Ir al contenido principal

Señales en los libros.


Por lo general, suelo cuidar muy bien mis libros. No los maltrato mucho, ni tampoco suelo escribir en ellos, a no ser que haya alguna frase que me impacte mucho y necesite subrayarla: “La memoria es casi siempre la venganza de lo que no fue”, frase, que me encontré en Volverás a Región, de Juan Benet, y claro está, subrayé. También suelo poner la fecha y mi nombre en la primera página, y si el libro me ha producido algo de lo que yo pueda escribir, también anotarlo, pero son las menos. Sin embargo, durante mi etapa de lector me he encontrado con otros libros que no eran míos y que también escondían a veces palabras, o frases, que no eran del autor. Algunos amigos me han prestado libros sin acordarse que habían apuntado sentimientos, pensamientos íntimos, o deseos, o incluso números de teléfono que yo desconocía. Siempre he guardo el secreto, eso sí. Pero, al fin y al cabo, estos libros prestados con sus anotaciones, eran de mis amigos, y, a ellos, ya los conozco. Hay gente que también, imagino que por descuido, o por la costumbre de siempre tener los libros propios, que se dedica a anotar sus pensamientos en los libros de la biblioteca, libros, que imagino leerá mucha más gente. Yo, por ejemplo.

Hubo un tiempo en que viví intrigado las lecturas de la biblioteca de mi pueblo. Fue además, una época de lecturas compulsivas y por lo tanto, imposibles para mi economía. Recuerdo que en esa época devoré casi por completo las novelas de Saramago, de Marías, y de J.M. Coetzee. Y además de que me gustaron mucho, guardo también un recuerdo detectivesco que me asaltaba por entonces. ¿Quién señalaba con un lápiz en mitad de los capítulos-imagino que era por que se quedaba en mitad de ellos, y el sueño, o la prisa, ya no le permitía acabarlo- y que era de Martos, y que además tenía un gusto tan parecido al mío, y yo, no conocía?. Sí, imagino que la lista podía ser muy larga, pero durante el tiempo que duró esto, y fue mucho, y fueron muchos libros, yo, como ya digo, en plan detective, iba preguntando a todo el mundo que creía con posibilidades, que si se habían leído tal libro… Algunos me respondían que sí en algunos libros, pero luego fallaban en otros. Así que, finalmente, me rendí.

¿Por qué esa intriga por saber quien era?. En los últimos días, se me hace la respuesta cada vez más fácil. Simplemente por el placer de compartir, de saber que hay alguien cerca, en tu mismo pueblo, que tiene las mismas inquietudes que tú, que escucha la misma música que tú, que ve las mismas películas que tú ves, que lee los mismos libros con los que tú has disfrutado, y con el que podrás hablar, y sentir lo mismo que habías sentido antes. Porque, al fin y al cabo, uno de los placeres mayores de escuchar música, y de leer y de ver cine, es luego poder comentarlo, y poder compartir el momento vivido en soledad, con alguien al que, ya, por el simple hecho de leer lo mismo, aprecias como un amigo más especial. Y eso, desde luego, no tiene precio. Y a mi me encanta compartir con vosotros, con los que conozco y con los que no. Claro que sí.

Comentarios

David ha dicho que…
A ver si va a ser Tyler Durden...
Sería emocionante encontrarse con esa persona... no es fácil encontrar a alguien tan parecido a tí.
Yo he tenido una suerte inmersa haber encontrado aquí en Martos gente con mis gustos e inquietudes.
combatientes70 ha dicho que…
nene, también es una forma de ligoteo... lo conoces y compartes libro y polvo ¿no crees?
Amador Aranda ha dicho que…
Y nosotros también hemos tenido la suerte de encontrate a ti David.

Iba a poner también la obsesión que tu tenias también en saber quién era el que ganaba siempre en el trivial del cinemania, que era de Martos, y nadie lo conocia. Un besote.
David ha dicho que…
Muy buena esta entrada sobre las series españolas. Espero que nadie se ofenda.

http://blogs.elpais.com/espoiler/2007/09/mucho-cuidado-m.html
Kinush ha dicho que…
estoy totalmente de acuerdo contigo, me ha gustado mucho eso que comentas, lo de compartir con los demás algo que has vivido en soledad y es cierto que es algo que no tiene precio!!
para los que no tenemos a gente así cerca (con las mismas inquietudes y tal) es un placer encontrarlos por la web gracias a los blogs.anda que no!!!
Amador Aranda ha dicho que…
La verdad es que los blogs son una herramienta estupenda para compartir inquietudes artísticas...y además, son superadictivos.
Anónimo ha dicho que…
Pues la verdad es que esta bastante bien que ese tal David este aquí en Martos, parece majete el chico, yo también comparto alguna que otra inquietud con él.

Que bueno poder ver y comentar las series de televisión como House y Anatomía y que Amador vaya capítulos por delante y te diga lo interesante que se va a poner sin desvelarte lo que va a pasar por mucho que yo siempre insisto.
Besines
G
logansanz ha dicho que…
Quizás lo importante no es conocer siempre a gente que tiene tus mismos gustos, yo creo, que se aprende del que no tiene tus mismos gustos y te aporta algo nuevo.
Amador Aranda ha dicho que…
Sí, pero al final es lo mismo. Es que si no te gusta algo, no te gusta...por supuesto, siempre te pueden aportar cosas nuevas, pero el gusto, cada uno lo tenemos muy definido. Ninguno, es ni mejor, ni peor, es sólo, que no son los mismos. De todas formas, yo, hablando por mi, soy bastante abierto...y excepto alguna paja mental que le gusta a la gente, me suelen gustar muchas cosas, da igual el medio, nacionalidad, o, lo que sea.
Capitán Alatriste ha dicho que…
Compartir es vivir. Qué curioso eso...Siempre me he preguntado por qué esa necesidad de compartir, incluso las cosas con las que disfrutamos en soledad.
Kinush ha dicho que…
killo!! te llegó el email? ya me cuentas.
Verónica ha dicho que…
Mis libros son mi bien material más preciado, los mimo, los cuido, los atesoro. Me encanta prestarlos, dejar que otros depositen sobre ellos su propia mirada, sus huellas dactilares, su propia respiración. Tal vez, por eso, tenga una extraña costumbre: cuando regalo un libro, siempre regalo uno usado, usado por mí, quiero decir. Me da la sensación de que, así, el regalo es mucho más íntimo, más personal. Después, vuelvo a adquirir el libro donado que, seguro, volveré a regalar nuevamente .... y, con suerte, el círculo no termina nunca.

He aceptado tu invitación, como habrás podido comprobar ... Nos seguiremos la pista.
Amador Aranda ha dicho que…
Hola Verónica. Muchas gracias por tu visita. Y por supuesto que nos seguiremos la pista. Te pongo en la lista de amigos, ya...un saludo.
Kinush ha dicho que…
Pero casualidades!!!anda que no tio!! el texto que has elegido de Nicole Krauss, está muy bien y ciertamente es así como Giacometti acometía sus obras y digo acometer pues embestía con ímpetu en sus obras quitando materia, poniendo... centrandose en un ojo en una mirada dejando el resto...desmaterializando la figura hasta reducirla a sus formas básicas... es genial este artísta!!! tu relato está también genial, de verdad que suerte tener gente así en Martos!! un saludo!!!
Amador Aranda ha dicho que…
Me alegro que te haya gustado mi relato. En aldaba tengo ya cuatro relatos.
Y no solo estoy yo en Martos, hay gente muy interesante..solo hay que saber escuchar y buscar bien.
Un saludo.
Kinush ha dicho que…
Claro que si!! antes de nada te felicito por el bueno regalo que te han hecho, anda que no!!! un libro es el mejor regalo que se puede hacer y si son tres... imagínate!!!
Pues si ya veo que hay muy buena gente aqui en el pueblo y los enlaces de tu blog están la mayoría de ellos. lo que pasa es lo que te comenté, he estado un poco de la realidad marteña y ahora estoy retomando mi vida.
Voy a repasar las Aldabas.
Kinush ha dicho que…
Anda que!! me he comido varias palabras!!! en y quería decir que he estado un poco fuera de la realidad marteña.... ayns que despiste!!!

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …