Ir al contenido principal

El poder de ser observado.

Para escribir, hacer cine, o buena música, no hay por qué ser buena persona. Ya lo decía Rosa Montero en La loca de la casa: algunos de los mejores escritores que ha dado la historia de la literatura, eran obsesivos, maltratadores y la gran mayoría bastantes destructores de la pareja y de las relaciones sociales. A mí me da rabia, ya que los libros son sitios para la libertad, para explicar las debilidades del hombre, para profundizar en el individuo, y cuando te enteras de que algunos de los mejores libros han sido escritos por unos energúmenos, pues la verdad, jode…sobre todo jode porque es verdad. Sin embargo, aunque yo conozco las historias, nunca me dejo llevar por éste tipo de comentarios, leo los libros con pasión, y me entrego a ellos si lo que estoy leyendo me interesa. También pasa en la música; hay cantante, o grupos, que han gozado y gozan de una fama de divinos y de divinas, no hay más que recodar el bochornoso espectáculo que Morrysey dio hace unos años en el Benicásim suspendiendo su actuación porque le daba miedo subirse a su avión privado, y dejando con un palmo de narices a muchos fans, o más recientemente los Rolling en el Ejido, el año pasado, haciendo peligrar los cimientos económicos de un pueblo. Claro está: lo permitimos. Todo el mundo se mata por ver un concierto de los Rolling (yo no, por mucho que David me diga que merece la pena), pero…la verdad, es que no tendría prejuicios por verlos, ya que creo, que si yo no lo he padecido o no lo he visto, ha sido como si no hubiera ocurrido.

Pronto saldrá el nuevo disco del grupo granadino Los Planetas. Creo que, desde que escuché el Super 8, su primer disco, he sido fan de los planetas. Lo escuché tarde, no a su tiempo, pero hay canciones en ese disco y en los sucesivos que realmente me gustan. Me gustan mucho, a pesar de su cantante.

Si hay un grupo en España que goce de mala fama en los conciertos son los Planetas. Yo, la verdad, es que todas las veces que los he visto me han gustado mucho, y han tocado muy bien, claro está, que han sido en momentos muy puntuales donde también ellos se han jugado un poco el tipo, como fue en el Benicassim del 2002, o en la presentación en Granada de Los planetas contra la ley de la gravedad. Sin embargo tienen una leyenda negra detrás, no todo el grupo, si no Jota, su cantante. Como ya he dicho, yo he seguido escuchando sus canciones durante mucho tiempo, y nunca me han afectado esos comentarios salidos de tono, o más bien de las salidas de Jota en los susodichos conciertos. Sin embargo, hace unos meses fui testigo de una de sus salidas, no en un concierto suyo, fue en el que dieron The Ladybug Transistor en el Sugarpop de Granada. Allí estaba él, viendo el concierto, como uno más, claro está, sin nadie que le pidiera autógrafos ni nada de eso, pero todo el mundo sabía quien era, todo el mundo lo observaba, miraba con quién hablaba, qué hacia, si se pedía una copa, ya que, era Jota, y era Jota en el Sugarpop, si hubiera estado en el Corte Inglés, pues no hubiera pasado nada, pero claro, estaba en el Sugarpop rodeado de aficionados a la música. Creo que a él no le gustó mucho el concierto, ya que estuvo sentado en unos asientos, tumbado más bien, jugando con su paquete de tabaco, y mirándolo como si fuera una cámara de fotos con la que poder fotografiarse. ¿Sabe Jota que tiene el poder de ser observado?. Seguramente sí, porque, aunque el concierto fue muy elegante, y ellos tocaron de maravilla, hubo un segundo espectáculo y fue él, haciéndose el interesante, como si ya todo la música estuviera inventada, como si lo músicos que allí estaban tocando no tuvieran ninguna magia para él, ni nada que le pudieran aportar y a mí en ese momento me vinieron muchas cosas a la cabeza, y una fue que Jota era un maleducado, como poco, y que para ver un concierto de esa forma, mejor se hubiera quedado en su casa, o puede que le guste salir para dar estos espectáculos y cimentar mejor su leyenda negra. No lo sé. Lo que sí sé es que a partir de ese día, dejé de admirarlo un poco, dejé de pensar que un hombre así pudiera ser un genio de la música, dejé de querer escuchar sus nuevos discos, ya que al Jota anterior a hace dos meses no lo conocía, pero al de ahora, aunque sigo sin conocerlo, sé lo que a veces hace. Así que no voy a prestar mucha atención a su nuevo disco, puede ser por lo que me pasó, puede ser porque creo que los planetas se deberían plantear un cambio radical en su música y creo que no lo van a hacer en mucho tiempo, creo que aunque hayan sido muy grandes, también la grandeza hay que cuidarla cada día, y cada vez que se ofrece algo nuevo al público, haber trabajado para mejorar lo anterior. En fin, es lo que creo. Todo queda dicho.

Amador Aranda.

The ladybug transitor.


Comentarios

david ha dicho que…
Yo ya no tengo ningún interés por el próximo disco de Los Planetas. En parte me da pena, es como dejar atrás una etapa, pero cuando el arte se hace sin sufrimiento, pues los resultados dejan bastante que desear.
Por otra parte las ilustraciones ya no serán de Aramburu, y por lo que he visto van a estar bastante lejos del nivel que tenían antes, y eso que el último disco no me gustaba especialmente.
Amador Aranda ha dicho que…
Sí, es verdad. Es como cerrar una etapa. Lo de Aramburu no lo sabía, qué pena, y qué perdida no tener esas magnificas portadas.
serchase ha dicho que…
La verdad no sabía nada de esa "leyenda negra" no tenía ni idea de que fuese así. Yo personalmente e vivido una experiencia parecida:

Hace unos años estuve en vallecas viendo un concierto de Extremoduro (no sé si sabreis quienes son) bueno yo soy admirador de Rober (cantante y guitarra principal) y cuando llebaba la mitad del concierto pararon ha hacer un descanso (lo habitual) bueno cual fue la sorpresa que al rato salieron los organizadores diciendo que ya había terminado el concierto debido a que en el descanso habían pillado un ciego que no podían seguir!! Desde aquel día me desilusioné pero la verdad tengo ke reconocer que aún me sigue gustando su música a pesar de lo que hizo.
Un saludo!!
playground ha dicho que…
Mi historia con los planetas es de amor-odio. Es un grupo que "por defecto" no debería gustarme. No soy fan del ruidismo rockero, me cuesta, me jode no oir las letras, me aburre tanta paja mental. Pero tengo que reconocer que sin poder remediarlo me han hecho sentir muy bien con algunas de sus canciones, porro de por medio, todo sea dicho. Así que la noticia de que van a sacar disco, cuanto menos, me alegra. Ya veremos...
combatientes70 ha dicho que…
los vi en directo hace unos 6 meses en cordoba, sonaron bien, pero lo que hicieron fue una especie del omega de morente y lagartija nick, la verdad es que no me interesaron nada, por lo visto por ahí van los tiros de su nuevo disco, a mí tb me dejaron de interesar hace un tiempo, el último disco no me dijo nada, pero debo de reconocer que sus 4 primeros discos son de lo mejor del pop español y marcaron una época ... y un buen día es poesia...
Rafa GH ha dicho que…
Los Planetas van cuesta abajo. Están perdiendo el nivel de una forma alarmante.

“Súper 8”, “Pop” y “Una semana en el motor de un autobús” son 3 obras de arte rotundas. “Unidad de desplazamiento” y “Encuentros con entidades” tienen un nivel bastante aceptable. Pero progresivamente peor. “Contra la ley de la gravedad” es ya un trabajo bastante flojo.

Pero esto no solo lo he notado en los discos. Los he visto 3 veces en directo y también han bajado una barbaridad. El último concierto que los vi fue en El Ejido en un festival el verano pasado y me parecieron hasta malos. Me aburrí como una ostra, la gente sentada en la playa a su rollo y pasando del concierto. Hasta nos fuimos antes de que acabaran. Las canciones nuevas me parecieron bastante flojas y la apatía de J. me pareció lamentable.

A mi me encantan Los Planetas. Cuanto mas te gusta algo mas te jode que te decepcione. Creo que el nuevo disco va a ser bastante mediocre, pero, por supuesto, le daré más de una oportunidad para que puedan hacerme cambiar de opinión.
Amador Aranda ha dicho que…
La verdad es que sí. Tu eras mucho más fan de los planetas que yo, es más, yo creo que me aficioné a los planetas por ti Rafa..en fin. Han sido muy buenos.
Capitán Alatriste ha dicho que…
¿6 meses ya del concierto de Los Planetas en Córdoba? Jo-der.

A mí no es un grupo que me guste especialmente, pero sí alguna que otra canción. Por cierto Amador, estoy un poco de acuerdo en el fondo de tu mensaje, en eso de que no conozcas nunca a nadie a quien admires, pero de todas formas no veas como la has cogido con el chaval, jaja, porque no le molara el concierto y se estuviera aburriendo...también tendrá su derecho no? jeje

Ah, y otra cosa más, os juro por Dios que eso de que Extremoduro paraba a hacer un descanso de un concierto y no salían a tocar más era una leyenda urbana. A mí me molaban mucho de mi época universitaria -qué cosas- y la anécdota que tú has contado de Vallecas la he oído cientos de veces.
mykelangelo ha dicho que…
por partes:

- con lo que vale ir a ver a los rollings me compro un billete a london y me veo algún grupillo de estos que hay ahora con gente viva en el escenario y eso... qué cosas!

- el que los artistas sean 'malos' o 'buenos' o simpáticos o antipáticos, es algo que en principio no me influye. siempre me fijo en la obra, si me gusta 'la compro'. con respecto a esto, a veces pienso que los 'genios' o 'geniecillos' de turno tienen que ser así en realidad sin más remedio. sólo una mente distinta o retorcida puede parir según que cosas. en cuanto a las salidas de tono, creo que forman parte de su propio ego y de cómo lo tienen que alimentar para poder seguir creyendo en sí mismos y poder subirse a un escenario delante de un montón de gente que les juzga(mos). Recuerdo bien la experiencia con el tal Jota este en la Sugarpop, yo estaba allí (qué bien lo pasé, por cierto). Yo no lo ví de esa manera en realidad, para mi fue una salida de tono de 'miraqueprofundoyartistillaquesoyqueparaapreciarlamúsicacomosedebemetumboyhagoelchorrasobreunostaburetes'. claro, todo esto acompañado de una pose de indolencia que le hace parecer que él sabe lo que está escuchando y que es el único que realmente lo aprecia en su justa medida. en fin, este tipo de gente - peluos que diría mi amigo pedro - que muchas veces viven más de la imagen que de lo que realmente hacen, escuchan, o asimilan de la subcultura en la que militan.

- como otros muchos grupos de música española, los planetas son para mi una asignatura pendiente. y es que el múndo anglosajón me tiene muy entretenido normalmente. en cualquier caso es triste y a la vez parece que ley de vida, que a los grandes les pasen estas cosas, mira si no a los rolling!!! jajaja he hecho un bucle!!! :P
David ha dicho que…
¿Por qué hay gente que va a los conciertos a hablar?
Si no te interesa, ponte detrás y apoyado en la barra pues te pones a hablar, pero encima no te pongas en primera fila.
Aquí entono un poco el mea culpa, si el telonero no me interesa pues, ala, a hablar, pero en cuanto empieza el concierto principal, todos callados.
Amador Aranda ha dicho que…
Sí, a mi me pasa igual. Y si el concierto no me gusta, o no voy, o me salgo...pero bueno.
Por cierto, yo Miguel Angel, yo distingo entre música y cine, en relacion a las primeras obras. pero es larga la explicación, ya te la diré, o si no, haré una entrada.
nemam ha dicho que…
el Jota es un pesao y un repelente...pero la canción del disco nuevo "alegrias del incendio" me gusta cada día más... la habeis escuchado?
Anónimo ha dicho que…
eres un poquito exagerado y maniático...
bueno, no te preocupes tu blog mola,
lo seguiré leyendo y eso,
también seguiré oyendo a la pantoja,
un saludo
Amador Aranda ha dicho que…
mu bien, tu escucha a la pantoja, yo ahora escucho el disco de los planetas...al final me gustan algunas canciones...va a resultar que sí que soy un maniático.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …