Ir al contenido principal

Una entrada personal.



Como norma no escribo nada personal. Podría hacerlo, claro que sí, es más, me parece que lo hago, ya que, al fin y al cabo, el cine, la música y los libros, forman parte de mi vida, y al pasar gran tiempo de la misma rodeados de ellos, acaban siendo parte de mi, y por lo tanto de mi vida personal. Sin embargo, con esta información no revelo muchas cosas, y no es porque no quiera que nadie sepa nada de mí, la verdad es que me da lo mismo, es más bien, porque con los tiempos que corren, la intimidad se está convirtiendo en un privilegio en lugar de en un derecho que es lo que realmente es. Me da la impresión de que nos estamos acostumbrando a tener derecho a saber de los demás, a que con los programas del corazón, y con las revistas, donde sale gente que de verdad quiere vender su intimidad, nos estamos creyendo que tenemos el mismo derecho a opinar de la vida de cualquier persona cuando ésa vida sea algo pública, ya sea por su trabajo, por sus relaciones, o por sus publicaciones en blogs o en donde sea. Creo, desde mi humilde opinión, que ya va siendo hora de que cada uno se replantee a quién critica, y por qué, y si tiene derecho a hacerlo, porque, finalmente, vamos a conseguir que con ése conocimiento deshonesto de la vida de los demás, la credibilidad, y la intimidad de cualquier persona se vaya al garete en pocos segundos.
Sin embargo, como dice esta entrada, esto es personal, y a mi hoy, saliéndome de la norma, me apetece hablar de mí, o de mi cumpleaños que fue ayer, y que celebré, y como esto es un blog de cine, de música y de libros, hablaré de lo que me regalaron mis amigos, y…a alguno os daré envidia, jeje.
El primero de los regalos es el de Nacho, que me ha regalado unos altavoces con radio para conectar el ipod, y suenan muy bien, y en fin, me ha gustado mucho, pa qué nos vamos a engañar.
Este año he tenido muchos libros, Noe y Willy, me han regalado El malogrado, de Thomas Bernhard, y también una libreta para que apunte todo lo que se me ocurra, una Moleskine.
María, y Luis, me han regalado, Verdes Valle, Colinas Rojas, el tercer tomo, que se llama, Las Cenizas del hierro.
Y David y Gloria, me han regalado Una mujer difícil, de John Irving, que tenía muchas ganas de leer, por cierto, ya que no he leído todavía nada de Irving, y las adaptaciones de sus novelas al cine me suelen gustar mucho.
Y luego, mi Rosana, me ha regalado, una pluma, y un bolígrafo, con su cajita de madera, muy bonita.
Y ya para acabar, mi hermana, que me ha comprado un bañador, y una camiseta, muy naranjas ambas.
No sé si tendré más regalos, pero éste año me doi por satisfecho, que han estado muy bien, y han sido muy acertados. Muchas gracias a todos, un beso grande.

Comentarios

unviajealaluna ha dicho que…
Felicidades por tu cumpleaños!!!! el bañador es muy de los vigilantes de la playa... de hecho yo mismo tengo uno del mismo color... jaja
Amador Aranda ha dicho que…
Gracias. Ah, pues mira, podríamos montar los nuevos vigilantes de la piscina municipal o algo, jeje.
retales de lunares ha dicho que…
Pretendí acompañarlo de una nota, pero como además de "desapartá" soy desorganizá nunca acabo de barajar y repartir bien los naipes del tiempo. Siempre me gana la mano. Si a esto le sumas los desequilibrios hormonales... finalmente queda en eso, algo pretendido nada pretencioso y hasta ahora presumible.

La asociación no es dificil. Aunque ahora me encargaré de complicarla.

Cuando te conocí, ahora hace siete años, me conquistó tu sensibilidad innata. Aunque también me desconcertaba tu timidez y esa forma tan brutal de empaparte. Como una esponja. Eso asustaba. Un hombre esponja... toma, toma, toma...y su timidez vestida de inseguridad no facilita verter...

Y de repente una mañana, o una noche no lo se, me acercas un vaso... y comienzas a llenarlo.

tienes tanto que contar... y cuanto por escribir...y de esta manera nos das, nos das y nos das.

Bendita evolución. La tuya, la mía... la de to aquel que toma y crece pa dar, y hacernos un poco más mágicos los días... con tus percepciones, con tus invenciones, con tus realidades, con tus personajes...

...Y de madera, porque es noble como tú.

Mi beso el que te admira, pero sobre todo el que te quiere.
Amador Aranda ha dicho que…
Qué bonito nena. Como sois las desapartás, jeje. Ya escribiré yo también de ti en ese blog que sé que pronto vas a crear. Un beso grande, guapa.
mykelangelo ha dicho que…
Felicidades!!!
Amador Aranda ha dicho que…
Gracias Miguel Angel, y añado también tu regalo a la lista, que claro, lo he recibido más tarde.
Miguel Angel me ha regalado, el A Ghost is born, de Wilco, que me gusta mucho y no lo tenía original. Además es una edición especial. Gracias.
combatientes70 ha dicho que…
Nene, hoy en Lisboa te escribo... padecirte que creo que acabo de escribir mi entrada más personal... yo no sé escribir de otra cosa... soy un egocentrico... felicidades y te quiero
Amador Aranda ha dicho que…
Mu bien que haces. Y pásalo bien. Un beso guapo.
David ha dicho que…
Pedazo de disco el de Wilco... Por mucho que digáis es el mejor de ellos.
Amador Aranda ha dicho que…
Si, rompio más con este. Pero yo sigo diciendo que el último también es muy bonito.
mykelangelo ha dicho que…
todos lo somos, antonio...
mykelangelo ha dicho que…
todos lo somos, antonio...

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …