Ir al contenido principal

La intimidad olvidada. (musicalmente hablando)


El ipod es un gran invento. Y no, no me refiero a los reproductores mp3 o las otras marcas que han aparecido en el mercado que, por otra parte, también han sido inventos interesantes y muy útiles pero, la verdad, es que no han llegado al nivel del ipod en lo que música se refiere. Qué exagerado, dirán aquellos que nunca han cogido un ipod, y han acercado sus auriculares a las orejas diciendo al mismo tiempo que la música entra en sus cabezas, joder qué bien suena ésto. Y es que es un hecho: el ipod suena tan bien que es como descubrir un poco más la música. No me paga apple por ésto, pero a los que os gusta la música, no es que nos haya cambiado la vida, pero sí que nos la ha hecho más fácil. Mi amiga María siempre dice que mi ipod es como si fuera mi niño, y cuando voy en su coche, siempre me dice, anda saca al niño y me pones algo nuevo que tengas. Porque ésa es la gran ventaja del ipod; si hace una semana, en la entrada de José Molina, hablaba que a los que nos gusta la música ésta nos define un poco más, el ipod ha conseguido que llevemos ésta parte de nuestra vida con nosotros: a cada uno de los sitios a donde vayamos podemos compartir ésta parte tan importante.
No sé si será por el ipod o por ésta capacidad para llevar una gran discoteca conmigo, pero últimamente gozo de una intimidad musical diferente. Hay discos, que por una razón o otra, nunca me han interesado, seguramente porque son algo más lentos, y cuando voy por la calle me gusta escuchar música más movida, y cuando estoy en casa con el ordenador, pues escucho un poco de todo. Pero antes, cuando buscaba intimidad, o soledad, sólo buscaba estar solo: ahora no. Hay discos perfectos para la soledad, no son tristes, ni tampoco alegres, son discos íntimos, capaces de hablarte sólo cuando estás solo, escuchando con detalle cada una de sus voces, de sus acordes, de sus intrumentos que te hacen sentir en una soledad menor. Es raro también que yo siempre olvide recomendarlos, nunca hablo de estos discos, puede ser que inconscientemente los quiero para mi sólo, aunque estoy seguro que no, porque sé que al compartir, estoy invitando a sentir lo mismo que he sentido yo en esa soledad elegida. Y a mí éso me encanta.

Para escuchar en soledad.

Cat power. The greatest.


José González. Heartbeats (anuncio de Sony)

Comentarios

combatientes70 ha dicho que…
cuanta razòn tienes, es llevar tu vida mùsical a tu lado y ponerle bso a cada momento que vives, no sabes lo bien que viene en viajes largos... quien invento el ipod lo hizo porque como tù y como yo y como jose molina nos gustarìa que nuestra vida fuera un video clip
josemolina ha dicho que…
Es verdad Antonio. Sabes que yo al principio era un poco reacio al tema de la música en mp3, por todo lo que hemos hablado de cuando compras un cd y lo abres y lo escuchas leyendo el libreto interior, disfrutando del momento, vaya (yo aún sigo también disfrutando también de esos momentos). Pero cuando vi tu iPod sabía que yo tenía que tener uno. Y ahora es difícil pasar sin él.
Yo no viajo tanto como tú, pero siempre lo llevo conectado a mi coche. Aunque cuando viajo con Mamen, nos peleamos porque ella quiere poner el suyo y yo el mío. Al final, como es evidente, siempre gana ella, pero a mi me encanta llevarla como dj.
Y si estoy en casa, siempre conectado al equipo. En definitiva, como tú dices, poniendo banda sonora a todos los momentos de mi vida.
David ha dicho que…
¿Pero es que no habéis tenido walkman?
Yo tuve el primero a los quince años, y desgastaba las cintas de tanto ponerlas. Supongo que será por el tiempo que supone cada desplazamiento por madrid, no sé, pero sin mi música me siento un poco vacío.
Para mí el ipod supuso la posibilidad de escuchar en cada momento lo que ese momento pide, pero al final me pasa como con el walkman, siempre llevo algún disco por si algún día, en algún momento lo escucho, pero durante un cierto tiempo no varío mucho.
mamenromero ha dicho que…
Entré en el maravilloso-mundo-Ipod gracias a JoseMoli ( como yo lo llamo) estas navidades me hizo un grandÍsimo regalo , un nano plateado, es la cosa más bonita que habia visto..tan frágil y plano...ainss...confieso que lloré de la emoción, no me lo esperaba.. pensé que pasarían años hasta que yo tuviese uno, hasta ahora solo me conformaba con tocar el suyo, Antonio o mi hermano..y es que los regalos de Jose son siempre asi, inesperados e increíbles.. Desde entonces, comprendo ya porque Jose iba a tos' laos con el Ipod en el bolsillo, y yo le decía..Jose, acaso te lo llevas tb al cuarto de baño? igeeeen...pues si, yo casi, no voy a ningún lao sin él, nunca se sabe donde puedes acabar el dia, y con suerte lo enchufo al Pc de Jose y le robo algun cd,y aunque sea un mínimo trayecto, me lo pongo..la sensaciÓn es como dicen él Y Antonio, COMO SI LA VIDA FUERA UN VIDEOCLIP.
Aunque a Jose le hayan salido tan maaaaaaalos! q mala suerte!!!
serchase ha dicho que…
Me parece un gran invento!!! desde luego yo lo utilizo en viajes largos o cuando me apetece. Aunque el primero que me compre me salió penoso y muy malo pero ya el segundo fantástico. Un saludo!!
Capitán Alatriste ha dicho que…
Y yo todavía sin iPod, a quien se le cuente...la verdad es que nunca encuentro el momento económico.

Me ha hecho mucha gracia como mamenromero habla de él. Te debería de contratar apple para el marketing porque dan ganas de comprárselo, jeje.
Amador Aranda ha dicho que…
Lleva razón David en lo de los walman, que siempre los hemos llevado, lo que pasa, que sólo lo llevábamos nosotros y parecíamos gente rara. En eso ya no tiene tanta gracia, ahora todo el mundo va por la calle escuchando los mp3. En fin.
combatientes70 ha dicho que…
los walkman... el mio primero era rojo, s elo regalarona mi hermana en la comuniòn y se lo robè y despues el discman... y el follòn que era seleccionar discos o cintas pa el viaje, yo siempre iba caragado, 20 cd pa el finde, 20 cintas... que horror... con lo indeciso que soy... gracias a apple la indecisiòn ahora es menos dolorosa... lo llevo todo conmigo... a mì no me ha dado ni un problema... toco madera en perugia
mamenro ha dicho que…
a mi de momento tampoco me ha dado ningun problema, eso si, hay que ver lo carísimos que son los accesorios joer, menos mal que llega mi cumple pronto....

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …