauperada porque siempre la asociamos a adolescentes histéricos. Pero también es una palabra divertida y además ya admitida por la RAE. En su segunda acepción se la define como entusiasta de algo. En ese sentido yo soy fan de muchas cosas.

La primera sobre todas las cosas es el Atlético de Madrid, aunque ahí fan tal vez se quede un poco pequeño y luego soy fan de la literatura en general y de muchos autores en particular. De Marías desde luego, tal vez sea un fan incipiente o un fan muy nuevo pero desde luego soy un entusiasta de su escritura.

Sin duda, este ha sido mi año Maria(s)no. Y ya puestos, si queréis montar un club de fans (como se hace el plural en español, club de fanes o club de fan?), me ofrezco como presidente.
David ha dicho que…
Menos mal que este blog es tranquilo, si no nos buscábamos testigos y nos citábamos tras la torre del homenaje al amanecer...

¿Viste el artículo que te envié sobre IT Crowd?
Menudo título le han puesto en español.
Fumandoespero ha dicho que…
Ama yo estoy mas que relajada, so chalao!!!
David, creo sinceramente que no voy a retar a ningun duelo a nadie.
No diré nada más puesto que mi barriobajero lenguaje es malinterpretado.
Amador Aranda ha dicho que…
Yo también estoy más relajado, so chalá!!!
Ya hemos hablado por Teléfono, para información del blog, y por teléfono no se malinterpreta nada, y se puede hablar mejor. Sin retos, ni na de ná.

No sé yo Alatriste lo del club de Fans....y pensar que hace uno meses te insitíamos con que leyeras a Marías, jajaj.

Lo de The it Crowd, y su cambio de nombre, es tremendo...además, no me puedo imaginar esa doblada, deberían haber hecho como con Little Britain...pero en fin, así son las cosas.
Besos a todos.
mykelangelo ha dicho que…
ains! soy fan de tu blog!!! y de sus comentarios :D

en primer lugar, sí, soy el mayor fan de radiohead que conozco. bueno, en el concierto de madrid conocí a un mejicano que los perseguía por el mundo... claro que este más que fan era pijo.

no creo que el ser fan deba tener tantas connotaciones negativas incluso cuando tenga una acepción cercana al fanatismo. para mi esa palabra se acerca mucho a la pasión. es algo parecido a cuando cruzamos la línea en una relación de pareja y dejamos de ser nosotros mismos para fundirnos de alguna manera con el otro (o la otra ;)). tiene que ver con lo que se siente, y creo que es una suerte profesar algún tipo de religión fan - atica. los seres humanos funcionamos así y el hecho de tener ídolos es algo inherente (fumandoespero, saca el diccinario) al nuestra especie.

en cualquier caso es algo muy personal y estoy de acuerdo con todos en que no se puede medir y cada uno siente las cosas de una manera intima e intransferible.

por cierto combatientes, deja de decir ya que se parece a julio iglesias nene, lo digo sobre todo porque te puede escuchar alguien y reconocerte además. un comentario de ese tipo es propio de una persona que no aprecia las voces de los grupos que escucha, por ejemplo la casa azul. para mi la voz del cantante es algo a tener en cuenta y se apreciarlo y disntinguirlo. Thom tiene una gran voz y la sabe usar con unos matices únicos que los que se quedan en la superficie en esta apreciación, no pueden apreciar. Solo una voz como la suya está a la altura de la complejidad y preciosismo de la música de rh.

y yo siempre soy crítico, incluso conmigo mismo.
combatientes70 ha dicho que…
mykel, con radiohead no eres crítico, ni falta que hace que lo seas... yo tampoco lo soy con guille de la casa azul... desde luego no tiene la voz de Julio, perdón de thom, pero no me digas que canta a una velocidad y a un ritmo magistral... por cierto... que radiohead tiene uno de los mejores discos de la historia de la música... y yo me lo pongo cada vez que tengo ganas de cortarme las venas...
mykelangelo ha dicho que…
yo creo que sí lo soy... pero bueno, tb tengo mis dudas, lo reconozco. aunque he de decir que he tenido muchos 'idolos' y algunos de ellos cayeron por su propio peso.

no le quito mérito al vocalista de la casa azul, pero sigo opinando que no es una música basada en 'el cante', como pueda serlo la de rufus, la de rh o la de casi todos los grandes.

realmente me pregunto que entramado sinestésico tienes en tu cabeza para asociar a thom con julio. míratelo. de qué color es el número 5? si digo perro oyes internamente 'guau'?

pe: ayer escuché el disco de cortarse las venas :D

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …