Ir al contenido principal

Crónica tardía del Summercase (segunda parte)

Segundo día de Summercase, y por supuesto, algo más tranquilos. El día anterior nos cansa mucho, y preferimos dormir una larga siesta en el hotel antes de ir de nuevo a Boadilla, y al recinto de conciertos. A priori cambiamos ya el plan; nos vamos a dedicar a ver conciertos enteros, de principio a fin, y si es cerca del escenario, pues mejor. En un principio llegamos Miguel Angel y yo al Summercase, pero nos separamos, porque él quiere ver a P.J. Harvey, y yo a Phoenix, que empieza a las 22:00. Prefiero, en lugar de darme una vuelta, irme a esperar a que empiece el concierto, y estoy en primera fila. Los Phoenix no me decepcionaron; son contundentes, y su cantante es un espectáculo. Se baja a la zona del público, y literalmente se pone a mi lado…lo toco, por si acaso da suerte o algo, y le hago una foto.
Después de Phoenix, toca The flaming lips, aunque ya hemos decidido (David se une), que antes de que acabe nos saldremos a ver a los Arcade Fire, para mí, la razón casi fundamental de haber ido al Summercase. Los Flaming lips son un espectáculo, en todos los sentido, excepto en la voz de su cantante, que parece que no acaba de arrancar. Pero parece que lo compensan con un montaje divertido, en la que el cantante se tira al público metido en una bola de plástico. Como ya digo, después de The yeah, yeah, yeah song, nos salimos y hacemos cola en Arcade, pero, ya hay mucha gente, así que cuando se levantan la gente de la lona, cogemos unos sitios al lado del escenario, mejor imposible, y digo que mejor imposible, porque parece ser que la gente no escuchó muy bien el concierto: nosotros sí. Y fue un buen concierto, sonaron bien, y el público estaba muy entregado, y ellos son unos maestros de la música capaces de tocar varios instrumentos, y de vivir la música con pasión, desde el mismo momento en que se suben al escenario. Una gozada los Arcade Fire, y sus discos en directos, tanto Funeral, como Neon Bible, suenan realmente bien.
Nos vamos todos a Bloc party, donde nos encontramos con Antonio, Mamen, y José, pero ellos se van a ver rápidamente a LCD Soudsystem. A mi Bloc party me aburre, no me acaban de gustar del todo, no sé por qué. Nos vamos a ver un rato de LCD, y la verdad es que nos sorprende gratamente, porque yo, en mi caso, esperaba que tuvieran una mesa, e hicieran como los grupos de música electrónica, que no sabes muy bien, si te han puesto el disco, y se están moviendo por moverse. Los LCD tocan todos los instrumentos y su cantante está lleno de energía.
Para finalizar, Los Scissor Sister, que me recuerdan más a una orquesta de pueblo, ella con sus lentejuelas incluidas, que a un grupo de pop divertido…qué se le va a hacer. Nos vamos a acabar la noche, y estamos literalmente muertos, pero seguimos un rato escuchando a 2 many djs, que…hacen pocas versiones, pero qué se le va a hacer.
Poco más que añadir, además de que todos los críticos han estado en conciertos diferentes al mío, y lo que a ellos les ha gustado a mí no, y viceversa. De todas formas, la experiencia Summercase ha sido interesante, y cuando las infraestructuras madrileñas lo permitan, y llegue el metro hasta el recinto, el festival será mejor…aunque, ya está bastante bien. Veamos el año que viene.

No cars go. Arcade Fire Summercase 2007

The Flaming lips...y la bolita

Comentarios

mamen ha dicho que…
pues a mi me gustaron todos los conciertos, menos el de los Scissor sister, que me aburrieron un poco...para esa hora mi cuerpo creo que pedía maaaaaaaas..
los OMD impresionantes, y el ver a tantisima gente coreando sus canciones.... increíble....
los Arcade Fire, para mi que los oía poco, pero claro tampoco estaba tan cerca como tu pero gueno..seria por eso..y...etc etc,etc. fue un festival mu mu guay. que se repita el año que vieneeeeeeeeeee

y que montón de guenos machos habia por allíiiii!! ju ju ju :)
combatientes70 ha dicho que…
yo desde luego me quedo con la alegria de ver tantos grupos y tan distintos: ese flash back que fue OMD, ese par de descubrimientos que fueron phoenix y Badley drawn boy... para mí cierta decepción en mis admirados flaming lips... yo lo s vi en benicassim y dieron un espectáculo redondo, que aquí le fallo que el cantante salió muy hablador... menos hablar y mas cantar... y desde luego el fin de fiestas fue desluciod los sccissor sister unos antiguos... me quedo con los chemical y ese espectáculo de luz y sonido ... pa cuando... eso si que es un piro musical
David ha dicho que…
Fue buena idea para el segundo día centrarnos en los conciertos que nos apetecía ver, y ver a ratos los que pudiéramos.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …