Ir al contenido principal

Una entrada pedante.

A veces me autocensuro, que no es lo mismo que la autocrítica, ya que, la censura es mala incluso hasta para uno mismo. Pero lo hago, y mucho, principalmente porque corro el riesgo de parecer más pedante de lo que soy…y tampoco quiero eso, claro está. Y no es que crea que soy pedante; yo sé seguramente cosas que otros no saben, y otros sabrán cosas que yo no sé, y ésta regla es universal, y se aplica en todas las áreas de la vida, no va a cambiar nunca. Sin embargo como ya digo me autocensuro, y me da rabia porque hay algunos directores de cine, por ejemplo, de los que me gustaría hablar y no lo hago por el miedo a esa pedantería de la que he hablado.

Recuerdo que hace unos años se organizaba en Jaén unas mesas redondas en las cuales se hablaba del panorama del cine español (no sé si se seguirán organizando). En estas mesas acudían directores de cine de prestigio, actores y actrices, productores, músicos, y en fin, personas que tuviera algo que ver con el mundo del cine en España. Yo fui a ver algunas de estas mesas, y recuerdo sobre todo una, en la que los contertulios fueron: Paz Vega, Gerardo Herrero, y el director de cine Juan Carlos Fresnadillo. A mí de esa mesas, quien más me interesaba era Frenadillo, ya que su película, Intacto, me había gustado mucho. Durante todo el rato que duró la mesa redonda, Noelia que vino conmigo, me instaba a que cuando acabara fuera y le preguntara algo a Fresnadillo. No, le decía yo, que seguro que va todo el mundo y me da vergüenza. Sin embargo, cuando acabó la mesa, el público no preguntó nada a Frenadillo, ya que Paz Vega centró la atención de la sala. Fresnadillo estaba en una esquina, haciendo como que espera algo, e intentando pasar desapercibido. Así que me atreví, y le pregunté algo, que seguramente no esperaba: ¿Perdona, te puedo hacer una pregunta?, le dije yo, a lo cual el respondió que sí. Así que se la hice, ¿Tu película tiene algo que ver con Exótica de Atom Egoyan?. Imagino que se quedaría de cuadros, pero más me quedé yo cuando me respondió que sí, que no de forma consciente, pero que él siempre ha admirado a Egoyan, y que los personajes de su película tenían una evolución parecida. Luego, ya, seguramente porque vieron que Frenadillo contestaba a las preguntas, empezaron a acercarse gente, y ya no pude seguir hablando con él. Fue una bonita historia, que ahora me da pie a hablar de Atom Egoyan, mi entrada pedante.

La pregunta a Fresnadillo no fue casual, yo estaba y estoy obsesionado con el cine del Canadiense Atom Egoyan, y sobre todo con dos de sus películas, El dulce Porvenir, y Exótica. En este blog se ha hablado de que en el cine las miradas son muy importantes, de que Almodóvar tiene un mundo propio, y también David Lynch: Atom Egoyan también tiene un mundo propio, con unas características y temas personales como son la pérdida, y los cuentos infantiles. Sin embargo, si yo me quedo con algo del cine de Egoyan es con su maestría para hipnotizar al espectador, manteniendo en el desconcierto de su cine durante dos horas, llevándolo a su mundo y rompiéndole los esquemas de vida, por un momento, por unas horas, pero rasgando algo dentro de su interior. Atom Egoyan es un gran director, pero creo que, al contrario de muchos otros que han decidido hacer cine en Hollywood como Wong Kar Wai, Egoyan nunca lo hará. Su mundo necesita ser íntimo y creo que minoritario. Creo que el cine de Egoyan se vería ennegrecido por Hollywood, y es por eso por lo que habrá que seguir viéndolo en salas pequeñas, en versión original, a oscuras en su casa de mundos hipnóticos, donde la vida de lo que te enseñan por un momento no es la tuya, y menos mal, ya que el cine de Egoyan es duro, y complejo, y sólo sirve para lo que de verdad sirve el buen cine, para seguir creciendo. Y a mí me gusta mucho crecer con el cine de Egoyan, claro que sí.

El hipnótico principio de Exotica.

Comentarios

David ha dicho que…
Para pedantes los miembros del jurado del Príncipe de Asturias de las Letras. Amos Oz, tócate los huevos...
Por su contribución a la paz en Palestina, pues que le den el de la Paz, no el de literatura...
Luego leo la entrada, pero es que lo tenía que soltar...
Capitán Alatriste ha dicho que…
La gente tiende a llamar pedante al que habla de lo que no saben pero es que la gente es muy estúpida. Uy, eso suena un poco pedante. Pero obviamente me refería a la gente que tiende a llamar pedante a.

A mí me encanta escuchar a gente que habla de lo que no sé y también me gusta hablar de lo yo que sé. Puede que incluso eso me guste más. Si después me catalogan así o no, para usar una expresión nada pedante, me la trae al fresco.
David ha dicho que…
El domingo fui a ver Bajo las estrellas, y justo en la fila de delante estaba uno de los secundarios, que hace de tabernero, Txema Villaplana (no me sabía su nombre, lo leí al final) ¿Qué hago, le digo algo o no?
Al final le dije que enhorabuena por la película, y se le dibujó una sonrisa enorme, pero ahí quedó la cosa. Luego le volví a ver paseando por la calle la misma noche, pero ya no le dije nada, no se me da muy bien hablar con artistas...
Por cierto, la película está bien, pero ahí queda la cosa, un siete. Estupendo San Juan y el que hace de su hermano y bastante mal Emma Suárez.
Anónimo ha dicho que…
Amador, te doy las gracias por ayudarme a intentar localizar el cortometraje de Antonia San Juan. La búsqueda ha sido inútil, no lo he encontrado. Para agradecerte tu ayuda te doy el nombre de una pagina que descubrí ayer y que creo que te gustará: www.captura.org.
Gracias por todo.
Carmen
Amador Aranda ha dicho que…
De nada Carmen.Ahora me meteré en la página que me dices, seguro que es estupenda.
dasty-d ha dicho que…
Amador aunke no tenga na k ver en el tema cuando quieras me pasas la info de las obras que presentas la semana k viene.
Nacho ha dicho que…
¡Joer, Ama!.

La verdad es que no sé distinguir bien la pedantería del conocimiento sobre un tema concreto. La mayor parte de las veces, la calificación que, de "pedante", hace la gente, únicamente está motivada por la envidia.

Yo, por mi parte, tengo envidia. Tengo envidia de tí por tu facilidad para mostrar tu creatividad en tus escritos. Incluso en escribir entradas en este blog, que siempre leo aunque no me veas participar, porque sólo sería para decir que eres un "pedante" según este razonamiento.

En fin... podría tachárseme de no ser imparcial, pero tenía que participar en esta entrada. Aunque, como siempre, no haya sido en la parte literaria o cinéfila, sino en la parte humana.

Sigue así. Me gusta la clase de "pedantes" a la que perteneces.
Amador Aranda ha dicho que…
Dasty, no sé donde enviarte los correos, si al correo de Martos al días, o donde..

No seas tonto, Nacho, y no me digas estas cosas, que me emocionas.Te quiero mucho. Un beso grande.
combatientes70 ha dicho que…
Nunca me has parecido pedante, sino un tío con un amplio conocimiento cultural... eso no es ser pedante... me encanta hablar de cine contigo, sentir que no me siento solo en el planeta y poder hablar contigo de egoyan, de almodovar o de cuatro petardeces... y sentirme que me comprendes y te comprendo... tus entradas son maravillosas y me encanta como vas de lo personal a lo genaral... enhorabuena y no dejes de escribir, pedante o frivolo... ¿qué mas da?
dasty-d ha dicho que…
Al correo de Martos al día redaccion[arroba]martosaldia.es.
Lo de escribir arroba de ese forma es pa no tener más correos basura.
Amador Aranda ha dicho que…
A mi también me encanta hablar de cine, y de música, y de teatro, y ser cómplices de nuestra vida diaria. Un beso combatientes.
Anónimo ha dicho que…
joder QUÉ MAJOS SOIS TODOSSSS :'(
Amador Aranda ha dicho que…
pues sí, pero vamos...que te puedes unir al club. aquí se agradecen todo tipo de opiniones y comentarios...si es con nombre, mejor. un saludo.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …