Ir al contenido principal

que no se nos pase ná

Desde hace ya unos año, mi obsesión por el cine, la música y los libros, va en aumento. Es raro, pero tendría que ser todo lo contrario, que cuando eres más pequeño se tendría que tener una capacidad mayor de absorción y a medida que se creciera esa capacidad mermara: no es mí caso. Intento leer, escuchar y ver todo lo que puedo, y por supuesto no puedo, porque no hay tiempo suficiente en la vida para leer todos los libros, ni para escuchar toda la música, ni para ver todas las buenas películas. Así que llega el día en que se empieza a seleccionar: los libros no sólo se leen por lo que dicen en las contraportadas, sino que se busca alguién que los haya leído, critico o conocido, y ya de ahí se decide si se lee; por supuesto, se obvia casi todo lo comercial. En cine, pasa igual, o se ha escuchado a algún crítico fiable, o no se va al cine, aunque, bueno, la pérdida de tiempo es menor. Y en música...hay un gran problema: hay mucha música, y además no se pierde mucho tiempo escuchando un disco. Cuando digo que hay mucha música me refiero a la música independiente, porque yo no escucho mucha música comercial, y cuando lo hago...hago como que no me interesa. Pero éso ha cambiado, al menos con un disco. Future sex love sounds de Justin Timberlake. Sí, éso he dicho...el Justin, el de los Nsync ésos...el que fue novio de la Britney y le sacó la teta a la Jackson. Pues me gusta su disco, quizá no entero, pero tiene grandes canciones...y es que , no se nos puede pasar ná. Os dejo la canción.


Comentarios

M. ha dicho que…
odio decir esto pero: yo lo vi primero!!! jajaja, le sigo desde el anterior album. es una mezcla entre prince y michael jackson en algunos momentos. y sí, es comercial, a veces demasiado, pero las canciones tienen mucha calidad en su mayoría. en su estilo es el mejor. tb recomiendo los vídeos. en fin, no sólo de guitarras vive el melómano.
M. ha dicho que…
por cierto, se me olvidaba, sí, es verdad. a veces somos un poco obsesivos con nuestra afición a la cultura y al arte ( por resumirlo así). pero yo digo que eso es positivo. cuanta gente hay que se aburre con sólo dejar de trabajar? los que no tienen ningúna afición, a los que no les puedes ni siquiera regalar en su cumpleaños porque no son aficionados a casi nada?.

la cultura es un bién más práctico y útil de lo que siempre nos han vendido. nos ayuda a vivir, nos provoca curiosidad, esencia de la condición humana. nos hace tener metas, anhelos, soñar. tener una vída mucho más completa que ir al trabajo, volver y tragarte un reality show (que tampoco están mal).

los niños que se están criando sin saber dónde están las islas canarias, si tener unos mínimos horizontes culturales serán, desde mi punto de vista, más desgraciados que los que hemos tenido unos mínimos. cómo te puede apetecer viajar a algún sitio si no sabes ni lo que hay allí?

en fin. que me alegro de tener este apetito.
David ha dicho que…
M tienes toda la razón del mundo, en el segundo comentario (respecto al primero, cabe decir que soy más espeso que amador y tú asimilando las novedades...)
Las ganas de leer un libro, ver una película, escuchar un disco, pueden hacer que tu vida sea mejor o peor. Ver una buena película en un mal momento puede ser maravilloso y en cambio, ver una mala puede oscurecer aún más tu día gris.
Pero agobia mucho el saber que no vas a leer nunca todo lo que te interesa,ni vas a ver todo el cine que te gusta, ni asimilar toda la música que merece la pena.
Pero es mejor eso que no esperar nada.
M. ha dicho que…
pues a mi no me agobia el no leer y el no ver todo lo que hay por ahí. me parece maravilloso que haya tanta oferta y tb me parece bien que no nos de tiempo escudriñarlo en su totalidad. me da la sensación parecida a cuando miras al horizonte. siempre hay algo más allá.
Nacho ha dicho que…
Y estos tres nos venden la moto de que no visionan/escuchan/leen todo lo que desearían...

Si visionaran/escucharan/leyeran más de lo que visionan/escuchan/leen, sus mejores amigos serían un plasma, un iPod o los empleados de la FNAC.

Entradas populares de este blog

Casa David

Los indeseables.

Quién les hubiera de decir a las “galas de cine” que en unos años se iban a convertir en fenómenos de masas. Yo, que como aficionado al cine he visto muchas, puedo confirmar que excepto en el noticiario del día siguiente, los premios y las galas pasaban sin pena ni gloria, más allá del comentario popular de: esta ha ganado diez Oscars, o diez Goyas, y no es tan buena…o el vestido de aquella, o el disfraz con el que fue aquel...o la maldad de turno, que también las había...y las hay, y que en cierto modo siempre ha formado parte del visionado de las galas entre amigos: una diversión blanca que no salía del salón donde se veía la gala.
Pero las redes sociales y en especial Twitter, lo han cambiado todo. Las galas son el mejor momento y el mejor escaparate, para que las lenguas, a veces originales, y otras algo viperinas, comenten lo que está pasando en su televisión. Criticar una gala de cine sin saber de cine está a la orden del día. No hace falta ver las películas, ni conocer a los ac…

Las furias cotidianas.

Los viajes siguen siendo interesantes. Madrid sigue siendo interesante. Amigos, familia, visitas, cine, teatro. La lluvia nos recibe a nuestra llegada. La lluvia, y un apartamento en “la puerta del Sol” que no sabemos si nos gusta o no. Apenas sin tiempo nos vamos al teatro. Apenas sin teatro nos vamos al tiempo.  

“El gol de Alex”, la nueva obra de mi amigo Antonio Hernández Centeno. Ver obras de Antonio cada cierto tiempo en Madrid se ha convertido en un hábito muy agradable. En una excusa para volver. En una vuelta a la excusas. “El gol de Alex” es quizá la obra más personal hasta la fecha de Antonio, un texto lleno de dolor y desamor, que renace como el mismo autor, a una nueva vida, a un camino que será diferente, pero en el que se tiene que seguir caminando. Una comedia que es un drama, como las grandes comedias. Como los grandes dramas. Como la vida en la ficción.

Ficción también es la de “Selfie”, comedia, o drama, o simplemente una película sobre España, sobre la actual, o la …