Ir al contenido principal

Dos que se quedaron.

Leyendo el otro día el blog de Un viaje a la luna, vi que en una de sus entradas nombraba a Adam Green. Casi de golpe recordé la primera vez que conocí a Green, y fue en un concierto en Madrid de Belle and Sebastián, del que era telonero. Yo ya sabía cuando fui al concierto que Adam Green iba a ser el telonero, pero no me dio tiempo a escuchar el disco, y entre que el día había sido ajetreado, y que, como ya digo, no conocía el disco, quise que el espectáculo que dio Green acabara pronto, y es que…era telonero, que no siempre tiene ventajas. Pero claro, yo también soy raro. Después de que el concierto de Green no me gustó, me pillé el disco, Friends of mine, y por supuesto me encantó, es más, creo que ese año lo escuché más que Belle and Sebastian. Algo parecido me pasó con Low, que fueron telonero de Radiohead, y que aunque iba con el disco escuchado, no me emocionaba del todo. Por supuesto, tampoco me gustó el concierto, yo tenía ganas de ver a Radiohead, pero…cuando pasaron unos meses, descubrí esa maravilla que es The great destroyer, y …también lo escuché mucho.
Seguramente seré yo, que soy así de raro, pero ¿Son útiles los teloneros de los grupos?. ¿alguién les hace caso cuando van a ver con muchas ganas un concierto en particular?. Yo no, seguro. Aunque afortunadamente, a Low y a Adam Green (se ha perdido un poco éste último, qué se le va a hacer), los seguiré escuchando, y ahora, sí, tengo ganas de verlos en concierto. Lo que es la vida, en fin.

Adam Green. Emily

Low.Monkey

Comentarios

Manuel Carlos ha dicho que…
Los teloneros de hoy son los cabezas de cartel del mañana.
Cojonuda la nueva cabecera, aunque las letras no se ven demasiado.
Saludos!
David ha dicho que…
A veces el telonero es un valor añadido, pero en otras ocasiones es una rémora al concierto principal.
unviajealaluna ha dicho que…
Yo de algunos grandes conciertos iria solo por ver a algunos teloneros mas que a los cabeza de cartel...

Es verdad se te ha quedado muy chulo el blog, ha ganado con el cambio
Amador Aranda ha dicho que…
Sí, es verdad, que a algunos iriamos por ver a los telonero, si no que David cuente cuando vio a los planetas siendo teloneros de melon diesel..en fin.
De todas formas, el problema...que tampoco es ningún problema, pero bueno, es cuando no se conoce al telonero...
Mölines ha dicho que…
La mayoría de los teloneros son mejores incluso que a los que telonean.
En este mundo lo más importante es la actitud.XD

Saludos

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …