Ir al contenido principal

El club de los lectores distanciados.

Se pararon las series. Todas, o casi todas las que yo veo. Imagino que en Estados Unidos será normal, pero aquí, que estamos acostumbrados a ver dos capítulos seguidos en la tele, pues, resulta raro. Y qué he hecho, bueno, lo que debería haber hecho sería ponerme a leer ya de una vez el libro de Almudena a ver si lo acabo, y no empezar otro como he hecho, o no sé, ver películas que tengo atrasadas y que están criando polvo en la estantería de la sala de estar, pero no, no he hecho nada de esto, me he puesto a ver otra serie. Brother and sister, o Cinco hermanos como se llama aquí. Es una serie bonita, aunque hay cosas que no me terminan de enganchar. La verdad es que a veces me sorprendo hasta yo de cómo puedo llevar tantas a la vez, pero realmente es que no llevo tantas, porque algunas caen en el camino, a una le ha pasado hace poco, Six degrees, que creo que pronto estrenará cuatro. Me da pena dejarla, pero no ha terminado de convencerme del todo, aunque debo reconocer que el tema principal me pareció muy interesante. Six degrees juega con la teoría de los seis grados, como bien dice su título; la teoría dice más o menos que todos tenemos la posibilidad de conocer a cualquier persona en el mundo, y que la distancia entre cualquier persona y nosotros es de seis, como máximo, claro está. En la serie juegan con esto, como ya digo, pero bueno, su mundo es sólo Nueva York, y todos se van encontrando y desencontrado sin conocerse, y cada uno afecta sin conocerse a otro que está a seis grados de él. Creo que esto también es la teoría del caos.

Como ya dije el otro día, casi todos conocemos nuestros gustos musicales, pero también conocemos los literarios, lo que pasa que gente que lee de forma compulsiva o habitual es menor que la que escucha música. Yo, además de leer e intentar descubrir joyas de la literatura pululando por el mundo, también acepto recomendaciones, sobre todo de David, Noelia y de Antonio. Ellos también las aceptan de mí, pero a su vez, también ellos son recomendados. Noelia tiene a su hermana Amalia que es una gran lectora que de vez en cuando le obliga a leer algún libro, que luego yo leo, y recomiendo a David y a Antonio, los cuales…imagino que también recomiendan. Es más, lo sé. Pongo un ejemplo. Amalia, que vive en Huelva, recomendó a Noelia “La historia del amor” de Nicole Krauss, Noe me lo regaló a mí, yo se lo dejé a David que vive en Madrid, que a su vez se lo dejó a su madre que creo que ahora lo lee, y también se lo recomendé a Antonio que creo que se lo regaló a Javi, de esto no estoy muy seguro. También está el caso al contrario: David lee Los Girasoles ciegos de Alberto Méndez; me lo recomienda, yo lo leo y me encanta. Se lo recomiendo a Noelia, que incluso llega a montar en teatro uno de los relatos, ella a su vez se lo recomienda a Alatriste, que vive en Córdoba, y también Antonio lo lee, y por supuesto Noe, se lo recomienda a Amalia, que como ya he dicho vive en Huelva. Así que la recomendación viaja de David en Madrid, hasta Amalia en Huelva, o Alatriste en Córdoba. Y por supuesto, los extremos no se conocen. David y Amalia no saben nada el uno del otro, sólo lo que acabo de poner en ésta entrada, y sin embargo se influyen en sus lecturas, sienten igual, en cierto modo también tienen un pensamiento parecido, que gracias a la literatura y a los amigos comunes, les hace estar más cerca el uno del otro de lo que parece. No sé si serán grados de separación literaria, lo que sí sé, es que esto tiene algo de mágico, o a mi desde luego me lo parece.

Amador Aranda.

Comentarios

david ha dicho que…
¡Qué bonito!
Yo antes tenía un amigo que leí muchísimo, y su padre también, y gracias a él aprendí mucho.
Ahora me limito a lo que leo por internet y a lo que me recomienda Amador.
combatientes70 ha dicho que…
a mí me pasa lago parecido, pero con esta teoria del libro, que unos a otros se recomiendan y afectan a sus vidas, hay una obra de teatro que se me acaba de ocurrir, gracias amador por darme la idea... pero se me están empezando a mezclar pesonajes... y creo que algo va a salir... que bueno es leerte, amigo.
serchase ha dicho que…
A mi me encanta leer pero tengo un pequeño problema!! jeje!! lo único que me gusta leer son libros de guerra!!! me podríais aconsejar un libro que no sea de guerra muy bueno para lograr me que gusten otros tipos de libros? Un saludo!!
Amador Aranda ha dicho que…
Uf, qué dificl serchase...Yo no sé si me atrevo, a ver por aquí qué te dicen. Pero voy pensado en un libro de lectura infalible, que los hay, pero puede que no para todo el mundo, como en todo, imagino.
David ha dicho que…
Serchase, yo te recomendaría dos libros, que aunque sea tangencialmente, son de guerra. Eso sí son un poco duros para empezar, pero están muy bien.
Empezaría por el primer tomo de Herrumbrosas lanzas, de Juan Benet, y si te gusta, pues continuas con Volverás a Región, también de Benet, pero éste es difícil.
También te puedes leer Soldados de Salamina, de Cercas.
Y por encima de todos estos El jinete polaco, de Muñoz Molina.
combatientes70 ha dicho que…
pues yo algo que no sea de guerra, te recomendaría: un libro estupendo que se llama Twelve de nick mcdonell, estaciones de paso de almudena grande o las edades de lulu, historias del kronen de miguel angel mañas, garras de astracan de terenci moix... y porque no un libro que me hizo mejor persona a los 16 años, la sombra del cipres es alargada de Miguel Delibes... entre otros...
Amador Aranda ha dicho que…
Estoy de acuerdo con David en soldados de Salamina, en los otros no. David, por dios...que Benet es mu dificil, y el Jinete Polaco, es muy grande, pero no para primeras lecturas, hay que iniciarse primero. Es como si a un primerizo le das a escuchar a Primal Scream, se asusta...bueno, no sé..digo yo.
Con Antonio estoy de acuerdo en todos.
David ha dicho que…
Quizá con lo de Benet me he pasado, pero El jinete polaco tampoco me parece un libro difícil.
Quizá Curioso incidente del perro a medianoche, el mismo Los girasoles ciegos, algún libro de Lorenzo Silva, ninguno de L.E.,
David ha dicho que…
Añadiría otro libro, Qué te voy a contar, de Casariego.
Amador Aranda ha dicho que…
mejor ahora, y además, muy de acuerdo.
El curioso incidente del perro a medianoche es un libro estupendo para iniciarse. También vida de Pi, aunque ya sabemos tu y yo , que ese a ti, jeje.
David ha dicho que…
Es curioso que a veces lees un libro o lees una película y de repente aparecen en todos los sitios, en la radio, en los sitios de internet que más visitas..
Dicen que es porque si no lo conocías antes no te fijabas, pero a veces hay coincidencias que sobrepasan lo normal.
serchase ha dicho que…
Muchas gracias a todoss!! En serio!! Voy a ver si me pica el gusanillo con alguno!!! Me parece que me voy a decantar por: Soldados de Salamina, garras de astracan y Twelve de nick mcdonell. Este último ya me lo habían recomendado anteriormente y junto a los otros dos intentaré encontrarlos.

Gracias a todos de nuevo!! Un saludo!!
Capitán Alatriste ha dicho que…
Este es un post bastante chulo, sí señor. Los libros que más me gusta leer son los que me recomiendan mis dos o tres "recomendadores especiales". Así llegaron a mí auténticas joyas, algunas desconocidas. A este grupo he agregado a Noe, que lleva dos de dos (Marías y Girasoles ciegos).

Yo suelo leer entre 50 y 60 libros al año, que según para cual, podrían parecer muchos, pero a mí me parece un número ínfimo, sobre todo cuando me paro a pensar que, a ese ritmo, no terminaré de leer ni una centésima parte de los libros que me gustaría leer en toda mi vida, eso en la previsión, también optimista, de tener una vida más o menos longeva. En mi blog tengo una sección donde voy colgando anécdotas o reseñas de los libros que termino. Siempre he pensado hacer un apartado especial con esas lecturas importantes que uno ha tenido en su vida, pero al final, como tantas cosas, nunca termino de ejecutarlo.

En fin...saludos.
Anónimo ha dicho que…
Amador, me ha encantado leer esto, ya lo sabes. Para mí tus recomendaciones son siempre palabra de DIOS. Me pasa igual con mi hermana a la que con los años estoy aprendiendo a mirar más y mejor. Es una gran lectora, curiosa, paciente...adora a Javier Marias así que...con eso ya es más que suficiente y se emociona leyendo a Muñoz Molina...ES PERFECTA.
Alatriste me recomendó "El último encuentro" de Sándor Márai, y me ha encantado, ya está en las manos de mi hermana y espero que siga la cadena.
Un saludo
noe ha dicho que…
Que la anónima era yo, pero ya lo habrás adivinado no?
Capitán Alatriste ha dicho que…
"El último encuentro" es, sin duda, el mejor libro que he leído en los dos últimos años.

Os lo recomiendo encarecidamente.
Amador Aranda ha dicho que…
Lo leeremos. Yo tengo ganas, a Noe también le ha gustado mucho.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …