Ir al contenido principal

Pudor

Cada vez soy menos mitómano. Recuerdo que hace unos años, cuando conocía a algún actor, o actriz, o a algún director de cine, me ponía nervioso, y lo único que salía por mi boca era gilipolleces. Ya no me pongo nervioso, a no ser que conozca a alguien al que admire mucho, cosa que no ha pasado todavía porque ya me he puesto el listón muy alto, y va a ser casi imposible que me encuentre a algún escritor, director, actor o músico que admire de verdad. Sin embargo, todavía, aunque ya no tenga esa mitomanía a flor de piel, sigo buscando famosos cuando voy a algún concierto, o cuando paseo por Madrid y voy a la fnac. Normalmente siempre veo a alguien por la calle, y no deja de ser una anécdota que contar a la vuelta.

Hace unos añitos fui con Noelia, con David y con Gloria al concierto que dieron Radiohead en Madrid. Noelia, se subió a las gradas de la plaza de toros de las ventas para ver el concierto, y David, Gloria y yo, nos quedamos en el albero. Con esa manía que tenía de buscar famosos, me puse a mirar a las gradas, porque claro, eran entradas más caras, e imagino que ningún famoso por pagar menos se quedaría en el albero. Pero no ví ni uno: cero. ¿Cómo? Radiohead da un concierto en Madrid y no va ningún músico, ni ningún cineasta, ni ningún escritor: no puede ser…pero lo fue. Cuando ya había perdido toda esperanza, muy cerca de nosotros estaba Tristan Ulloa, por entonces, actor de éxito, aunque tampoco muy conocido. No sé qué concepto tenía yo de él, si me gustaba o por el contrario me parecía un actor del montón, si me caía bien, o no lo aguantaba en pantalla, lo que sí es cierto que a partir del momento en que lo vi, tan cerca de nosotros, a la espera que empezara el concierto de Radiohead, me idea sobre él cambió radicalmente: le gustaba Radiohead, era uno de los nuestros.

Hace más o menos un mes se estrenó su primera película como co-director, Pudor, basada en la novela de Santiago Roncagliolo, y codirigida con su hermano, David Ulloa. Yo sabía que la estaban rodando, pero no presté mucha atención. Conocía a Roncagliolo, porque Noe me había hablado de él, y además me hacía mucha gracia cuando lo veía en el programa de Carlos Boyero, pero...no sé por qué, seguí sin hacer caso…hasta que Antonio me dijo que a Javi Ocaña le había encantado la película, y luego además, la vi comentarla a Boyero, que también le encantó. Así que…no había más que hablar, me fui a ver Pudor, que ya se estaban creando expectativas. Y no me defraudó: Pudor es una primera gran película. Está muy bien contada, con una dirección muy inteligente, y muy bien elegida, con un guión muy bien escrito, y con unos actores con unos momentos muy interesantes. Por supuesto se nota que es una primera película, pero ya sabemos que es un riesgo, y por supuesto, lo que más se nota es que detrás está un gran libro de Roncagliolo que ya se ha encargado Nacho en regalarme para leerlo. Pero sin duda, creo que no hay que perderle la pista más a los hermanos Ulloa, y menos a Tristan, que además de tener un talento estupendo para la dirección, ha sabido llevar una vida actoral bastante interesante, aunque la verdad, no es de extrañar si le gusta Radiohead…es los que tienen los fans.

Santiago Roncagliolo y Carlos Boyero hablando de Pudor

Comentarios

David ha dicho que…
No me acuerdo de haber visto a Tristán Ulloa en ese concierto...
Lo que sí sé es que a mí me dice muy poco como actor. Que Paz Vega se enamore de él en Lucía y el sexo, pues que no me lo creo, no me creo esa historia... No me acuerdo de más películas suyas, así que ya veis, le he hecho la cruz por una sola actuación.
Poco más puedo decir en esta entrada, pues ni he leído a Roncagliolo ni he visto la película...
Tienes razón Amador que si ves a alguien que comparte un gusto contigo lo empiezas a ver desde otro punto de vista, es más cercano a tí.
Amador Aranda ha dicho que…
Pues lo vimos, te lo aseguro, jeje. mira que tienes mala memoria. El otro día le decía a Miguel Angel que tú nunca te acuerdas de los conciertos que ves, jeje. Una pena, jeje.
David ha dicho que…
Es el dinero peor gastado para mí a largo plazo. Disfruto el concierto pero a la vez sufro porque lo voy a olvidar en cuanto salga de la sala...
El popero con memoria de pez, quizá se podría hacer un relato con esto, como memento pero con conciertos...
Amador Aranda ha dicho que…
jajajaj. pues sí
David ha dicho que…
Por cierto, vaya zapatillas más chulas me lleva el Roncagliolo...
Amador Aranda ha dicho que…
Total, ese es otro de los nuestros, jeje.
carmen ha dicho que…
Hola:
Me doy una vueltecita por tu blog porque tu hace un tiempo te pasaste por el mio. Todavía no he leído demasiado de lo que escribes pero, parece interesante.
Para no salirme del tema del post, he de decir que trabajé hace unos siete años con Tristan Ulloa y tengo muy buen concepto de el. Veré la peli, a ver que tal les ha salido.
Saludos a todos.
Amador Aranda ha dicho que…
Hola Carmen, bienvenida al blog.
David ha dicho que…
Amador, te dejo una crítica de Spiderman 3:
http://www.elmundo.es/elmundo/cineclu.html
Amador Aranda ha dicho que…
jeje. como es el Borja Hermoso. De todas formas éste finde veré Spideman 3, me entretuvieron mucho las dos primeras, y me gusta Raimi, (y no le voy a hacer en mucho tiempo la cruz porque hizo una obra de arte que se llamaba Un plan sencillo) y la veo en el kinépolis, y me parecerá buena, porque con esa pantalla tan grande y con el sonido que me voy a quedar sordo un día, pues pierde uno la visión objetiva, pero ...me da igual.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …