Ir al contenido principal

Mirada joven.


Desde hace unos cuantos meses, colaboro con el C.I.J. de Martos en la elaboración de su revista bimestral, "Mirada Joven". Mi función: la editorial, cosa que no sé hacer. Así que lo que intento es escribir algún que otro artículo, más o menos de interés para los jóvenes, y que no resulte del todo aburrido; no siempre lo consigo. Os dejo el que he escrito para el último número, y que saldrá en unas semana, creo. Espero que os guste. Ah, y bueno, va destinado a un público adolescente, eso hay que tenerlo en cuenta.


Desde hace un tiempo sigo con absoluta devoción al filósofo José Antonio Marina. A mí, como imagino que a muchos de los que leéis esta revista, la filosofía me aburre soberanamente, estoy seguro que porque nunca tuve a un buen profesor que me la enseñara y me hiciera entenderla con pasión, como imagino que Marina, profesor de Bachiller, ha hecho con sus alumnos. “La inteligencia fracasada” fue el primero de los libros que cayó en mis manos, el cual devoré con absoluta entrega. Aún no he podido comprar el último, lo intenté comprar en Martos, pero en la papelería San Antonio, (que es el único sitio donde hay novedades) no lo tenían, y no he salido de Martos en dos semanas (imagino que lo compraré en Granada el próximo fin de semana). Sin embargo, pude descubrir algo del libro, ya que me encontré (figuradamente) a Marina hace unos días en una entrevista en CNN+. “Anatomía del miedo” es su nuevo ensayo, y en él, por lo que pude entrever, hace un análisis del miedo que el hombre sufre en la sociedad, y como éste miedo le impide alcanzar una felicidad absoluta, y plena, unido, eso sí, a otros factores como la autorrealización. Hablaba luego de que cada edad soportaba su propio miedo: los niños pequeños, tenían que soportar el miedo a las caras, a las cuales acababan acostumbrándose sobre el año y medio; hablaba de la pubertad, de los adultos, ancianos…y de los adolescentes. Los adolescentes también tienen miedo, pero su gran temor, no es aprobar o suspender una asignatura como les gustaría a sus padres, ni pensar en qué trabajo tendrán de mayores, no, su gran miedo, según Marina, es el hecho de sentirse rechazados por sus compañeros y amigos. Integrarse, todos lo hemos hecho, y los adolescentes quieren entrar en la sociedad por medio de los amigos; por eso todos visten igual, hablan igual, piensan más o menos igual, no porque no tengan personalidad, es más bien para no ser diferentes y poder ser rechazados por éstos amigos a los que quieren unirse. Pueden que la adolescencia sea el momento de nuestra existencia en la que el hombre se da cuenta de que la vida es un camino solitario, y sea la causa de que ellos tengan esa necesidad de integración. Algunos (no todos, afortunadamente) dejan de hacer caso a los padres, y encuentran en las palabras de los amigos las mejores recomendaciones, los mejores consejos, los más profundos pensamientos. Por esto son tan importantes los educadores, tanto lo de los colegios que los van a seguir formando para hacer de ellos adultos responsables, como los educadores que se van encontrado en la vida: los responsables de los Centros de información juvenil.
Tengo una relación muy estrecha con el CIJ de Martos, y allí he podido ver como los adolescentes se abren como nunca lo harían con sus padres, pero sí con sus amigos; cuentan sus problemas, hablan de sus primero amores, de sus grandes decepciones, de sus vidas cargadas de circunstancias adversas. Por eso hay que seguir trabajando con ellos, haciéndoles ver que la adolescencia es sólo un puente inestable por el que hay que pasar para llegar a la orilla de la edad adulta, que será más difícil, más competitiva, con más miedos, pero llegar con la cabeza bien amueblada de ideas, siempre nos ayudará a superar las dificultades.

Así que, amuéblate bien la cabeza, y sobre todo, déjate aconsejar con la decoración.

Amador Aranda Gallardo

Comentarios

hamster-luisma ha dicho que…
Creo que tú y yo hemos tenido el mismo profesor de filosofía sino me equivoco, jeje. Con él lógico que la filosofía no le interesara a nadie.
Oye, es que no he encontrado tu mail por ningún lado. Hace tiempo que quería hablar en Martos al Día de la revista Mirada Joven: cómo se creó, quien la compone, temática, cuando sale, cómo se puede colaborar..

Tú que estás metido, a ver si me pasas el email de quien lleve esto. Un saludo! redaccion@martosaldia.es
Capitán Alatriste ha dicho que…
Yo no he leído nada de Marina.

El artículo, salvando algunas repeticiones que corregiría me parece muy bien enfocado para los chavales.

Saludos.
Amador ha dicho que…
Sí. Le falta algún retoque. Ya le daré un repaso, y también el final, tendria que poner algo más, pero bueno.
A Marina tienes que leerlo ya, al tiempo de ya...Que es tremendo. Y si puedes verlo en alguna entrevista, te lo recomiendo, es hipnótico el tío. Muy bueno.
Capitán Alatriste ha dicho que…
A ver, ¿por dónde empiezo con Marina?
Además, hay otra cosa que tengo pendiente desde hace tiempo y veo que por aquí hay expertos en la materia: Marías. ¿Por cuál comienzo?
Amador ha dicho que…
Pues Marina, por la inteligencia fracasada, sin duda. y Marías, por Corazón tan blanco, luego, el hombre sentimental, todas las almas, y mañana en la batalla piensa en mí. Ya luego puedes, negra espalda del tiempo...y ya si no te gusta, déjalo, eh...que llevas muchos libros. Es broma. No sé qué dirá David (porque noe no se digna a entrar en el blog). Pero eso sí, empieza cuanto antes con Marías, que es una gozada cuando logras entrar en su mundo.
Fumandoespero ha dicho que…
Neneeeeee, tu crees que los educadores de los CIJ son la virgen de Lourdes? Pues no, jomio, no, son más bien la última puta de los ayuntamientos, que se remangan para afrontar labores educativas no siempre gratas, a veces en oposición a lo politicamente correcto, a veces de manera sutil, a veces porque la adolescencia es esa época de soledad.... es verdad que es muy importante su labor. Siempre que esta labor no sea volver a los jóvenes más miedosos, más resentidos, más cotillas, mas encerrados en un gueto, en fin siempre que tengan mínimos fundamentos sobre como debe desarrollarse la labor de educador y, sobretodo, sentido común.
David ha dicho que…
Alatriste, para empezar con Marías, tiene razón Amador, lo mejor es Corazón tan blanco. Su inicio es maravilloso, y contiene lo mejor de Marías, sobre todo unas frases larguísimas que juegan con el tiempo. Si te gusta éste, que seguro que sí, te lees Todas las almas y Mañana en la batalla...
También es muy recomendable el libro de Marina. Marina tiene una página web, pero ahora mismo no me acuerdo de la dirección.
Por cierto, el artículo está bastante bien, no sé si lo de la decoración se refiere al peinado (muy discutible en esas edades).. ideas...
mykelangelo ha dicho que…
interesante el marina este ...

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …