Ir al contenido principal

¿Somos lo que vemos?

Volvieron las series y como no, ya estoy de nuevo estresado con tanta descarga, búsqueda de subtítulo, y visionado de cada uno de los capítulos de las series que, como ya digo, voy siguiendo. Y es que además, podría dejar de verlas, en cualquier momento, ponerme a ver películas, o a leer libros (que también suelo hacer, pero bajo el ritmo, claro está), pero, seguramente, me correría por dentro la incertidumbre pensando qué le habrá pasado a éste personaje, o éste otro, si habrá sobrevivido, o se habrá casado, o por fin ha encontrado el amor. Claro está, esto pasa, o me pasa, principalmente porque las series americanas que veo están muy bien escritas, bueno, no muy bien, excelentemente bien, y por eso, consiguen mantener en mí, y en millones de espectadores, la intriga, y el misterio del qué pasará. Miles, millones, no sólo de gente como yo, que termina bajándosela por internet porque las televisiones juegan con ellas como les da la gana, sino millones de norteamericanos que cada noche, encienden el televisor, y como yo, ven la serie que durante meses, o años, han estado siguiendo. Y algunas, como Ley y orden, llevan muchos años en la parrilla, con además varios spin of. Porque, además, el público decide, y no, no el público europeo, o asiático, no, decide el público americano, y en el momento que una serie deja de tener audiencia dentro del territorio estadounidense, se elimina de la parrilla televisiva. Sin más. Pero, contrario al tópico que siempre se ha tenido de que los americanos son un poco garrulos, (tópico que en muchos aspectos habría que empezar a desechar), han conseguido mantener series de alto nivel intelectual como Los Soprano, Roma, o A dos metros bajo tierra, y también series muy interesantes, como Anatomía de Grey, House, Perdidos, y un largo etcétera. Sin duda me surge una pregunta de todo esto ¿Somos lo que vemos? ¿Demuestra qué clase de personas somos si vemos una serie de televisión en concreto o vemos otra? Dejo la pregunta en el aire.

Hace unos días hablaba con mi amigo Antonio de una nueva serie que había empezado en la primera cadena, “Herederos”, serie, con la que él tenía muchas expectativas, así que me la recomendó. No está mal, le dije, pero bueno, es un poco tópica. A él le parecía lo mismo, que no estaba mal dentro del panorama Español, pero claro, no se pueden comparar. Después de hablar algo más de la serie, Antonio dijo una frase: “Es lo que la gente quiere ver”. Sí, es cierto, le dije yo. ¿Somos lo que vemos?, me vuelvo a preguntar. En España, la serie más vista es “Escenas de un matrimonio”, serie casposa, y tópica sobre tres matrimonios cada una de una edad determinada, y que intenta hacer humor con el deterioro de las relaciones. Claro está, un humor de brocha gorda que, como ya digo, ven de cinco a seis millones de Españoles todos los días. Y es que, al contrario que al cine español que siempre le cuesta arrancar, a las series españolas parece que las ha tocado el calvo de la lotería, porque, aunque su calidad es bastante cuestionable, siempre cuentan con una respuesta del público apabullante. ¿Somos lo que vemos?, pues no, o sí, pero tampoco hay que rasgarse las vestiduras imagino, puede que haya que resignarse, ya que, esto siempre ha sido así. Los Españoles siempre hemos sido así, y sólo hay una parte que se sale de la norma, aunque parece que los jóvenes están siendo más críticos con lo que ven: no hay nada mejor que internet, la ventana al mundo que nos hace sentir tan pequeños, y a la vez nos abre los ojos de lo que siempre hemos sido, e intenta cambiarlo. Hablé hace unos meses de que la poesía aparece cuando uno menos se lo espera, mientras va viviendo, a mi estos días, mientras iba pensado ésta entrada, aparecía una poesía de Antonio Machado, que, siempre he entendido, pero que ahora he compartido. Os dejo unos versos.

La España de charanga y pandereta,

cerrado y sacristía,

devota de Frascuelo y de María,

de espíritu burlón, y de alma quieta,

ha de tener su mármol y su día,

su infalible mañana y su poeta.

Comentarios

Nacho ha dicho que…
Cierto es que son los americanos los que mandan, puesto que son su primera línea de batalla con las series. Si ellos nos las ven, no las ve nadie.

Ten en cuenta que, hasta hace pocos años, Europa no era más que una zona como "La Tierra Media" para los americanos. Recuerdo aquella frase de "¿España?, ¿eso está en América del Sur?", que más de un norteamericano ha soltado.

Para las cadenas americanas, los beneficios que dejan la cesión de derechos de emisión a cadenas no americanas debe ser mera calderilla.

Y si el problema de vivir a su sombra en lo que a series respecta es importante en series generales como las que mencionas (House, Grey, etc.) e incluso en otras no tan chic (Entre Fantasmas, Medium, etc.), ese problema se acentúa para los asiduos a la ciencia-ficción en serie. Pero, gracias a Dios, cadenas como Sci-fi (versión española de la cadena americana) y AXN están potenciando que se pueda ver más ciencia-ficción en este país en horarios regulares (vamos, a una hora razonable) y ganándose una plétora de segidores para serie, canal y género.
Unos zarcillos pa mi luna : ha dicho que…
...el mañana quiero hacerlo hoy, y necesito seas uno de mis poetas...ques que yo...hastaquí no he visto muchas series...¿sabes?. Que además tengo un problema si están sin doblar...no es que no sepa leer, quesque me pierdo muchos, muchos, detalles.

¿Por cual empiezo?

Pd. El lunes te devuelvo tu peli que aun no he visto pero estoy segurica que lo haré el finde...y en compañía.

Un beso de culebrón.
TQ.
R.
David ha dicho que…
¿Cuántos españoles sabríamos situar bien los países latinoamericanos?
No me parece justa la visión de los estadounidenses como gente descerebrada y sin interés por nada que no sean ellos...
Me parece bien que si su mercado es usamerica pues que se fijen si funciona allí.
La pena es cómo se tratan en España las series de calidad. ¿Cuántas veces se ha repuesto House? Pues Rome no se ha vuelto a emitir, y la tiene la misma cadena.
Aquí funciona el consumo rápido, sin que haya que pensar. Que Los Soprano me hacen pensar, pues detrás de Redes. Que Perdidos tiene unas tramas interesantes, pues te lo pongo cuando me sale de los h.. para que dejes de verla.
Que te gusta A dos metros bajo tierra, pues te pongo dos veces el mismo capítulo.
Una puta mierda.
Gloria ha dicho que…
Pues si somos lo que vemos, debemos de tener triple o cuádruple personalidad, porque yo cuando estoy aburrida veo todo lo que me pongan,je, je. Es un decir, que tengo criterio ( nada de tristezas ni violencias),

besines y que siga el periódico.
Amador Aranda ha dicho que…
Yo creo que no se puede generalizar, ni con los americanos, ni con los chinos, ni con los españoles, y que cuando alguién la caga, no está representando al cien por cien de la población.

yo te dejo series, dobladas, mejor, que te acostumbras rápido, te lo digo yo.

es una pena lo que se hace con la series, llevas razón David. Cuatro parece que las cuidaba algo más, pero con el tiempo, ha acabado por hacer lo que hacen todos, buscar audicencia.

Bienvenida Gloria, me gusta que leas mi periódico, jeje.

Un beso a los cuatro.
unviajealaluna ha dicho que…
Tambien se podría decir ¿somos lo que escuchamos? ¿somos lo que leemos? ¿somos lo que viajamos? ¿somos lo que comemos? jaja esta ultima es coña... aunque visto lo visto...
unviajealaluna ha dicho que…
Por cierto, menudo aspecto mas pop que le has puesto al blog Amador!!!
Amador Aranda ha dicho que…
Si, está popero, lo voy a terminar llamando al blog de todo un popco, o algo así, jeje. un saludo.
Kinush ha dicho que…
verdad!!! que cambio le has pegado al blog!! está genial!!! le pega la canción de the Beatles "All you need is Love" je,je,
sobre las series no puedo opinar, pues no veo la tele nada...a ver!
logansanz ha dicho que…
Yo sigo pensando, que las series duran demasiado y les meten demasiada morralla, por lo menos las que llevan una trama, no es lo mismo House, que Heroes, las que siguen una historia en concreto no creo que debieran de durar más de una temporada y 30 capítulos, las otras pues supongo que hasta que se "cansen nuestro amigos americanos del norte"

Pero para mi ya basta de series, prefiero una buena peli, mis cómic, mi anime y algún que otro libro.
Amador Aranda ha dicho que…
Bueno, hay de todo. Una serie que está teniendo una temporada estupenda, es The It Crowd, que se está superando en cada capítulo, y es muy corta...De todas formas, yo también estoy volviendo a ver más cine, el año pasado, lo dejé un poco de lado.
Capitán Alatriste ha dicho que…
Yo creo que más que somos lo que vemos vemos lo que quieren...Al final, las series norteamericanas terminan por inundarlo todo, como en casi todos los ámbitos de la vida, y por más que nos las demos de sabios electores...creo que ellos tienen mercado para todos, incluso para los sabios electores.

Por eso, frente a los medios audiovisuales -de los que tampoco es que reniegue- siempre defenderé la literatura. Porque no hay nada mejor ni más grande ni más satisfactorio, que coger un libro que fue escrito hace un par de siglos y que nadie te ha recomendado y descubrir que no lo cambiarías ni por un episodio de los soprano -uy lo que he dicho...-
Amador Aranda ha dicho que…
Bueno, si, llenan mucho espacio, pero la calidad de las mismas es también buena...

a la otra respuesta, te contesto en una entrada completa. un saludo.
mc ha dicho que…
El Casciari en su blog de El País hace un recuento de las diez candidatas, para su gusto, a series de culto de este año, la verdad no me sonaban muchas pero bueno, nunca se sabe...

http://blogs.elpais.com/espoiler/2007/09/diez-buenos-mot.html
Amador Aranda ha dicho que…
Ni idea de las series de las que habla, solo The it Crowd, que es una maravilla, eso sí, la versión inglesa. Menuda segunda temporada más chula.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …